Denuncian violencia de género por parte de Concejal RN de Santiago

Concejalas de Santiago entregaron  antecedentes al Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, sobre caso de violencia de género del concejal de Renovación Nacional, Miguel Morelli, en contra de una dirigenta vecinal de la comuna.

Tal como lo detalló la concejala Iracì Hassler estos hechos ocurridos recientemente fueron debidamente denunciados a Carabineros en su oportunidad, al realizar el edil de la Derecha  una serie de amenazas e insultos en la vía pública hacia la dirigenta Verónica Sagredo, además de proferir gritos en contra de su persona.

 

La concejala y candidata a alcaldesa por Santiago denunció que estas agresiones verbales y misóginas por parte de Morelli no son aisladas, pues han afectado también a algunas integrantes del concejo municipal capitalino.

 

Iraci Hassler recordó que estos sucesos de violencia de género no son nuevos en la administración  de Felipe Alessandri, reflejándose  además en la represión policial sufrida por alumnas de escuelas y liceos capitalinos o al ser discriminadas por causa de su orientación  sexual.

 

Finalmente, quien postula  a liderar los destinos de Santiago a partir del 11 de abril, relevó la urgencia de un municipio con enfoque de género, así como  el respeto y tolerancia que debe primar entre los vecinos y sus autoridades, concluyó.




Violencia de género: Se requiere de una nueva Carta Fundamental que resguarde la integridad física y psíquica tanto de las mujeres como de las disidencias sexuales

La Red Chilena contra la Violencia ya contabiliza 59 femicidios desde el inicio del 2020 a la fecha. Sólo en diciembre, se registraron 3 nuevos crímenes de esa connotación; una mujer asesinada por su conviviente, otra secuestrada por su ex pareja por cinco días y la última, víctima de un femicidio frustrado. Además, un estudio realizado este 2020 por la Corporación Miles en conjunto con el Centro de Estudios de la Mujer reveló que 1 de cada 3 mujeres sufrió algún tipo de violencia durante la pandemia.

Bárbara Sepúlveda, precandidata a constituyente y directora ejecutiva saliente de la Asociación de Abogadas Feministas (ABOFEM), afirmó que una de las grandes deficiencias del Estado radica en la ausencia de políticas robustas en torno a la prevención de la violencia de género.

En su diagnóstico, esta oleada de violencia debe ser una temática central en el marco del proceso constituyente, pues se requiere de una nueva Carta Fundamental que resguarde la integridad física y psíquica, tanto de las mujeres como de las disidencias sexuales.

 

La abogada constitucionalista aclaró que la solución no pasa por aumentar las sanciones para los feminicidas, sino que por un enfoque preventivo que permita focalizar la violencia de género a partir de la planificación territorial.

 

Bárbara Sepúlveda añadió que la nueva Constitución debe establecer un nuevo rol para los poderes del Estado, cuyo operar se han caracterizado por denostar constantemente a las mujeres que sufren situaciones de violencia.

 

Por su parte, Natalia Cuevas, concejala de Recoleta y encargada de mujeres del Partido Comunista, dijo que las temáticas de género deben estar puestas al centro del proceso constituyente, dada la insuficiencia de la institucionalidad a la hora de abordar dicha problemática.

 

La concejala de Recoleta remarcó que muchos municipios no poseen los recursos suficientes para implementar políticas de abordaje y prevención de la violencia de género en el plano local.

 

Natalia Cuevas denunció que el gobierno ha retrotraído muchos avances del anterior mandato, liderado por Michelle Bachelet, y prueba de ello, es el cierre de varios centros de la mujer, sumado a una serie de recortes presupuestarios y término de contratos a personal especializado en materias de violencia de género.

 

Además de los 59 femicidios contabilizados por la Red Chilena contra la violencia, se calcula que los intentos de asesinato suman el triple de los consumados, y esa organización señala además que desde 2017 se mantienen sin esclarecer 80 muertes de mujeres.




Organizaciones sociales interpelan a ministra Zalaquett por pasividad y falta de acciones ante ola de femicidios y violencia de género

Cansadas por los distintos hechos de sangre y de abusos recurrentes en diversos ámbitos sufridos por las mujeres en nuestro país, un grupo de dirigentas realizaron  una manifestación a las afueras del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, logrando finalmente entrevistarse con la titular  de esta cartera  Monica Zalaquett.

Tal como lo comentó la presidenta de la ONG Acción Mujer y Madre Virginia Palma, esta intervención buscó emplazar a un ministerio que desde el inicio de la administración  de Sebastián Piñera ha demostrado su incapacidad e ineficacia, tal como lo demuestra  la rotación de distintas personeras que no han sido capaces de ejercer un cargo vital para el mundo femenino.

 

La activista social detalló que en la oportunidad le entregaron a la ministrita Zalaquett su crudo análisis sobre la violencia física, económica y psicológica que viven a diario las mujeres y las propuestas para cambiar este complejo escenario.

 

Virginia Palma comentó que le advirtieron a la Secretaria de Estado que el Gobierno siempre ha llegado tarde en la aplicación de políticas de protección y resguardo hacia la mujer, tal como ha ocurrido con programas planteados  por las organizaciones  feministas, y que luego son replicados por la autoridad.

 

Del mismo modo la presidenta de la ONG Acción Mujer y Madre comentó que lograron de parte de la ministra de la Mujer en primer término, la difusión de la reunión sostenida , así como la  conformación de una mesa de trabajo conjunta que aborde temáticas de género.

 

Finalmente otro punto tratado en esta cita entre las organizaciones feministas y la ministra Zalaquett , es la preocupante  cantidad de crímenes cometidos en contra de mujeres, contabilizándose  a la fecha  56 femicidios, 3 suicidios femicidas y 2 crímenes contra trans de acuerdo a los datos de la Red Chilena Contra la Violencia Hacia las Mujeres.




Un emplazamiento a realizar la transformación cultural que plantea el movimiento feminista en pos de erradicar la violencia hacia las mujeres realizó Claudia Pascual

El ministerio de la Mujer y Equidad de Género registra 37 femicidios en lo que va del año hasta el 9 de diciembre, mientras que la Red Chilena Contra la Violencia hacia las mujeres contabilizó 50 casos hasta esa fecha.

La exministra del ramo, Claudia Pascual, afirmó que estas cifras constituyen un emplazamiento a realizar la transformación cultural que plantea el movimiento feminista en pos de erradicar la violencia hacia las mujeres.

 

Asimismo, Claudia Pascual abogó por la refundación de Carabineros en pos del abordaje oportuno de la violencia de género, considerando que sólo el 1 por ciento de las mujeres está recurriendo a dispositivos institucionales de denuncia, según la última encuesta Miles.

 

La exministra de la mujer y equidad de género, aclaró que no basta con el llamado de la actual secretaria de la cartera ,Mónica Zalaquett, a pedir penas ejemplares para los feminicidas, si no existe la voluntad política de invertir en materia de prevención y atención de la violencia.

 

Claudia Pascual acusó responsabilidad tanto del oficialismo como de sectores de centro-izquierda en la tardanza de la tramitación del proyecto de ley que garantiza el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, presentado durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet y que lleva más de 3 años en el Congreso.

 

La exministra de Estado detalló que la iniciativa viene a modificar la ley de violencia intrafamiliar, permitiendo el aumento de penas en el caso de violencias extremas como el femicidio, además de reconocer la violencia de género en parejas del mismo sexo.   

 

Finalmente, Claudia Pascual reiteró el llamado al Ejecutivo a dar celeridad al proyecto de ley que garantiza el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, el cual a su vez contempla recursos para que el Ministerio Público trabaje en el seguimiento de medidas cautelares aplicadas en contextos de violencia intrafamiliar




Impulsan campaña para ratificar convenio 190 de la OIT que busca erradicar violencia y acoso en razón de género

La Central Unitaria de Trabajadores, CUT, junto a sindicatos y centrales internacionales, impulsan una campaña, pidiendo ratificar el convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que busca erradicar la violencia y el acoso en razón de género. Del mismo modo, proponen incluirlo en la nueva Constitución para Chile.

La vicepresidenta de relaciones internacionales de la CUT, Tamara Muñoz, indicó que el Convenio 190 está vinculado con la recomendación número 206 sobre violencia y acoso, pues ambos fueron adoptados en 2019 como resultado de las grandes luchas del mundo feminista y sindical.

 

Tamara Muñoz añadió que dichos instrumentos ponen en relieve la importancia y la función normativa que tiene la OIT, proporcionando un marco para la adopción de medidas.

 

Por su parte, la exministra de la mujer y equidad de género, Claudia Pascual, dijo que el Convenio 190 de la OIT es un contexto de respaldo para las débiles legislaciones que existen en Chile.

 

Claudia Pascual explicó que si bien existen legislaciones en contra del acoso laboral, tanto en el sector público como privado, siguen siendo muy poco utilizadas, producto de que no tienen el respaldo jurídico normativo para garantizar los procesos de denuncia, acompañamiento y no re victimización del trabajador o trabajadora.

 

Cabe consignar que en junio de 2019, los 187 países miembros de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) adoptaron el Convenio N°190, orientado a eliminar acciones en el campo de las relaciones laborales que causen un daño físico, psicológico, sexual o económico. Sin embargo, a más de un año de la firma del documento, el Gobierno aún no lo envía al Congreso para su ratificación.




Mujeres marcharon hacia La Moneda exigiendo una vida libre de violencia

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, parlamentarias y dirigentas sociales entregaron una carta en el Palacio de La Moneda, en donde acusan  negligencia del gobierno para promover la entrega de recursos y  proyectos  en favor de las mujeres.

En la oportunidad la diputada Karol Cariola enfatizó que ya está demostrado que en la agenda de Sebastián Piñera,  no hay espacio para los temas de género.

 

Del mismo modo, la diputada Daniella Cicardini acusó que en Chile ya existía una pandemia tan dañina como el Coronavirus, cual es la indolencia  e indiferencia  por parte del Estado en materias de violencia hacia la mujer.

 

Para la encargada de la secretaría de la Mujer de la CUT Julia Requena, Sebastián Piñera debe entender que permitir la tercerización del trabajo femenino y no hacer nada ante una cesantía femenina que se empina en el 13 % también son manifestaciones de violencia.

 

La exministra de la Mujer, Laura Albornoz, lamentó que iniciativas  como la penalización del Femicidio  o la creación de Casas de Acogida para mujeres violentadas, no se hayan prolongado como una política de Estado por causa de este Gobierno.

 

Del mismo modo, la diputada Camila Rojas afirmó que mientras hoy  hay mujeres golpeadas y víctimas de abusos sexuales, vemos a un Ejecutivo  que no incrementa ni los recursos ni las propuestas de ley que eviten estas lamentables situaciones.

 

La presidenta de la Comisión  de Mujeres y Equidad de Género de la Cámara, Camila Vallejo, emplazó a Sebastián Piñera a terminar con los discursos y actuar de manera  decidida  para evitar más hechos de sangre que involucren a mujeres   en nuestra sociedad.

 

Tanto las parlamentarias como las dirigentas  manifestaron que a la fecha se han consumado 36 femicidos y se han registrado 132 intentos frustrados, por eso a través de esta misiva pidieron que el gobierno que le coloque discusión inmediata al proyecto la Ley Integral sobre Violencia de Género y ratifique el Convenio 190 de la OIT que sanciona el acoso en el trabajo, entre otras propuestas.




Virginia Palma, presidenta ONG Acción Mujer y Madre: “El día contra la violencia hacia las mujeres, debe ser una campaña sin tregua ni fecha”

En medio de una pandemia que reveló aumento por violencia sicológica y física hacia las mujeres en Chile, paralelamente existe un 84% de personas obligadas a pagar Pensión de Alimentos morosas. Esto significaría cerca de 500 mil causas las que podrían acogerse a esta normativa.

Luchar por detener la violencia hacia las mujeres, dar contención a muchas que la han vivido, que la están viviendo y reivindicar a la mujer en su posición en la sociedad, son los objetivos que desarrolla la ONG Acción Mujer y Madre desde 2015. En medio de una semana en que se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer -25 de noviembre- urge visibilizar las demandas que a la fecha, el Estado no ha sido capaz de cubrir: “No queremos que las historias se sigan replicando, este gobierno y los que vengan, deben establecer políticas transversales que permitan terminar con la vulneración de derechos de nuestras compañeras”, recalcó la Habilitada en Derecho y Presidenta de la organización no gubernamental,  Virginia Palma Erpel.

“Debemos educar al respecto, debemos forjar una campaña sin tregua ni fecha, que no haya épocas sin recordar la violencia que recibimos y todas las acciones que debemos ejecutar para que esto deje de ocurrir. Debe ser una causa constante y educativa. Necesitamos que niñas y niños identifiquen este tema, para evitar futuras muertes, asesinatos y femicidios”, puntualizó.

Para la especialista, “tras revelarse serias situaciones en pandemia, crisis sanitaria, económica y política, el llamado es hacia las autoridades del Estado, quienes deben hacerse cargo de temas que tienen un sesgo de género, indiscutiblemente”, criticó.

En medio de este escenario, las cifras del poder judicial dan la razón a Palma, considerando que en cuanto al retiro del 10% por deuda de pensión de alimentos, existe un 84% de personas obligadas a pagar Pensión de Alimentos morosas y serían cerca de 500 mil causas las que podrían acogerse a esta normativa. “Esto representa entonces, una deuda de $ 180.000 millones, la cual significa que setenta mil alimentarios, principalmente niños, niñas y adolescentes, no reciben lo que por ley les corresponde”, explicó la presidenta de la ONG.

Para Virginia Palma, esta situación no sólo denota que se les está privando de un derecho fundamental y básico a niñas, niños y adolescentes, sino que además “se puede ver la sobre exigencia y por ende, la violencia que se ejerce sobre las mujeres madres, quienes quedan a cargo del cuidado hijas e hijos. También existe un tema muy complejo en cuanto a la informalidad de los trabajos, porque son las mujeres las que mayormente realizan trabajos informales porque en este periodo de pandemia no han tenido acceso a beneficios totales y estatales, porque no lograron demostrar que tuvieron una baja en sus rentas y han debido buscar acciones para sobrevivir desde esta informalidad”, recalcó.

Protección puertas adentro

¿Cómo defenderte de tu agresor físico o sicológico en medio de un encierro que te obliga a convivir con él?, es la pregunta que mujeres se hicieron pensando en el bienestar de sus propias compañeras, comenzando el periodo de cuarentena. Por esto, desde la ONG Acción Mujer y Madre iniciaron el primer semestre de este año una campaña titulada “En silencio nos cuidamos”. Para ello fueron habilitados dos números de WhatsApp a través de los cuales mujeres pudiesen contactarse de manera silenciosa y revelaran si estaban viviendo algún circuito de violencia, con el fin de entregarles y mecanismos para socorrerlas. En sólo 15 días, la ONG recabó más de 200 llamados para solicitar orientación y contención, pero sólo un 5% de las mujeres manifestó intención de denunciar. “Fue muy complejo llevar a cabo una estrategia que no las pusiera mayormente en riego del que ya estaban corriendo. Semanas después, el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género replicó nuestra campaña a nivel nacional y asumieron un tema que consideramos que llega tarde, porque debería haberse desarrollado antes de vivir este confinamiento”, destacó Virginia Palma.

“También debimos analizar la violencia económica de mujeres que viven sometidas al ingreso del jefe de hogar y que termina en otros tipos de violencia: la sicológica y física. Y la mujer no puede huir, porque no tiene medios para hacerlo entonces se sigue resignando a que por tener cierta estabilidad, muchas veces reducida a techo y comida, se deba aguantar este tipo de forma de violentarla”, agregó.

Tras el estallido social del 18 de octubre de 2019, se ha develado que los derechos humanos se violan de manera sistemática y continua en Chile. “Las mujeres no estamos ajenas a esta realidad. Se vivió violencia policial dirigida hacia las mujeres, violaciones, acusaciones de abuso sexual por parte de la policía, situaciones de tortura, incluso”, señaló Palma.




Claudia Pascual acusa falta de voluntad política del gobierno a más de dos años de haberse comprometido a dar celeridad a proyecto de ley que garantiza el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia

La dirigenta política y exministra de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Pascual, hizo un nuevo llamado al Ejecutivo a dar celeridad al proyecto de ley que garantiza el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, presentado durante el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet y que actualmente se encuentra en la Comisión de la Mujer del Senado.

Pascual acusó falta de voluntad política por parte del gobierno, a dos años y medio de haberse comprometido a apurar la tramitación de esta iniciativa, en respuesta al Mayo Feminista de 2018.

 

Claudia Pascual detalló que el proyecto de ley que garantiza el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, contempla recursos para que el Ministerio Público trabaje en el seguimiento de medidas cautelares aplicadas en contextos de violencia intrafamiliar.

 

La ex secretaria de Estado destacó que la iniciativa legal también viene a modificar la ley de violencia intrafamiliar para que ésta reconozca la violencia económica, junto con aumentar las penas en caso de femicidio.

 

Asimismo, Claudia Pascual dijo que la propuesta inicial reconocía siete formas de violencia contra la mujer, a las cuales se sumó la institucional y política, fruto del debate parlamentario.

 

El proyecto de ley tiene por objeto prevenir, sancionar y erradicar cualquier tipo de violencia contra las mujeres, para lo que regula mecanismos de protección, acceso a la justicia y atención a quienes sean víctimas de ella, tanto en el ámbito público como en el privado.




Claudia Pascual: “Combate a la violencia de género pasa principalmente por una política sistemática de transformación cultural situada fuera de la estructura patriarcal”

Un 41,4% de las mujeres chilenas dice haber sido víctima de algún tipo de violencia, en su mayoría de carácter psicológico, según una encuesta bianual encargada por el gobierno y revelada este martes.

La cuarta encuesta sobre “Violencia contra la Mujer en el Ámbito de Violencia Intrafamiliar y en otros Espacios”, realizada entre diciembre de 2019 y marzo de 2020 a 6.775 mujeres entre 15 y 65 años, indicó que un 41,4% de las encuestadas dijo haber sufrido algún tipo de violencia, un aumento frente al 38,2% registrado en la anterior medición de 2017.

La dirigenta política y  exministra de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Pascual, afirmó que los resultados del estudio dan cuenta de la necesidad de seguir avanzando en políticas públicas para combatir la violencia estructural ejercida en el marco de un sistema patriarcal.

Asimismo, la dirigenta del Partido Comunista cuestionó la metodología empleada en esta última encuesta, considerando que en versiones anteriores se registraban muchos más casos de víctimas de violencia.

 

Claudia Pascual dijo que es necesario generar distintas alternativas de política pública para la prevención y atención de la violencia de género, en función de las particularidades de cada sector.

 

La exministra de Estado planteó que el combate a la violencia de género pasa principalmente por una política sistemática de transformación cultural, situada fuera de la estructura patriarcal.

 

Asimismo, Claudia Pascual sostuvo que la institucionalidad debe ser capaz de generar confianza en las mujeres, y romper con el sentir mayoritario de que las políticas públicas no son del todo efectivas.

 

La exministra Pascual concluyó que el abordaje de la violencia de género debe hacerse desde una perspectiva estructural,  más allá del gobierno de turno y su enfoque de política pública.




Las dramáticas cifras que arrojó la “IV Encuesta de Violencia contra la Mujer en el Ámbito de Violencia Intrafamiliar y en Otros Espacios”

Dos  de cada cinco mujeres en Chile ha sufrido agresiones físicas, psicológicas o sexuales en el último tiempo. Así lo revela el IV  Encuesta de Violencia contra la Mujer en el Ámbito de Violencia Intrafamiliar y en Otros Espacios, realizada por la Subsecretaría de Prevención del Delito. La consulta detalla además  un aumento estadísticamente significativo en relación a las mujeres que declaran haber sido víctimas de violencia alguna vez en su vida, ítem que aumenta de un 38,2% a un 41,4%.

Consultada sobre estas cifras, la presidenta de la ONG Acción Mujer y Madre Virginia Palma advirtió que esto se complejiza, pues cuando la víctima  opta por  denunciar, se encuentra una serie de obstáculos burocráticas  y de prejuicios que impiden solicitar protección a las autoridades.

 

La activista social sostuvo  que es muy complejo avanzar en medidas concretas en contra de la violencia intrafamiliar, cuando las organizaciones  civiles no son escuchadas  por parte de la institucionalidad  que está, supuestamente, en favor de la mujer.

 

Virginia Palma abogó para que las entidades privadas como ONG o Fundaciones tengan la potestad y el apoyo suficiente para acoger y escuchar  a las víctimas de violencia intrafamiliar, pues muchas veces las policías o el Ministerio Público son incapaces de cumplir a cabalidad esta misión.

 

Los datos más preocupantes de la IV Encuesta de Violencia en el Ámbito Intrafamiliar dan cuenta de un incremento significativo de la violencia sexual la cual sube un 2,1% a 2,8%. Además  aumenta la a ocurrencia de agresiones en el espacio público de un 25% a 46,9%. Otro factor que resulta preocupante en este estudio es  que cada vez son más las mujeres que reconocen haber sido objeto de algún tipo de abuso y malos tratos por parte de sus parejas, y ahora se atreven a contarlo o entienden que este tipo de conductas  no deben ser naturalizadas.