Juan A. Lagos y el análisis del momento político: Búsqueda de acuerdos en la oposición, caída en la aprobación de Piñera, movilizaciones sociales

El dirigente del Partido Comunista, Juan Andrés Lagos, señaló que el acuerdo político firmado por bancadas de oposición, y que busca sentar mínimos comunes de compromisos, pone al centro las demandas de la ciudadanía, y en función de ellas, frenar la ofensiva neoliberal del gobierno en materia laboral, tributaria y de pensiones.

 

El dirigente comunista explicó que este acuerdo político también responde a la decepción de los partidos que se han sumado al llamado al diálogo de Sebastián Piñera, ya que las reuniones con Sebastián Piñera les hicieron reafirmar la negativa del gobierno a modificar su agenda pro empresarial.

 

Para Juan Andrés Lagos, es de suma importancia lo que pueda ocurrir en los próximos días en el Parlamento, respecto al cumplimiento del acuerdo firmado por bancadas de oposición.

 

El dirigente comunista dijo esperar que la oposición siga construyendo un diálogo fructífero sobre la base de contenidos programáticos y legislativos, ad portas del paro nacional activo, convocado por la Central Unitaria de Trabajadores para el próximo 11 de abril.

 

Finalmente, Juan Andrés Lagos aclaró que los comunistas no van a dialogar con el gobierno si éste insiste en propuestas legislativas a favor del gran empresariado, tal como ha quedado demostrado en las frustrantes reuniones de Sebastián Piñera con partidos de centro-izquierda.




Oposición logra acuerdo de coordinación: No permitirá que gobierno genere retrocesos en derechos de las personas

Jefas y jefes de bancadas fijaron líneas de acción para un trabajo coordinado y avanzar en la profundización de los derechos sociales. “La oposición avanza hacia una mejor coordinación” se titula el documento que este martes firmaron los jefes y jefas de las bancadas opositoras de la Cámara de Diputados, en el que reafirman  su disposición a trabajar de manera más coordinada y comprometida con los intereses del país.

El documento fija 8 líneas de acción para impedir que “el Gobierno de Sebastián Piñera pueda generar retrocesos en el reconocimiento de derechos de las personas”.

“Asumimos la responsabilidad de que la mayoría opositora en la Cámara de Diputados y Diputadas se traduzca en una herramienta a favor de la profundización de derechos sociales y protección de la ciudadanía” señala el documento.

En primer lugar, se comprometen a “construir una posición compartida en torno a la reforma al sistema de pensiones propuesta por el Gobierno, que asegure la ampliación del pilar solidario, el reforzamiento del rol del Estado y que no entregue ni un peso más a las AFP, si no que abramos paso al desarrollo de un auténtico sistema de seguridad social”.

En materia de reforma tributaria, se proponen impedir que “se lleven adelante modificaciones que reduzcan los recursos indispensables del Estado para abordar necesidades sociales crecientes”.

Tampoco aceptarán “ningún retroceso a la Ley de Inclusión, que devuelva la segregación, afectando el derecho de las familias para elegir el establecimiento escolar de sus hijos e hijas, sin importar su condición socioeconómica”.

En el punto 4 del acuerdo, las bancadas señalan que están dispuestos a “construir acuerdos mínimos frente a la agenda laboral, sobre la base del fortalecimiento de la organización sindical y la negociación colectiva y evitando la precarización de los derechos de los trabajadores”.

En otros puntos, señalan que ejercerán la  mayoría parlamentaria para que el Congreso abra espacios institucionales de diálogo con los Pueblos Indígenas; responder al populismo y demagogia legislativa del Gobierno con la promoción de un debate político riguroso; legislar a favor del combate a la delincuencia, con medidas integrales y efectivas y apoyar aquellas iniciativas que busquen una verdadera Descentralización.

El jefe de la bancada PC, Boris Barrera, afirmó que “esta es una importante partida de las nuevas jefaturas de las bancadas de oposición que llegamos a concretar lo que habíamos  acordado, que era sacar un documento con algunas ideas mínimas en cuanto a la coordinación”.

 

Frente a los proyectos del gobierno en materia de reforma previsional, tributaria, control de identidad e inclusión, Barrera afirmó que “como oposición vamos a actuar en bloque y eso es lo relevante. Si lo vamos a aprobar o rechazar, esa es una decisión que finalmente vamos a hacer en bloque”.

 

El documento fue firmado por los jefe y jefas de las bancadas Manuel Monsalve, PS; Gabriel Ascencio, DC; Andrea Parra, PPD; Diego Ibáñez, Convergencia FA; Boris Barrera, PC; Alejandra Sepúlveda, Frente Regionalista Verde y Social; Pablo Vidal, Revolución Democrática; Alexis Sepúlveda, PR, Vlado Mirosevic,  Partido Liberal y Claudia Mix,  Comunes FA.




Lautaro Carmona: «Gobierno tiene una actuación errática desde el primer día»

El secretario general del Partido Comunista, Lautaro Carmona, aclaró que el gobierno pretende dialogar con partidos de oposición, sin dejar espacio para introducir modificaciones a sus reformas; tributaria y previsional.

Desde esa perspectiva, el dirigente comunista opinó que el Ejecutivo debería escuchar a la oposición y acoger sus propuestas, en la perspectiva de que sus proyectos de ley sean aprobados en el Parlamento.

 

Lautaro Carmona dijo que Sebastián Piñera no debería convocar por separado a los presidentes de partidos de centro izquierda, dado que los acuerdos alcanzados son del conjunto de la oposición, incluyendo al Frente Amplio.

 

El secretario general del PC calificó como un “chantaje político” que el gobierno amenace con gobernar vía decreto, si la oposición no aprueba sus leyes en el Parlamento.

 

A juicio de Lautaro Carmona, resulta contradictorio que Sebastián Piñera se muestre abierto al diálogo, paralelamente a imponer la participación de Chile en el Prosur, sin importar la postura de la oposición al respecto.

 

El secretario general del PC concluyó que si el gobierno mantiene la idea de liberar de impuestos a los grandes empresarios, con un beneficio sobre los 900 millones de dólares, no da lugar ni si quiera someter a debate, por tanto se rechaza la idea de legislar.




PC y PRO analizaron el gran acto por la paz y las perspectivas de una unidad política y social amplia

Los Partidos Comunista y Progresista asemejaron la cumbre PROSUR realizada en Chile a la fatídica operación Cóndor orquestada por Estados Unidos en la década de los 70. 

Camilo Lagos, presidente del PRO, se refirió al concierto “El Derecho a Vivir en Paz” organizado por las juventudes de izquierda junto a organizaciones sociales y derechos humanos en contra de la cumbre PROSUR y la injerencia extranjera en Latinoamérica principalmente Venezuela.

 

Por su parte, Lautaro Carmona, Secretario General del PC, alabó el evento expresando que sirvió como un elemento de protesta contra figuras como la de Jair Bolsonaro, pero que también abre la puerta a nuevas propuestas en política exterior que piden las juventudes y la ciudadanía en general.

 

El dirigente comunista aprovecho la instancia para señalar que este  movimiento neofascista como la cumbre PROSUR es muy similar en sus propósitos a lo que alguna vez fue la Operación Cóndor cometida en América Latina.

 

Volviendo con el evento “El Derecho a Vivir en Paz”, se estima que asistieron más de 30 mil personas lo que dejo muy contentos a sus organizadores por la masiva concurrencia de  asistentes dejando bien en claro que los chilenos están comprometidos con lo que pasa en su país y también fuera de él, sobre todo pidiendo paz para Venezuela y fin de la injerencia extranjera, especialemente norteamericana




Lautaro Carmona y el llamado tras elección en la Cámara: «Urge actuar coordinadamente e impedir que siga avanzando agenda neoliberal de Piñera»

A propósito de lo complejo que resultó la elección del diputado DC Ivan Flores como presidente de la Cámara  en representación de las fuerzas opositoras, el secretario general del partido Comunista, Lautaro Carmona, realizó un fuerte análisis de lo ocurrido en el Congreso.

Para el dirigente político, la posibilidad cierta que tuvo el oficialismo de hacerse con la testera de la Cámara es fruto de la ausencia de una coordinación y consecuencia de los partidos que dicen ser de oposición, pero que algunos, en la práctica, se han alineado con la derecha, en clara alusión a algunos sectores de la DC y el partido  Radical.

 

Lautaro Carmona  manifestó su esperanza de que el nuevo timonel de la Cámara cumpla lo prometido en torno a coordinar el trabajo legislativo de las distintas colectividades de oposición, pues esto resulta indispensable  ante un gobierno que pretende  seguir imponiendo su agenda neoliberal contraria a los derechos sociales.

 

Del mismo modo, el Secretario General del partido Comunista  exhortó a  aquellos diputados de oposición  que votaron por el candidato de la Derecha a la presidencia de la Cámara, a transparentar su posición  y explicar de cara a la ciudadanía  sobre la señal política que pretendían conseguir.

 

Así mismo, Carmona advirtió que  el triunfo en la primera votación por parte del abanderado de la UDI Jaime Bellolio es un hecho real , el cual debe crear conciencia de lo urgente que resulta una articulación inmediata de los sectores contrarios  al gobierno , para evitar que estas derrotas puedan replicarse en las contiendas electorales venideras.

 

Finalmente, el secretario general del partido Comunista,  Lautaro Carmona, adelantó que la bancada  de su colectividad  mantendrá su compromiso  por construir un debate serio y crítico respecto al rol y la independencia de los parlamentarios en sus decisiones  políticas, sobre todo ahora que se acerca la discusión de  los proyectos tributarios y previsionales  del gobierno, temas en que debe existir consenso y una alerta permanente, concluyó.




Oposición logra acuerdo y mantiene mesa de la Cámara de Diputados y las comisiones

Finalmente el diputado demócrata cristiano, Iván Flores, se transformó en el nuevo presidente de la Cámara de Diputados al imponerse  por 80 votos versus 68 al abanderado de la Derecha Jaime Bellolio. Pese  a que el diputado gremialista ganó la primera votación, este proceso debió repetirse ya que no consiguió la mayoría absoluta para hacerse con la testera de la corporación.

Concretada esta sesión, el ahora presidente de la Cámara de Diputados,  Ivan Flores, expresó que si bien las señales políticas que representan esta compleja votación deben ser objeto de un análisis, ahora lo importante es contar con una mesa  que logre revertir el descredito que vive hoy el parlamento.

 

Del mismo modo, la electa 1ra vicepresidenta de la Cámara, la diputada PPD Loreto Carvajal, expresó que esta unidad que finalmente logró la oposición en la elección de la Cámara les impone un compromiso con las demandas más urgentes de la ciudadanía.

 

El 2do vicepresidente electo Pepe Auth , acusó una estrategia radical de algunos sectores opositores que votaron por el candidato de la Derecha a la presidencia de la Cámara , Sin embargo esto no dio frutos y pudo asumir quien había quedado establecido en el pacto administrativo .

 

En cuanto a la reacción parlamentaria  luego de esta difícil elección, el diputado del partido Comunista Guillermo Teillier advirtió que lo complejo de esta votación, debe servir como una señal para las fuerzas de oposición, en torno a que de no lograrse una coordinación y un esfuerzo común en diversas materias, podría beneficiar a la Derecha.

 

Por su parte la diputada del Partido Humanista Pamela Jiles cuestionó el apoyo entregado por sus colegas del Frente Amplio a la Democracia Cristiana  tras esta votación, señalando que si este último partido sigue alineada con el gobierno en materia legislativa, la presidencia de Ivan Flores en la Cámara tendrá muchas dificultades.

 

En tanto el jefe de la bancada del partido Socialista  Manuel Monsalve reconoció lo compleja que resultó esta votación para elegir al presidente de la Cámara , adjudicándolo a que sectores del Frente Amplio como el partido Humanista, requerían más que un pacto administrativo , un acuerdo político para sellar un acuerdo.

 

Desde El Frente Amplio, el vicepresidente de Comunes  Andrés Hidalgo adelantó que el apoyo de algunos partidos del conglomerado a la elección del DC Ivan Flores como presidente de la Cámara de Diputados no es un cheque  en blanco, pues exigirán que la Falange cumpla su rol como partido opositor.

 

El recién electo timonel de la Cámara valoró que el  pacto comprometido de la oposición finalmente se cumplió, anunciando que ahora se abocaran a conformar puntos comunes en algunos temas relevantes y el desarrollo de proyectos legislativos que requieren ser agilizados.




Nace Comunes definido como nuevo proyecto político, democrático, feminista y popular. PC y PS participaron de lanzamiento

El pasado domingo se lanzó el Partido Comunes, nueva colectividad del Frente Amplio encabezada por Javiera Toro, la cual surge tras la fusión de la Izquierda Autónoma y Poder Ciudadano.

Javiera Toro, señaló que Comunes se funda sobre la base del trabajo territorial y una inserción importante en los movimientos sociales y sus demandas.

 

La presidenta de Comunes hizo un llamado a la centroizquierda a avanzar en construir correlaciones de fuerzas, orientadas a la lucha política por defender los intereses de las grandes mayorías sociales.

 

Javiera Toro dijo que consideran relevante construir alianzas políticas que permitan avanzar en una agenda de derechos, considerando que el Gobierno no tiene mayorías sociales, ni parlamentarias.

 

El presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, participó junto al timonel socialista Álvaro Elizalde del lanzamiento;  coincidió Teillier con Javiera Toro, respecto a que la unidad debe ir más allá de meros pactos electorales, por lo que no descartó futuros acuerdos programáticos.

 

El presidente del PC, Guillermo Teillier, valoró el llamado de Comunes al resto de los partidos, a ponerse de acuerdo en ideas y programas, coincidiendo plenamente en que no pueden haber solamente pactos electorales.




PC pide un gran acuerdo de oposición para enfrentar las reformas del gobierno y mantener presidencia y comisiones de la Cámara

El presidente del Partido Comunista y diputado Guillermo Teillier, pidió que las colectividades de centro-izquierda, de oposición, suscriban un gran acuerdo político respecto a los proyectos principales que se están discutiendo en el Parlamento.

Para el congresista, fue un error que el actual acuerdo se limitara a un pacto administrativo, ya que presagiaba la crisis actual.

 

A juicio del congresista, el fracaso de este pacto administrativo obedece a que el Partido Radical y Democratacristiano no han sabido ordenar sus filas, para evitar que sectores minoritarios voten independientemente a lo que piense el resto de la oposición.

 

Según el diputado Guillermo Teillier, lo más probable es que la derecha encabece la próxima mesa de la Cámara, si no existe voluntad política por acercar posiciones de parte del Frente Amplio, radicales y democratacristianos.

 

Respecto a la conformación de la próxima mesa de la Cámara de Diputados, el timonel del Partido Comunista, Guillermo Teillier, informó que tienen hasta marzo para recomponer la situación, si es que hay voluntad política para ello y con un nuevo acuerdo que abarque posiciones comunes como oposición.




«LA INELUDIBLE POSICIÓN POLÍTICA» una columna de Juan Gajardo López

(Profesor / miembro Comisión Política PC de Chile). El inicio cronológico del año en su dimensión política ha seguido las pautas marcadas con alguna claridad el último trimestre. El gobierno escabulle enfrentar con seriedad temas centrales para el país, tales como el desarrollo económico o temas sociales como la salud o políticos-sociales cual es la situación del pueblo mapuche por ejemplo y sigue recurriendo a distractivos comunicacionales, para lo cual hace pesar su nítida predominancia en los medios de comunicación y la cooperación no siempre voluntaria de personeros de la oposición.

La estrategia de la derecha desde  La Moneda si ha tenido una constante, cual es
buscar revertir las transformaciones realizadas o comenzadas durante la
anterior administración y ha contado para ello con la complicidad de
parlamentarios cuyos partidos fueron parte del gobierno de Bachelet y con el
agravante en el caso de los parlamentarios radicales, que fueron elegidos en
listas del pacto “La Fuerza de la Mayoría” que conformamos comunistas junto a
socialistas y PPD.  La más reciente
situación consigna que los votos radicales y demócratas cristianos permitieron
a Piñera aprobar esta semana una reforma atentatoria a  los derechos de los migrantes y
adicionalmente le entregaron un balón de oxígeno al mortecino ministro
Chadwick.

Cuando la discusión legislativa este año estará centrada en
temas como la reforma tributaria, la reforma laboral, o la diferentes
iniciativas de reforma educacional emprendidas en la anterior administración,
no resulta baladí preguntarse cuál será la consistencia política de estos
sectores: mantendrán  las reformas que
ayer impulsaron y defendieron o serán cooptados para las posiciones del actual
gobierno. Esa es una definición política necesaria. Más necesaria aún si también
se proyectan tratar temas como el sistema previsional, la salud pública, que
afectan a los sectores más desposeídos de nuestro país y cuando es conocida la
orientación de este gobierno a favorecer los intereses de privados. La
expresión “industria de la educación” del señor presidente, más que un
laxous,  delata su real pensamiento,
todos los derechos sociales los ve convertidos en negocios.

A pesar de haber sido elegidos  como opositores al actual gobierno,la
conducta de algunos parlamentarios  puede
resultar impredecible y aunque jamás hemos entendido el ser oposición como
sumergirse en una trinchera, si creemos que el mundo popular debe resignificar
el valor de las fuerzas que le son propias y naturales. Siempre la organización
social es un espacio desde el cual defender posiciones y avanzar en nuevas
propuestas. De allí nace la importancia de la convocatoria amplia que para este
23 de Enero está realizando la CUT a todo el movimiento social organizado, para
concordar una pauta de acción, que no debe obligatoriamente traducirse en
organicidad, pero que acoja y potencie las movilizaciones de las mujeres, los
usuarios de la salud, los ambientalistas, el pueblo mapuche, los movimientos de
derechos humanos, etc. Es una manera cierta de enfrentar al gran empresariado
que hoy nos gobierna.




Claudia Pascual y la positiva evaluación de la XXXI Fiesta de los Abrazos en el marco de construcción de unidad en la oposición

La dirigenta comunista, Claudia Pascual, quien fuera ministra de la Mujer y Equidad de Género en el gobierno de Michelle Bachelet, hizo una evaluación muy positiva sobre la trigésima primera versión de la tradicional Fiesta de los Abrazos organizada por el Partido Comunista de Chile, la cual se llevó a cabo el pasado 12 y 13 de enero, tratándose de la fiesta política-cultural más importante y popular del país.

 Claudia Pascual dijo esperar que la voluntad de diálogo que fue expresada en los distintos foros y paneles realizados en ambos días, permita retomar lo antes posible la ruta transformadora y democratizante iniciada en el gobierno de Michelle Bachelet.

 

La dirigenta politica PC, valoró la voluntad expresada en los foros políticos y culturales de la Fiesta de los Abrazos, en cuanto a establecer coordinaciones dentro de la oposición, respaldadas unánimemente por los participantes tanto como expositores como del propio público y el estado de ánimo expresado.

 

La ex secretaria de Estado afirmó que el país necesita la unidad de los diversos actores políticos y sociales del mundo progresista, ante la contraofensiva restauradora del neoliberalismo con que el Gobierno busca restringir derechos colectivos.

 

A juicio de Claudia Pascual, el debate de fondo apunta a cómo generar acciones de coordinación y trabajo desde la oposición, para seguir mejorando las condiciones de vida de la ciudadanía.

 

La dirigenta del PC, Claudia Pascual, destacó que el propio presidente de su colectividad, Guillermo Teillier, manifestara la convicción y voluntad política que tienen los comunistas respecto a alcanzar la más amplia unidad programática del  centro y la izquierda, de cara a los próximos desafíos electorales.