Equipos Constitucionales de Unidad para el Cambio y No Más AFP intercambiaron sobre sistema de seguridad social en el marco de la nueva Carta Magna

Los equipos constitucionales del bloque Unidad para el Cambio, bloque integrado por el Partido Comunista, Partido Progresista y Federación Regionalista Verde Social, se reunieron con una representación de la Coordinadora Nacional No más AFP, instancia donde realizaron un intercambio sobre las formulaciones que debiera contener la futura Constitución para crear un sistema de pensiones dignas.

El abogado Carlos Arrué detalló que en dicha instancia la coordinadora les hizo entrega de sus ideas fundamentales sobre la reforma de pensiones, apuntando a la necesidad de incorporar el principio de solidaridad y la creación de un sistema de seguridad social.

En ese sentido, el dirigente del Partido Comunista dijo que se trato de una reunión pertinente, y enmarcada en la coordinación constitucional que han venido realizando junto a diversas organizaciones sociales en las últimas semanas.

 

Carlos Arrué afirmó que tanto Unidad Para el Cambio como la Coordinadora No Más AFP coincidieron en la necesidad de crear un sistema previsional que entregue pensiones dignas, e incorpore el principio de la solidaridad.

 

El abogado Carlos Arrué concluyó en que todos coinciden en que hay que terminar con las AFP, y remplazar la lógica de capitalización individual por un verdadero sistema de seguridad social.




Diputado Velásquez (FRVS) ofició a Ministerio de Educación para que transparente proceso de retorno a clases 2020

El parlamentario, llamó a la autoridad a que diga de una vez si respetará la posición de los alcaldes de diversas comunas que han informado que no volverán a clases en lo que queda de este año “enarbolando las banderas de un federalismo tan necesario en este país en un proceso de crisis como éste”.

El diputado de la Federación Regionalista Verde Social, Esteba Velásquez, ofició al Ministerio de Educación, para que se pronuncie en detalle por Plan Paso a Paso en materia de vuelta a clases, expuesto hace unos días en la Comisión de Educación del Senado, respecto de su seguridad y sobre todo a fin de aclarar si se respetarán las decisiones ya expresadas por alcaldes de diversas comunas, que anunciaron que no retornarán a clases en lo que queda del 2020.

Sin embargo, a juicio del legislador, quien también es profesor, “no se tiene mayor detalle sobre cómo será el proceso, y si es que, en definitiva, el Ministerio obligará o no a las comunidades educativas a volver a clases. Por tanto, estamos pidiendo nos explique si volverán a la ceguera y tozudez del inicio de esta pandemia, cuando generaban  confusión en la población respecto lo que decía primero el ministro de Salud y luego el ministro de Educación que contrariaban a los alcaldes, o si permitirá que sean éstos quienes, en el conocimiento más real de lo que ocurre en cada comuna y enarbolando las banderas del federalismo innegable que implican estas decisiones, sean la voz oficial ante su comunidad en un tema tan complejo como es resguardar la salud de los estudiantes y sus familias”.

“Ante la escasa certeza y falta de orientación por parte del Ministerio de Educación, una buena cantidad de alcaldes a lo largo de todo el país ha estado informando a la comunidad, prácticamente decretando que los alumnos no van a volver de manera presencial a las clases este año 2020 y creemos deben ser respetados. Esta nuevamente es una suerte de federalismo por parte de las primeras autoridades comunales en cada ciudad del país, que por cierto compartimos, y necesitamos un pronunciamiento del gobierno, especialmente del Ministerio de Educación de qué va ocurrir al respecto. Está respaldando lo que los alcaldes están manifestando o no, como sea tiene que haber certeza porque lo peor que puede ocurrir es que la comunidad nuevamente tenga dos voces”.

Finalmente, el diputado recalcó que “valoramos la actitud permanente y sostenida de los alcaldes en esta pandemia quienes, a diferencia de otras autoridades, han puesto ante todo el cuidado de la salud de su población, y por cierto dicho cuidado no puede quedar ajeno al proceso de retorno a clases. Hoy por lo tanto reconocemos que en ánimo de proteger a los alumnos de determinadas comunas, los alcaldes una vez mas saquen las banderas del federalismo en el ámbito de la educación”, concluyó.  




Juventudes de Unidad para el Cambio explican graves riesgos de proyecto de ley que moderniza el sistema de inteligencia nacional

Los representantes de las juventudes políticas del bloque “Unidad Para el Cambio”, integrado por el Partido Comunista, la Federación Regionalista Verde Social, y el Partido Progresista, explicaron los riesgos de que se apruebe el proyecto de ley que moderniza el sistema de inteligencia nacional, más conocido como “Ley de Inteligencia”.

El ejecutivo ha insistido en tramitar la iniciativa en plena pandemia, a través de 11 “urgencias sumas”, presentadas entre el 3 marzo y el 2 de julio de este año. Sin embargo, y a pesar de que la legislación se encuentra ya en su segundo trámite legislativo, ha sido duramente criticada por implicar la aplicación de la denominada “Doctrina de Seguridad Nacional”, considerando a las organizaciones sociales y al movimiento popular como “enemigo interno”.

El presidente de las Juventudes Comunistas, Camilo Sánchez, denunció que el Gobierno busca hacer uso de todas las herramientas que le permitan asegurar la impunidad de las Fuerzas Armadas, en caso de que se produzcan violaciones a los Derechos Humanos, en el marco de un segundo estallido social.

 

Camilo Sánchez advirtió que por más violenta o aguda que sea la represión de agentes del Estado, el movimiento social volverá con fuerza a las calles una vez superada la crisis sanitaria, dando paso a enfrentamientos que podrían costar muchas más vidas que el primer estallido.

 

El presidente de la JOTA dijo esperar que los parlamentarios de oposición tengan un comportamiento institucional coherente con la democracia y el sector que dicen representar, a objeto de impedir que la arremetida de Piñera siga avanzando a nivel legislativo.

 

El presidente de las Juventudes Regionalistas, Gabriel Droguett, consideró que la agenda legislativa del gobierno en materia de seguridad y orden público, constituye un punto de encuentro para la derecha, en uno de los momentos más críticos de su historia.

 

Gabriel Droguett no se mostró sorprendido ante la nueva táctica del gobierno por buscar consensos con su sector político, en función de postergar el plebiscito de octubre e impedir un segundo estallido social en Chile por la vía de la represión de Estado.

 

El dirigente de la Federación Regionalista Verde Social comentó que el 18 de octubre vino a constatar que la derecha sigue siendo la misma que en Dictadura, tanto por su apego a la institucionalidad de Pinochet, como por su desprecio a los Derechos Humanos.

 

El presidente de las Juventudes Progresistas, Rodrigo Pinto, repudió que la comisión de defensa de la Cámara haya censurado a su presidente, Jorge Brito, por haber manifestado su rechazo a la Ley de Inteligencia, enmarcada en un paquete de medidas que sólo buscan reprimir al movimiento social.

 

En ese sentido, Rodrigo Pinto, anunció que van a solicitar la creación de una Contraloría Ciudadana, a objeto de poder fiscalizar a la comisión de Defensa durante la tramitación de la Ley de Inteligencia y otras iniciativas que vayan en la misma dirección.

 

El dirigente del Partido Progresista sentenció que la agenda de Piñera es altamente vulneradora de los acuerdos internacionales suscritos por Chile en materia de Derechos Humanos, teniendo además el mal precedente de una serie de informes sobre crímenes de lesa humanidad cometidos durante los cinco meses de revuelta social.

 

La modernización al sistema de inteligencia se suma a diversas medidas impulsadas por el Ejecutivo que guardan relación con la seguridad y el orden, como el proyecto de infraestructura crítica, que permite a las Fuerzas Armadas custodiar edificios estratégicos, o la Ley Antisaqueo.




Juventudes de Unidad para el Cambio definen acuerdo covid como un consenso neoliberal

Las juventudes políticas del bloque “Unidad Para el Cambio”, conformado por la Federación Regionalista Verde Social, el Partido Progresista y el Partido Comunista, hicieron un análisis del Plan Económico de Emergencia destinado para la ayuda social y reactivación económica que fue negociado entre el gobierno y algunas colectividades políticas.

El presidente de las juventudes de la Federación Regionalista Verde Social, Gabriel Droguett, señaló que el Ingreso Básico de Emergencia no sólo sigue estando por debajo de la línea de la pobreza en el caso de una familia de cuatro integrantes, sino que además condena a la extrema pobreza a quienes estando cesantes, carecen de la ayuda de un grupo familiar.

 

Gabriel Droguett añadió que los subsidios debieran ser mayoritariamente destinados a la creación de empleos, con un fuerte énfasis en el desarrollo urbano y sustentable.

 

Por su parte, el presidente de las Juventudes Progresistas, Rodrigo Pinto, dijo esperar que el paquete económico de 12 mil millones de dólares vaya en beneficio de quienes más lo necesitan, a diferencia de las cajas de alimentos que fueron muy mal distribuidas.

 

Rodrigo Pinto advirtió que la crisis institucional fruto del descontento social seguirá en aumento si el acuerdo entre Chile Vamos y partidos de la vieja Concertación no se traduce en un impacto efectivo a nivel de economía local.

 

A su vez, el presidente de las Juventudes Comunistas, Camilo Sánchez, calificó este acuerdo económico como un consenso neoliberal que además de tardío, sigue estando por debajo de la línea de la pobreza.

 

Camilo Sánchez afirmó que van a hacer todo lo posible para que dicho bono sea mejorado en el Parlamento, a objeto de garantizar la subsistencia de aquellas familias que vieron afectados sus ingresos, ya sea total o parcialmente.

 

Los dirigentes de “Unidad Para el Cambio” aseguraron que el Plan Económico de Emergencia es insuficiente y tardío, en lo que respecta a enfrentar la crisis provocada por la pandemia.




El «acuerdo nacional» es un tanque de oxígeno a un gobierno que fracasa en el manejo de la grave crisis socio sanitaria sostienen juventudes de Unidad para el Cambio

Juventudes políticas del bloque “Unidad Para el Cambio”, compuesto por la Federación Regionalista Verde Social, el Partido Comunista y el partido Progresista, criticaron la unilateralidad con que sigue actuando Sebastián Piñera a dos semanas de haber llamado a un gran Acuerdo Nacional para resolver los problemas derivados del Covid-19.

El presidente de las Juventudes Progresistas, Rodrigo Pinto, afirmó que esta convocatoria viene a evidenciar el fracaso del gobierno en sus políticas de ayuda socioeconómica.

Respecto a los sectores de oposición que se sumaron a las mesas de negociaciones con el ejecutivo, el dirigente progresista lo calificó como “un tanque de oxigeno” que entregan a Piñera para que pueda gobernar hasta el fin de su periodo.

 

Rodrigo Pinto añadió que el Gobierno busca llegar a acuerdo con sus aliados de siempre, lejos de querer enmendar el rumbo mediante acuerdos transversales que también incluyan al mundo social.

 

Por su parte, el presidente de las Juventudes Comunistas, Camilo Sánchez, aseguró que el Gobierno sólo busca compartir responsabilidades con la oposición, en cuanto a las decisiones erráticas que ha tomado durante la pandemia.

 

Asimismo, Camilo Sánchez criticó que un sector de la oposición claudique en su carácter de tal, entregando un cheque en blanco al gobierno para que este último pueda avanzar a toda marcha en el Parlamento sin debate, ni participación.

 

En tanto, el presidente de las Juventudes Regionalistas, Gabriel Droguett, sostuvo que el mandatario está recurriendo la misma estrategia gastada que uso en el marco del llamado “Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución”.

 

Gabriel Droguett descartó que existe el real intento democrático por avanzar en un gran acuerdo nacional, sino más bien la búsqueda de distribuir responsabilidades a futuro.

 

Las Juventudes Políticas de Unidad Para el Cambio coincidieron en que el gobierno debe asumir medidas urgentes que propositivamente le han pedido al presidente Piñera para aminorar los efectos tan dañinos que tiene la población en el contexto de pandemia y para lo cual sólo se requiere la voluntad política del ejecutivo.




Aniversario de Unidad para el Cambio marcado por llamado articular la más amplia unidad para conformar un pacto social que entregue mayor justicia e igualdad en Chile

En el marco de la conmemoración del primer aniversario del bloque “Unidad para el Cambio”, colectivo político integrado por el partido Comunista, Progresista y la Federación Regionalista Verde Social, sus principales dirigentes reafirmaron la voluntad de enfrentar a un gobierno que ha mostrado su incapacidad e indolencia, ya desde el estallido social en octubre pasado y hoy con mayor fuerza a propósito de la pandemia del Covid 19 y la grave crisis socio sanitaria.

En primer término el diputado y presidente de la Federación Regionalista Verde Social, Jaime Mulet, expresó que la crisis económica  y sanitaria que sufre el país, los compromete a articular la más amplia unidad para conformar así un pacto social que entregue una mayor justicia  e igualdad a nuestra sociedad.

 

Jaime Mulet señaló que el gran desafío que se viene por delante es la aprobación de una nueva Constitución que sea capaz de fortalecer una institucionalidad  que sea garante de los derechos individuales y colectivos que Chile demanda.

 

Del mismo modo, el presidente del partido Comunista, diputado Guillermo Teillier , señaló que hoy el gobierno de Sebastián Piñera hace un llamado desesperado a un acuerdo nacional al estar preso de sus propios errores , así como por su tozudez de no escuchar a sectores de oposición y expertos que buscaban aportar en la lucha contra esta pandemia.

 

Guillermo Teillier enfatizó que no es posible lograr acuerdos con un gobierno cuyos ministros admiten “no conocer la realidad de sus compatriotas”, sin embargo afirmó que como oposición y en un espíritu colaborativo, han hecho llegar propuestas, tales como el impuesto al patrimonio de los súper ricos o la instauración de una renta básica de emergencia.

 

En tanto, el presidente del partido Progresista, Camilo Lagos, reiteró que como “Unidad para el Cambio” se han desafiado a impedir nuevas víctimas del terrorismo de Estado  o que sea el pueblo mediante ollas comunes o sus fondos de cesantía quienes deban ir en ayuda de sus compatriotas, ante un Sebastián Piñera que ha demostrado nuevamente su ineptitud para liderar al país  ante este contagio masivo.

 

Camilo Lagos agregó que la pandemia del coronavirus ha sido para el Ejecutivo una oportunidad inmejorable para reforzar el modelo neoliberal y beneficiar con ello a los grandes capitales.

 

Finalmente todos los timoneles de “Unidad para el Cambio” expresaron que este proceso de acuerdos y trabajo conjunto que ha cumplido un año de vida, hoy requiere fortalecer aun mas sus principios y sus bases, pues Chile está enfrentado a enormes desafíos en lo político, pero también en lo social, ante   el sufrimiento de millones de compatriotas por causa de  los estragos del Covid 19.




Impuesto a los súper ricos de Chile: La propuesta PC para ayudar a las familias más golpeadas por la crisis

A través de una conferencia de prensa vía zoom, las bancadas del Partido Comunista y de la Federación Regionalista Verde Social anunciaron la presentación de un proyecto de ley que confirma la idea de generar un impuesto a las grandes riquezas, con la finalidad de crear una renta de emergencia para que las familias vulnerables enfrenten los efectos económicos del COVID-19.

En ese marco, la diputada Camila Vallejo destacó la importancia de avanzar en la Reforma Constitucional, pues existe la convicción de que sectores económicos de mayores ingresos sean parte de las soluciones de quienes hoy están sufriendo la cesantía, el hambre y la incertidumbre.

 

La jefa de la bancada PC agregó que existen condiciones para avanzar en esta propuesta, porque hay riquezas suficientes para poder establecer mayores mecanismos de recaudación fiscal que  permitan tener mayor holgura para enfrenar las políticas económicas que ayuden a las familias trabajadoras.

 

La diputada Alejandra Sepúlveda, jefa de la bancada de la Federacion Regionalista Verde Social, sostuvo que es momento de que las grandes riquezas del país sean responsables con la difícil situación que está atravesando la población que sufre efectos del COVID-19.

 

Por su parte, la diputada Karol Cariola agregó que nuestro país es uno de los países más desiguales en términos de distribución de la riqueza. Eso da cuenta de que existe un sector de la población que tiene un capital acumulado que es muy alto y lo hacen quedar dentro del ranking de los más ricos del mundo, cuando hoy hay una parte de la población que lo está pasando mal y tienen problemas de alimentación y subsistencia a raíz de la pandemia.

 

La diputada Cariola subrayó que la presentación de esta Reforma Constitucional es un acto de justicia y una necesidad, pues si bien  gobierno ha dicho que no alcanzan los recursos para cubrir todas las necesidades, los recursos en Chile están, el problema es que están mal distribuidos y a eso estamos apelando, subrayó.

 

El diputado Daniel Núñez, sostuvo el 1% de chilenos se apropia del 30% de toda la riqueza que se produce en el país, situación de injusticia y desigualdad que se agrava con la crisis social y económica que vivimos con el coronavirus. De ahí la necesidad de proponer  este impuesto transitorio a los súper ricos, equivalente al 2,5 % de su patrimonio ,para dotar de mayores recursos al estado para enfrentar la crisis sanitaria, económica y social.

 

Daniel Nuñez señaló que de aprobarse esta iniciativa se podría  recaudar más de US$6 mil millones que podrían generar una renta básica digna y que pueda llegar a todos quienes la necesiten, sin la letra chica que tiene todas las ayudas del Gobierno.

 

En términos específicos, la moción establece un impuesto transitorio equivalente al 2,5 % del patrimonio de las personas más ricas para dotar de mayores recursos al estado para enfrentar la crisis sanitaria, económica y social. Según los cálculos realizados, con la implementación de este tributo se podrían obtener recursos por más de US$6 mil millones, que permitirían entregar una Renta Básica de Emergencia por sobre la línea de la pobreza al 80% de los hogares más vulnerables.




Unidad para el Cambio e Izquierda Libertaria presentan propuestas y adelantan imposibilidad de ser parte de un nuevo acuerdo transversal entre gobierno y oposición

Asimismo, en declaración titulada “La Vida y la Salud antes que la Economía”, los partidos firmantes critican la estrategia de la autoridad para combatir el COVID-19 “y la lógica en extremo neoliberal del presidente Piñera que prioriza la economía por sobre la salud de la población”.

Los partidos que conforman el bloque Unidad para el Cambio, Federación Regionalista Verde Social, Partido Comunista y Partido Progresista de Chile, junto a la Izquierda Libertaria, hicieron pública la declaración “La Vida y la Salud antes que la Economía”, donde critican las medidas adoptadas por el gobierno para combatir la pandemia y la falta real de ayuda económica – social de los más vulnerables, así como adelantaron su rechazo a un nuevo acuerdo transversal entre gobierno y oposición.

En el documento, expresan su “profunda preocupación debido a que las medidas adoptadas por el gobierno, para aminorar los efectos de la crisis sanitaria por el Covid-19”, las que a su juicio “han fracasado rotundamente”, y critican “el triunfalismo anticipado que con cierta liviandad expresaron tanto el presidente Piñera como el ministro Mañalich”, quienes recién ahora ha decretado una cuarentena obligatoria en casi la totalidad de la Región Metropolitana y en otras comunas del país, pese a que con varias semanas de anticipación habían sido advertidos de esta necesidad por organismos expertos en la materia, como el Colegio Médico.

Por esta razón, los partidos firmantes recalcan que “para la Federación Regionalista Verde Social, Partido Progresista, Partido Comunista, Izquierda Libertaria, y para todos y todas los militantes, simpatizantes y fuerzas que comparten esta preocupación urgente, siempre estará primero la salud y la vida de nuestros compatriotas. La economía se puede recuperar, antes también lo ha hecho, la vida humana y la dignidad perdida NO !!!”

“Por tanto, denunciamos que esta lógica en extremo neoliberal del presidente Piñera, de privilegiar la economía y su rentabilidad, de aplicar la lógica del chorreo, de cuidar el bolsillo de los suyos, de mantener a toda costa un modelo fracasado (como el de las AFP), no solo NO la compartimos, también nos repugna”, señalan.

Asimismo, en la declaración, reconocen la evidente realidad post pandemia que como país enfrentaremos, donde sin duda “se vendrá una gravísima crisis social y económica (y ciertamente continuará la crisis política y social develada con tanta fuerza en octubre)”, adelantando su total rechazo a un posible nuevo acuerdo transversal entre el gobierno y la oposición, principalmente aquella reconocida como “el partido del orden”.

“Si no hay un cambio significativo y rotundo en la orientación de las medidas tomadas, ahora, con urgencia, rápido, que apunten a proteger a los más débiles primero; lo señalamos sin titubeos: Nos será casi imposible formar parte de un entendimiento de esa naturaleza. No nos podemos hacer responsables de las previsibles nefastas consecuencias para la población, resultantes que se ha advertido una y otra vez al Presidente y su gabinete. Con mayor nitidez aún si ese supuesto acuerdo se hace nuevamente solo entre los partidos políticos y sin la participación de las fuerzas sociales. Nosotros una vez más estaremos del lado de la ciudadanía”, concluyen.




Seis partidos de oposición realizan propuesta de «pacto por la Vida y la Dignidad» para enfrentar la grave crisis sanitaria, económica y social

Representantes de partidos políticos se refirieron a los puntos claves para encarar la crisis sanitaria, económica y social que golpea a Chile producto del Coronavirus, y que fue abordada mediante una propuesta de un pacto por la Vida y la Dignidad, suscrita por seis colectividades de oposición; Partido Humanista, Partido Igualdad, Izquierda Libertaria, Federación Regionalista Verde Social, el partido Progresista y Partido Comunista.

Es así que  el presidente del Partido Progresista, Camilo Lagos, detalló que proponen una reforma al sistema de salud que faculte al Estado a controlar la red pública y privada, en paralelo a acelerar procesos burocráticos para sumar médicos extranjeros avecindados en Chile en la lucha contra el Coronavirus.

 

Camilo Lagos añadió que se requiere una Renta Pandémica situada por sobre la línea de la pobreza, la cual puede ser financiada a través de un impuesto al 1% más rico del país.

 

Por su parte, el timonel del Partido Igualdad, Iván Carrasco, dijo que el documento también apela a la necesidad de un diálogo directo con los actores sociales a la hora de tomar decisiones que involucren a toda la comunidad.

 

Iván Carrasco explicó que sus propuestas se basan en tres ejes de financiamiento; un fondo de nacionalización de empresas estratégicas, retorno de los fondos de las AFP para que se inviertan en Chile, y decretar un impuesto a las grandes fortunas de los multimillonarios de Chile.

 

Mientras tanto, Lucas Cifuentes, secretario general de Izquierda Libertaria, afirmó que sus planteamientos varían desde medidas más urgentes como el congelamiento de servicios básicos y una Renta Pandémica de emergencia, hasta aquellas más estructurales como el fin de las AFP.

 

Asimismo, Lucas Cifuentes sostuvo que el Pacto por la Vida y la Dignidad se fundamenta en la defensa de los trabajadores, desde un punto de vista contrario a la perspectiva neoliberal del Gobierno.

 

Al mismo tiempo, la presidenta del Partido Humanista, Catalina Valenzuela, aclaró que este documento dice relación con el derecho a la vida y la capacidad de subsanar lo que está pasando.

 

Catalina Valenzuela consideró fundamental que se busquen los mecanismos adecuados para asegurar el bienestar ciudadano por la vía de un reequilibrio de la distribución de la riqueza.

 

En tanto el secretario general del PC, Lautaro Carmona señaló que dichos planteamientos buscan situar la crisis sanitaria en el contexto del fracaso del neoliberalismo al momento de enfrentar los efectos del Coronavirus.

 

Lautaro Carmona destacó que dicho pacto reivindica el rol del mundo social en la toma de decisiones a la hora de discutir políticas públicas que permitan enfrentar los efectos de esta crisis sanitaria.

 

El Vicepresidente de la Federación Regionalista Verde Social, Esteban Valenzuela, indicó que medidas como el congelamiento de precios de servicios básicos o la nacionalización de empresas estratégicas pasan por reformas estructurales que ellos plantean mediante dicho documento.

 

El dirigente regionalista apuntó a una ley de rentas regionales que permita fortalecer los gobiernos locales y municipios en la recuperación del empleo y cadenas alimentarias que se requieren con urgencia.

 

Los suscriptores del acuerdo llaman a impulsar una la ley de rentas regionales-territoriales que permita a municipios y gobiernos regionales consolidar un rol activo para salir de esta crisis, fortaleciendo la salud primaria, las cadenas alimentarias locales, la defensa del pequeño comercio, Mipymes y economía familiar rural.

******************************

Documento completo para descargar Comunicado- Covid 20 de abril




Diputados Teillier y Mulet: «Presidente Piñera esquiva su responsabilidad culpando a otros»

Timoneles del bloque  Unidad por el Cambio fustigaron los dichos de Sebastián Piñera quien afirmó en una entrevista que “el costo de arriendo de Espacio Riesco es menos de lo que le cuesta  al país mantener un parlamentario en un mes”, a propósito del cuestionamiento  que recibió por contratar los servicios de este centro de eventos como recinto de camas para enfrentar el Coronavirus.

En primer término, el timonel de la Federación Regionalista Verde Social Jaime Mulet acusó que tal como ha ocurrido desde el principio de su Gobierno, Piñera intenta justificar su incapacidad a costa de los parlamentarios, aprovechando la opinión ciudadana crítica  que pesa sobre ellos.

 

Jaime Mulet  señaló que el mandatario olvida que tiene amplias atribuciones para tomar medidas  concretas a favor de la población, por lo que no es justo culpar a otros por su falta de acción para enfrentar esta pandemia.

 

Por su parte, el presidente del partido Comunista Guillermo Teillier advirtió que Piñera cuenta de manera personal una fortuna estratosférica, que bien podría colaborar para construir infraestructura sanitaria como la que el país requiere en estas difíciles circunstancias.

 

Del mismo modo, el diputado Guillermo Teillier señaló que el jefe de Estado con sus declaraciones pretende  levantar su alicaída popularidad, denostando al parlamento, lo cual no es más que una estrategia populista y mezquina.

 

Desde el partido Comunista, incluso fueron más allá en sus criticas, y es por eso que el diputado de dicha colectividad Daniel Nuñez comentó en su cuenta de twitter que «Piñera da un nuevo ejemplo para declarar su incapacidad mental para seguir al mando de La Moneda. Todo vale para justificar el negocio privado por el covid-19», aseveró el legislador por la Cuarta Región.