1

Funcionarios movilizados del INDH insisten en la renuncia de Sergio Micco

La Asociación de Funcionarios y Funcionarias del Instituto Nacional de Derechos Humanos (AFFINDH), lleva más de una semana solicitando la renuncia del director del INDH, Sergio Micco, en el marco de la grave crisis institucional que atraviesan y que los condujo a iniciar una paralización desde el pasado viernes 9 de julio.

Luis Guerrero, presidente de la Asociación de Funcionarias y Funcionarios Defensores de los Derechos Humanos, detalló que exigen la renuncia de Micco, debido a su manifiesta e inexcusable negligencia en el cumplimiento de sus funciones. Por eso mismo, el representante de los trabajadores dijo que buscan acogerse a la causal de remoción que les otorga la ley.

 

El presidente de la Asociación de Funcionarias y Funcionarios Defensores de los Derechos Humanos, acusó un incumplimiento del mandato que el INDH tiene con las personas, a tal punto de re victimizar a quienes han sido dañados por agentes estatales.

 

Luis Guerrero explicó que el INDH ha optado por guardar silencio antes que probar a través de estudios, si las violaciones a los Derechos Humanos han sido sistemáticas, o si los presos de la revuelta fueron detenidos por razones políticas.

 

El presidente de la Asociación de Funcionarias y Funcionarios Defensores de los Derechos Humanos, señaló que están demandando que el INDH acate su mandato institucional, pues no basta con meras acciones judiciales ante delitos cometidos por el Estado chileno.

 

Luis Guerrero explicó que el mandato legal del INDH también contempla interponer acciones judiciales por crímenes de lesa humanidad, sin embargo, Sergio Micco ha negado públicamente la sistematicidad de las violaciones a los Derechos Humanos sin el respaldo de ningún estudio.

 

El profesional remarcó que a la fecha, el INDH no ha interpuesto ninguna acción judicial por violaciones a los Derechos Humanos, ya sean generalizadas o sistemáticas, siendo dos condiciones fundamentales para establecer la existencia de crímenes de lesa humanidad.

 

El presidente de la Asociación de Funcionarias y Funcionarios Defensores de los Derechos Humanos, se mostró a la espera de que la solicitud de remoción sea acogida para efectos de que el Consejo del INDH convoque nuevamente a elecciones.




Las graves denuncias de las y los funcionarios del INDH que los llevan a un proceso de movilización

Durante las últimas semanas, los funcionarios del Instituto Nacional de Derechos Humanos han estado en un proceso de movilización producto de lo que consideran una gestión administrativa peligrosamente deficientes en la institución.

Tal como lo explicó el presidente de la Asociación de Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, Luis Guerrero, existen graves  situaciones de desorden presupuestario y un injustificado  incremento discrecional y constante de sueldos entre asesores, y la contratación de personas sin procesos de concurso y funciones claras, las que sin embargo reciben  altas remuneraciones.

 

El máximo dirigente de ANDEDH consideró  imperioso la instauración además de una Mesa de Política de Personas, orientada  a formular planes de auto cuidado  y conciliación con la vida familiar en favor de los funcionarios, como principio que debe regir al Instituto  Nacional de DD.HH.

 

Luis Guerrero advirtió que las instituciones  de DD.HH. en el mundo se rigen por los principios de autonomía  e independencia, debiendo su labor estar ceñida a estándares  técnicos y no a la militancia de quienes son contratados, situación que denunció no ocurre en el caso de Chile.

 

Del mismo modo, el presidente de la Asociación de Defensoras y Defensores de Derechos Humanos acusó nula respuesta de la Dirección a medidas como fortalecer  los concursos internos de selección funcionaria, debilitando con ellos los equipos que llevan a cabo la gestión administrativa, judicial y  de servicio público que incube al organismo.

 

Entre las principales peticiones  de las y los funcionarios del INDH se cuentan una reformulación  los procesos de Movilidad Interna en el organismo, el fortalecimiento de las Unidades de Soporte, una política de auto cuidado de los equipos de trabajo, y regularizar y disminuir la excesiva cantidad de asesores y contrataciones directas que no hayan pasado por proceso de selección, entre otras en demandas.




INDH entregó balance tras un año del estallido social: 2520 querellas por violaciones a los DD.HH.

Disparos, asfixia, tocaciones y amenazas de muerte fueron algunos de los casos que el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) registró tras el estallido social del 18 de octubre de 2019 a marzo de este año.

El director del INDH, Sergio Micco, entregó este viernes el balance de lo ocurrido a casi un año de las masivas manifestaciones, asegurando que, al cinco de octubre de este año, se presentaron 2.520 querellas por hechos ocurridos entre el 18 de octubre y 18 de marzo.

En esa línea, Micco detalló además que la mayoría de las acciones presentadas fueron por los delitos de apremios ilegítimos, tortura, violencia innecesaria, abuso contra particulares, entre otros.

 

Ya abordando la cantidad de víctimas, durante el periodo analizado se constató la existencia de 3.023 personas afectadas: 1.810 hombres, 621 mujeres, 336 niños y adolescentes, 132 niñas y adolescentes, 124 otros. Dentro de ellos se registraron 110 lesiones causadas por trauma ocular, 21 estallidos de globo ocular y 32 pérdidas de visión por daños irreversibles, entre los cuales se consideraron los casos de Gustavo Gatica y Fabiola Campillai.

Ante los hechos, Micco aseguró que en Chile ocurrieron «las más grave violaciones a los DD.HH desde el regreso a la democracia», y que «el INDH, lo que considera fundamental a partir de estas constataciones, gravísimas violaciones a los DDHH. actos que se repiten en el tiempo y espacio, es que no haya impunidad (…) El Estado de Chile tiene que recorrer estos cuatro caminos de verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición. El empeño del instituto es que estas cuatro tareas se realicen, y si no se realizan vamos a estar ante una situación gravísima porque el Estado de Chile no va a estar cumpliendo con sus compromisos nacionales e internacionales.»




Funcionarios INDH en proceso de movilización y protesta por actuar negligente contrario a la doctrina de derechos humanos que ha tenido Sergio Micco

Organizaciones de funcionarios del Instituto  Nacional de DD.HH. se manifestaron en contra del rol que ha tenido el director Sergio Micco a cargo del organismo, así como de los dichos de este último condicionando al cumplimiento de deberes el ejercicio DD.HH. causando un profundo daño a la institución.

Mauricio Carrasco, vocero de la Asociación Nacional de Funcionarios Defensoras y Defensores de DD.HH del INDH, señaló que han iniciado un proceso de movilización en protesta por el actuar negligente y contrario a la doctrina y enfoque de derechos humanos que ha tenido Sergio Micco desde que inició su gestión.

 

El dirigente de los trabajadores del INDH denunció que a raíz de expresiones poco afortunadas como las hechas por Sergio Micco en El Mercurio donde cuestionó el valor de los DD.HH., luego debieron los funcionarios salir una y otra vez a desmentir estas expresiones, lo cual resulta carece de toda lógica, enfatizó.

 

Mauricio Carrasco reveló que un estudio reciente de la Universidad Diego Portales informó que ni Sergio Micco ni el consejero electo Cristian Partuzé, vinculado a la Derecha, cuentan con la idoneidad suficiente para integrar el  órgano ejecutivo del Instituto Nacional de DD.HH.

 

Del mismo modo el investigador del Instituto  Nacional de D.D.H.H , acusó al su actual director de diluir la responsabilidad que le cabe a este Gobierno en los atropellos ocasionados a la ciudadanía en el marco del estallido social, al aprobar normas  tan absurdas como es la denominada ley anti barricadas.

 

En una declaración pública la Asociación Nacional de Funcionarios del INDH, solicitaron la renuncia inmediata del director Sergio Micco, por considerar que carece de formación y competencias técnicas para el ejercicio del cargo, y por su comportamiento negligente y contrario a la doctrina y enfoque de los derechos humanos.




Lautaro Carmona y los derechos humanos: «No hay espacio para relativizar. Micco debiese dar un paso al costado»

El secretario general del Partido Comunista, Lautaro Carmona, sostuvo que el director del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Sergio Micco, debiese renunciar voluntariamente por decir que “no hay derechos humanos sin deberes”, afirmando que esa comprensión agregaría contenido valórico a los Derechos Humanos.

El dirigente aclaró que las autoridades no pueden relativizar el atropello a los derechos fundamentales de las personas, pues se presta por ejemplo para justificar crímenes de lesa humanidad. Lo ejemplificó en los 44 años en que el PC conmemora estos días los horrendos crímenes de calle Conferencia.

 

El secretario general del PC explicó que los dichos de Micco reflejan un vacío de conocimiento, respecto a la comprensión cabal de los Derechos Humanos, independiente de su condición de abogado.

 

Asimismo, Carmona criticó que el director del INDH ejemplificara diciendo que el derecho a la salud no significa nada si no hay personal de salud que literalmente está dispuesto a morir cumpliendo con su deber, que va más allá de lo exigible”.

Al respecto, el dirigente aclaró que son las comunidades de salud pública quienes han frenado la propagación del coronavirus, pese a no tener por qué ver expuestas sus vidas.

 

El secretario general del PC aclaró que no hay espacio para relativizar los Derechos Humanos, sino por el contrario, se debe honrar la memoria de quienes han luchado históricamente por su defensa, a propósito de los 44 años del caso Calle Conferencia.

 

Finalmente, Carmona destacó la lucha de los mártires de calle Conferencia, por su heroísmo a prueba de todo, hasta entregar sus vidas en la tortura y ejecución monstruosa de la máquina de la muerte en calle Simón Bolivar desde donde también fueron lanzados al mar.




Lorena Pizarro: «Urge cambiar normativa del INDH para garantizar autonomía e independencia del organismo»

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro, alertó sobre el peligro que representa la designación del militante democratacristiano, Sergio Micco como nuevo director del Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Según la dirigenta de derechos humanos, dicho nombramiento obedece a una operación de la derecha para limitar las acciones emprendidas en el ámbito de derechos, tanto en el plano reproductivo, como aquellos vulnerados durante la Dictadura.

 

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos explicó que el nuevo director del INDH fue electo de forma consensuada, debido a su cercanía con posturas que relativizan la defensa de los Derechos Humanos.

 

Lorena Pizarro apeló a la urgencia de modificar la actual normativa del INDH, para garantizar la autonomía e independencia del organismo, acorde a los principios de Paris, los cuales fueron elaborados en el primer Taller Internacional de Instituciones Nacionales para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos en 1991.

 

La elección de Sergio Micco, militante de la Democracia Cristiana (DC), como director del Instituto Nacional de Derechos Humanos, por el periodo 2019-2022, ha causado controversia en la oposición, que acusó una “operación del gobierno” en contra de la directora saliente, Consuelo Contreras.