Llaman a conmemorar los 50 años del triunfo y asunción del gobierno de la Unidad Popular

En el marco del natalicio del presidente Salvador Allende, miembros del comité de iniciativa junto a parlamentarios y dirigentes sociales y sindicales entregó una agenda de actividades para conmemorar los 50 años del triunfo y asunción del gobierno de la Unidad Popular, así como la vigencia de su programa en la actual crisis sanitaria y social junto a un llamamiento al pueblo de Chile.

En primer término, el diputado del Partido Comunista, Hugo Gutiérrez, destacó la vigencia de Salvador Allende, a 50 años del triunfo de la Unidad Popular, cuya figura cobra especial significado en la lucha contra el régimen que hoy encabezan los herederos del dictador Pinochet.

 

La diputada Carmen Hertz coincidió en la necesidad de reivindicar el proyecto político del presidente Allende, retomando las luchas por dignificar a los trabajadores de Chile.

 

Asimismo, Pablo Sepúlveda Allende, nieto del ex mandatario, dijo que la vigencia de la Unidad Popular viene a poner en tela de juicio el modelo que se impuso a sangre y fuego para remplazar el proyecto de país que su abuelo dirigió.

 

Por su parte, la Consejera regional de Concepción, Tania Concha, aclaró que el mundo progresista va a seguir adelante en la búsqueda de una alternativa al modelo neoliberal.

 

A su vez, el doctor Juan Carlos Concha, ex ministro de Salvador Allende, fue enfático en sostener que la Unidad Popular fue la culminación de un proceso histórico iniciado por los trabajadores del salitre en el norte.

 

El alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, comentó que las 50 medidas de la UP son tan contemporáneas, que bien podrían representar los pilares de la revolución del 18 de octubre en adelante.

 

En tanto, Manuel Ahumada, presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores del Cobre, afirmó que el programa de Salvador Allende es la base para plantear un nuevo modelo de desarrollo para los sectores populares.

 

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, subrayó que la Unidad Popular es un claro ejemplo de cómo las grandes transformaciones son posibles gracias al esfuerzo colectivo del mundo progresista.

 

Los dirigentes sociales, sindicales y políticos, indicaron que los lineamientos centrales del programa de la Unidad Popular continúan vigentes, y deben ser la base de cualquier proyecto de transformación, como el que vive Chile en momentos actuales, ahora bajo la pausa del confinamiento por la Covid-19, pero con un proceso constituyente en curso.




Juan A. Lagos: «Programa de gobierno de la UP es la propuesta de país más democrática que se ha construido en Chile desde su origen»

A 112 años del natalicio del presidente Salvador Allende, el analista Juan Andrés Lagos, afirmó que la Unidad Popular como proyecto político no pudo ser derrotada por la Dictadura cívico-militar, ya que hoy cobra más vigencia que nunca.

Asimismo, el integrante de la comisión política del Partido Comunista, destacó el programa de gobierno de la UP como la propuesta de país más democrática que se ha construido en la República de Chile desde su origen.

 

A juicio del analista, la crisis social que golpea a Chile se ha visto marcada por una acción política que Sebastián Piñera sigue cursando al margen de la democracia y el Estado de Derecho.

 

Juan Andrés Lagos añadió que las facultades del Parlamento son muy limitadas debido a la herencia de la Constitución pinochetista, enmarcada en régimen extremadamente presidencialista, y servil a los intereses de los grupos oligárquicos.

 

El analista Juan Andrés Lagos dijo que las fuerzas progresistas de Chile debieran denunciar la fuerte intervención norteamericana que aún se ejerce en el terreno político y económico, a tal punto de promover un régimen autoritario como el actual.




Juan A. Lagos: «Crisis institucional es consecuencia de una transición pactada donde la soberanía popular fue desplazada por la gran oligarquía»

Juan Andrés Lagos, miembro de la comisión política del Partido Comunista, destacó que el estallido social en Chile se produce en el contexto de los 50 años del triunfo del presidente Salvador Allende y tiene orígenes profundos en una transición pactada que profundizó el neoliberalismo y por ende las desigualdades.

El dirigente sostuvo que la Unidad Popular se trató del gobierno más democrático y popular que ha tenido Chile, previo a una transición donde por 30 años ha prevalecido la herencia de la Dictadura.

 

Juan Andrés Lagos sostuvo que el proyecto político de la Unidad Popular está más vigente que nunca, pues conecta con las grandes demandas que originaron el estallido social,

 

A juicio del analista, la crisis institucional que atraviesa el país es consecuencia de una transición pactada donde la soberanía popular fue desplazada por las grandes oligarquías.

 

Juan Andrés Lagos dijo que la salida a esta crisis es la renuncia de Sebastián Piñera, su gobierno y el Parlamento, para así poder adelantar las elecciones generales.

 

El analista Juan Andrés Lagos concluyó que el llamado a elecciones presidenciales y parlamentarias es el primer paso para lograr sintonizar con la ciudadanía y el proceso constituyente en curso.




Sentidos homenajes a Salvador Allende en su monumento en plaza de La Constitución

Diversos actores políticos, gremiales y sociales rindieron homenaje al presidente Salvador Allende al conmemorarse un año más del golpe de Estado cívico militar ocurrido un 11 de septiembre de 1973

En primer término, la senadora e hija del exmandatario, Isabel Allende, cuestionó que el gobierno considere esta fecha como un día normal, pues para muchos representa dolor y quiebre democrático.

 

Representando al partido Progresista, su presidente metropolitano, Bernardo Almuna, expresó que la visión de Salvador Allende de construir un país y una sociedad distinta, debe ser la inspiración que mueva a las fuerzas de Izquierda a perseguir la unidad más amplia.

 

Para el exministro de Estado y dirigente político, Víctor Osorio, el gobierno de la Unidad Popular representa un ejemplo de avance social y progresismo para nuestra historia.

 

Del mismo modo, la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro, comentó que Chile está en un momento determinante en lo que respecta a avanzar definitivamente hacia la verdad y la justicia plena.

 

Por su parte, el Secretario General del Partido Comunista, Lautaro Carmona, acusó a Sebastián Piñera de ser obsecuente con los intereses neoliberales y a relativizar el genocidio de Estado a propósito de la Dictadura de Pinochet.

 

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, destacó la impronta de Salvador Allende, por colocar a los trabajadores en el núcleo del desarrollo productivo de Chile.

 

José Pérez Debelli, presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales expresó que el presidente asesinado en el Palacio de La Moneda, entregó su vida por un proyecto que el país aun demanda, siendo recordado hoy con tristeza, pero también con esperanza hacia el futuro.

 

Desde la Federación de Profesionales Universitarios de la Salud, su dirigenta Gabriela Farías, junto con destacar el aporte que representó Salvador Allende para distintas políticas sociales, homenajeó también a muchos profesionales médicos, muertos a manos de la represión.

 

Consignar que las distintas organizaciones gremiales, partidos políticos y agrupaciones sociales se desplazaron por   la calle Morande desde la Alameda, para luego detenerse unos minutos en la mítica puerta en donde acostumbraba a ingresar el presidente Allende al palacio de La Moneda.

Posteriormente  prosiguieron  hasta la estatua del mandatario socialista ubicada en la plaza de la Constitución, donde realizaron diversos homenajes junto con entregar ofrendas florales.

 




La Unidad Popular y el Presidente Allende fueron la expresión máxima del avance en derechos de la clase trabajadora señaló Marcos Barraza

El exministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, sostuvo que la demanda por verdad y justicia plena sigue vigente a 46 años del golpe de Estado, en un contexto donde el gobierno carece de voluntad política para avanzar en materia de derechos humanos.

El dirigente del Partido Comunista aclaró que el poder judicial tampoco se ha hecho cargo de condenar plenamente a los criminales de lesa humanidad. 

 

En ese sentido, Marcos Barraza afirmó que los dichos de Sebastián Piñera relativizando el golpe de Estado dan cuenta de una práctica regresiva en la búsqueda de verdad y justicia plena.

 

El dirigente comunista advirtió que el ADN golpista de la derecha sigue vigente, y en consecuencia, el 11 de septiembre no debe ser visto como un episodio aislado, sobre todo en un contexto marcado por la irrupción de corrientes neofascistas en Latinoamérica. 

 

El ex ministro de Estado concluyó que los efectos del golpe cívico-militar aún se dejan sentir en la historia de Chile con mucha fuerza, pues hay mil 200 paraderos de detenidos desaparecidos que se desconocen, pero también miles de víctimas de la tortura, la represión y el encarcelamiento.




En nuevo aniversario del triunfo de la UP y Salvador Allende llaman a masiva conmemoración de los 50 años el 2020

El Comité de Conmemoración de los 50 años de la Unidad Popular dio a conocer la iniciativa, por parte de una gran cantidad de organizaciones e instituciones, de comenzar una serie de actividades y construcción político-social encaminada hacia la celebración, en septiembre de 2020, de los 50 años del triunfo de la Unidad Popular.

Junto a la estatua del presidente mártir, recordaron que un 4 de septiembre de 1970, Salvador Allende triunfaba en las urnas, tal como lo expresó la presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, Alicia Lira.

 

Del mismo modo, la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, sostuvo que es un deber honrar a un presidente que puso en el centro de las transformaciones sociales a la clase trabajadora, y que hoy es inspiración en la lucha por frenar las contrarreformas que pretende imponer este gobierno.

 

Por su parte, el presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre, Manuel Ahumada, rescató la memoria y la tradición democrática de nuestro país-representada por Salvador Allende, como una forma de avanzar en las reivindicaciones sociales que el país demanda.

 

En el mismo contexto, el Secretario General del Partido Comunista, Lautaro Carmona, manifestó que gran parte de la solución al drama que vive Chile por causa de este sistema neoliberal, se encuentran en los postulados de la Unidad Popular representada por Allende, en donde la soberanía económica, la industrialización de nuestros recursos naturales   y la participación democrática adquieren un rol fundamental.

 

Lautaro Carmona valoró el programa que el presidente Allende ofreció al pueblo de Chile, en donde cada uno de los colectivos sociales y políticos estaban integrados en un modelo socialista de raigambre popular, el cual fue compartido y aun es defendido por el PC

 

Señalar que tanto este acto de celebración del triunfo de Salvador Allende aquel 4 de septiembre de 1970, como la marcha por los DD.H.H que tendrá lugar el próximo domingo 8 de este mismo mes, son el comienzo de una serie de actividades político sociales que buscan rememorar los 50 años del gobierno de la Unidad Popular, durante el año 2020.




A 111 años de su natalicio homenajearon a Salvador Allende

Al conmemorarse un nuevo aniversario del natalicio del presidente Salvador Allende, distintos personeros políticos y gremiales del partido Comunista rindieron su homenaje al mandatario socialista, destacando la vigencia de su legado y la trascendencia de su figura, incluso más allá del tiempo y nuestras fronteras.

En primer término, el diputado Boris Barrera señaló que en una época en que existe un desprestigio de la actividad política y las instituciones, el discurso y la consecuencia de Salvador Allende se agiganta, representando para la izquierda un claro ejemplo a seguir.

 

Del mismo modo, el presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre, Manuel Ahumada, expresó que aun cuando este gobierno pretenda borrar la historia-a propósito de la propuesta de modificación curricular en los colegios, los postulados de Allende y el gobierno del pueblo, toman más vigencia que nunca.

 

Desde la Coordinadora de Solidaridad con Cuba, Pedro Bronzic, expresó que la reserva moral y la valentía de Allende al denunciar la arremetida histórica del imperialismo, contrarresta con la política internacional heredada de la Dictadura, la cual ha promovido gobiernos profascistas que han proliferado en nuestro Continente.

 

Así mismo, la abogada y dirigente PC Julia Urquieta expresó en que en un momento en que nuestro país se debate en una crisis institucional, en la cual se han perdido los valores y la relevancia de las ideologías, las credenciales democráticas de Salvador Allende aparecen con más fuerza que nunca en nuestra sociedad.

 

Todos los dirigentes coincidieron en que el mejor homenaje que hoy puede recibir el presidente Allende es la unidad latinoamericana   en torno a defender las democracias representativas del Continente  , representadas en Cuba y Venezuela, mirando con una perspectiva fraterna a nuestros hermanos de las naciones vecinas , a propósito  de la cuestionada política migratoria del gobierno de Sebastián Piñera, reflejada  en lo que está sucediendo  con los ciudadanos venezolanos que sufren hoy en el norte del país.

Convergencia Social: El homenaje del Frente Amplio

El Partido Convergencia Social rindió un homenaje al Presidente Salvador Allende en el marco de su natalicio. Junto con la entrega de una ofrenda floral a los pies del monumento del mandatario socialista en la Plaza de la Constitución, los dirigentes políticos reconocieron en el presidente mártir una influencia determinante en su desarrollo como colectividad.

En primer término, el vicepresidente de Convergencia Social, Cristian Cuevas, destacó a Allende como un referente histórico para la Izquierda, transformándose en una fuente inagotable de inspiración para los pasos en que el progresismo debe avanzar.

 

Por su parte, Claudia Hasbún, encargada de relaciones políticas de esta colectividad, exhortó a toda la sociedad chilena a tomar los principios de justicia social que representaba Salvador Allende, para así cambiar un modelo económico y social al que nos ha llevado la Derecha, el cual sólo ha representado pobreza y represión para nuestro pueblo.

 

Así mismo, desde la mesa Directiva de Convergencia Social, Lucas Cifuentes sostuvo que recoger el discurso del mandatario socialista asesinado en la Moneda, permitirá reconstruir gran parte de nuestra convivencia democrática, principalmente de la clase trabajadora y los sectores hoy más postergados de nuestro país.

 

Desde Convergencia Social insistieron en que son las nuevas generaciones conectadas con nuestra memoria y nuestra historia, quienes deben defender, por ejemplo, a los profesores, los trabajadores del Cobre, los pueblos originarios y a nuestros estudiantes de las agresiones profundas que reciben   por parte de un gobierno que no conoce el más mínimo sentido del dialogo republicano.




Miguel Lawner: Villa militar del Este, un nuevo escándalo del Ejército de Chile

El Diario Financiero de fecha 9 de abril de 2019, publica una extensa crónica bajo el siguiente título: Ejército concretará nueva venta de terreno en exclusivo sector de Las Condes, donde se da a conocer que la institución tiene en marcha un desarrollo inmobiliario en la Villa Militar del Este, con un costo de construcción de al menos 120 millones de dólares y que para su financiamiento, se enajenará un sitio.

En este mismo artículo venimos a enterarnos que en 2016, el Ejército ya había vendido un paño en la misma zona, con un valor de 46 millones de dólares.

La Villa Militar del Este, es un terreno de unas 15 hectáreas, situado en la avenida Américo Vespucio, entre Presidente Riesco y Cerro Colorado. Al fondo mira a la diagonal Alonso de Córdova. Evidentemente se trata de una ubicación excepcional, de altísimo valor en virtud de la acelerada especulación que experimenta hoy día el suelo urbano.

Historia:

En 1971, poco después de asumir el gobierno de la Unidad Popular, el general Carlos Prats, comandante en Jefe del Ejército le planteó al Presidente Allende, que el Ejército carecía de un mecanismo lógico, para poder acceder a las viviendas requeridas por la institución. Le añadió que la Ley establecía entonces, que antes de entregar las viviendas construidas a lo largo de Chile por la CORVI, esta institución debía ofrecer el 10% de ellas al Ejército, que debía decidir si las acepaba o no.

En virtud de este procedimiento, el general Prats le manifestó al Presidente, por ejemplo, que el Ejército requería viviendas en Quilpué, pero la Corvi le ofrecía en Quillota o Limache. Permanentemente vivían ante la incertidumbre de aceptarlas o rechazarlas. Al aceptarlas, el Ejército se había hecho propietario de un parque habitacional subutilizado. La institución militar no estaba preparada para administrar viviendas que en algunos casos no requería, las cuales se arrendaban o simplemente permanecían vacías, todo lo cual se prestaba a situaciones irregulares. Prats terminó afirmando que era necesario planificar las necesidades habitacionales de la institución.

En esa misma reunión se acordó firmar el Convenio Ejército de Chile-Cormu, del cual yo fui designado su Presidente. La vicepresidencia, correspondería al general a cargo del Comando de Apoyo Logístico y Administrativo del Ejército, hoy llamado Comando de Bienestar. El primer año ejerció la Vicepresidencia el general Oscar Bonilla y el segundo año hasta el golpe militar, el general Arturo Vivero Ávila.

La CORMU estableció las oficinas del mencionado convenio, en uno de los edificios de la Remodelación San Borja, situado frente a la salida sur de la estación del Metro Universidad Católica, edificio que aún se mantiene bajo el dominio del Ejército.

Nosotros en CORMU, destinamos un número de profesionales, que se instalaron en dichas oficinas, de dedicación exclusiva a las tareas del Convenio. Todo plano o documento que se emitía era considerado top-secret y guardado en las oficinas ya mencionadas, por lo cual la documentación generada en el convenio Ejército de Chile-Cormu, no figura en los archivos de la CORMU.

Como ya es sabido, durante el mandato del Presidente Frei Montalva, la CORMU había expropiado en 1968, las 150 hectáreas correspondientes al fundo San Luis de Las Condes, terreno de inmejorable situación, que había permanecido sin desarrollo durante casi 40 años, a raíz de un prolongado litigio judicial.

Cuando nosotros asumimos nuestras responsabilidades en CORMU a fines del año 1970, la institución ya había expropiado dicho fundo y tenía preparado un plano seccional, definiendo el uso del suelo, la densidad, altura y tipo de la edificación a desarrollar en el ex fundo San Luis.

Tras las primeras reuniones con los representantes del Ejército, acordamos la realización de dos grandes conjuntos habitacionales en Santiago: La Villa Militar del Este en la ubicación ya mencionada y la Villa Militar Oeste, en el triángulo que se produce en la Ruta 68 con Avenida Pajaritos. Ambos terrenos fueron cedidos gratuitamente al Ejército, procedimiento normal en la época.

En la Villa Militar del Este, hicimos un Plano Seccional, consultando la construcción de unos mil departamentos. Tres bloques próximos a la Avenida Américo Vespucio, incluyeron departamentos de 140 m2, destinados a los generales de la institución. Los restantes se proyectaron en bloques de seis pisos de altura, con departamentos de 70 a 100 m2, para asignarlos al resto de la oficialidad.

Febrero de 1972. Ceremonia de colocación de la primera piedra en Villa Militar del Este. De izquierda a derecha: General Oscar Bonilla, El Presidente Allende y Miguel Lawner.

En enero de 1973, se terminaron los tres bloques próximos a Américo Vespucio de forma piramidal, tal como pueden apreciarse hasta ahora. Yo mismo le entregué las llaves al primer oficial que llegó a ocuparlos: el general Sergio Arellano Stark, quién venía destinado desde el Regimiento Maipo en Valparaíso, donde se había desempeñado como comandante de dicha unidad. Para el golpe militar en septiembre de 1973, el resto de los bloques experimentaban un importante avance de las obras.

En la Villa Militar Oeste, se proyectó otro importante conjunto habitacional, consistente en 2.000 departamentos, destinado a la oficialidad de menor rango y a personal de tropa.

El 20 de febrero de 1973, se instaló allí la primera piedra en una ceremonia presidida por el Presidente Allende, con la presencia de varios ministros de estado, el general Carlos Prats, de Augusto Pinochet, quién firmó como Comandante en Jefe subrogante del Ejército, el Vicepresidente de la Cormu, arquitecto Jorge Wong, el general Arturo Viveros, en su calidad de Vicepresidente del Convenio Ejército de Chile-Cormu y yo, que firmé como Presidente de dicho convenio. Obra en mi poder una copia del pergamino instalado en dicha ceremonia, que atestigua la veracidad de todo lo que he afirmado.

En este conjunto habitacional no alcanzamos a concluir ningún bloque antes del golpe militar, pero las obras experimentaban ya un avance significativo.

En resumidas cuentas, el Estado de Chile, a través de CORMU, cedió al Ejército a título gratuito, los terrenos para levantar las Villas Militar del Este y del Oeste. El Estado realizó gratuitamente los expedientes técnicos de arquitectura y demás especialidades de ambos proyectos y construyó gratuitamente todas las obras de arquitectura e infraestructura.

 Así eran las relaciones entre las diferentes instituciones del Estado, antes del golpe militar. Sin que mediara dinero de por medio. Nosotros en CORMU, por ejemplo, solicitamos la transferencia de un Polígono de Tiro en desuso, que el Ejército tenía entre Avenida Perú y Recoleta, y en un par de meses, nos fue transferido gratuitamente. Lo mismo sucedió con la Empresa de Trasportes Colectivos del Estado, que nos trasfirió gratuitamente un Terminal de tranvías ya obsoleto, ubicado en Mapocho-Bulnes, terreno donde levantamos el conjunto habitacional con dicho nombre.

Pero Pinochet, ejerciendo el poder absoluto, decidió modificar esta situación, otorgándole a las fuerzas armadas la propiedad de sus bienes inmuebles y la autorización para enajenarlos comercialmente. Para ello, se colgó de la facultad contenida en el artículo 1° transitorio del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1971, del Ministerio de Defensa Nacional, destinado a regularizar el dominio del Ejército sobre unas propiedades, mediante el estableciendo del PAF (Patrimonio de Afectación Fiscal), que le otorgó dichas facultades por el lapso de noventa días.  

Este decreto N° 1 de 1971, fue el fundamento para que la Junta Militar emitiera en el año 1975, el Decreto Ley N° 1.113, cuyo artículo 1° establece lo siguiente:  “Los Comandantes o Jefes del Comando de Ingenieros del Ejército, del Servicio de Obras y Construcciones de la Armada, del Comando Logístico de la Fuerza Aérea, de la Dirección de Logística de Carabineros, de la Jefatura de Logística de la Policía de Investigaciones de Chile, previa autorización de sus Comandantes en Jefe, General Director o Director General, en su caso, tendrán la representación del Fisco para adquirir, a cualquier título, bienes raíces para sus instituciones y para enajenarlos” (sic)

Fue mediante esta fórmula del PAF, la que le permitió a Pinochet, aún comandante en jefe del Ejército, enajenar en 1997, el terreno y los 27 bloques de la Villa San Luis de Las Condes y anunciar públicamente que la transacción se había efectuado por la suma de 98 millones de dólares.

El dictamen Nº 23.752 del año 1998 de la Contraloría General de la República, extinguió la posibilidad de asignar bienes fiscales al PAF para que el Ejército y las otras ramas de la FFAA, vendieran inmuebles que ocupaban del modo en como lo estuvieron haciendo antes de ese año, es decir, recibiendo el dinero esas instituciones militares del Estado.

Sin embargo, este dictamen es ignorado por las fuerzas armadas las que siguen comercializando fácticamente sus transacciones inmobiliarias en el PAF.

El negocio

En relación con un nuevo negocio en la Villa Militar del Este, la información ya mencionada, del Diario Financiero anuncia que “la institución tiene en marcha un plan maestro para renovar completamente la villa, el que considera la edificación de cinco torres de vivienda, un edificio de administración, una residencia universitaria, un jardín infantil, un hotel militar que reemplazará el actual (H.M. Viejos Estandartes) un centro clínico, áreas verdes, zonas de juegos, piscinas y sectores comerciales”.

¿A título de que el Ejército se transforma en un agente inmobiliario o en un corredor de propiedades?

¿Quién controla la administración de esta danza de millones dólares que ingresan a las arcas de Ejército por vía de sus negocios inmobiliarios?

La institución dispone del Presupuesto Nacional aprobado por el Poder legislativo para financiar todas sus funciones. Además, debemos sumar el 10% sobre las ventas de nuestro cobre.  A diferencia -por ejemplo- de la Cultura o la Educación que deben autofinanciar parte de sus actividades, el Ejército no requiere financiamientos adicionales.

¿Qué razones, sino una simple operación especulativa, puede justificar la demolición en Villa Militar del Este, de edificios sólidos, de hormigón, construidos en 1972-75, en perfecto estado de conservación, que resistieron sin un rasguño los terremotos de 1985 y 2010?

Es una auténtica aberración bajo el punto de vista técnico y patrimonial.

Para los ciudadanos chilenos, nos resulta inaceptable que la institución destinada a velar por la seguridad nacional y la integridad de nuestro territorio, esté involucrada en negocios tan ajenos a sus tareas profesionales.

El Ejército de Chile, institución de un perfil tradicionalmente serio y austero, nos resulta hoy irreconocible. Jamás, bajo la conducción de personas como los generales René Schneider o Carlos Prats, pudieron ocurrir acciones tan reprochables como las que hemos señalado.

El cuadro actual, como todos sabemos, se presta para facilitar actos de corrupción como los que tienen en las cuerdas al ex comandante en Jefe del Ejército Juan Miguel Fuente Alba, acusado de malversar nada menos que 3.500 millones de pesos.

 ¡Basta!

Si el Ejército no requiera para sus fines institucionales la totalidad del terreno que cubre la Villa Militar del Este, debe devolverlo a Bienes Nacionales, para que el Estado chileno, resuelva su mejor destino.

Quizás, no sería una mala idea destinarlo a algunos de los programas de integración social que tanto pregona el actual gobierno y en particular el alcalde Joaquín Lavín, quién clama por la falta de terrenos en la comuna de Las Condes. ¿Por qué no?  ¿O acaso este noble y necesario objetivo de integrarnos socialmente es una mera expresión retórica?

En mi opinión, el gobierno de Chile debe detener un proyecto tan irracional como el que se proyecta en nuestra histórica Villa Militar del Este y la Cámara de Diputados debiera designar, una Comisión Investigadora de este hecho tan escandaloso. antes que se produzca la transacción comercial entre el Ejército y una empresa inmobiliaria.

Miguel Lawner / Arquitecto.         

19.04.2019.




«Nuestro Salvador Allende» una columna de Carlos Poblete Ávila

El Presidente Salvador Allende como el luchador social histórico que fue, está inscrito en la fértil memoria de Chile y de los pueblos del mundo que supieron de su consecuencia política.
Él mismo lo decía : » Soy un luchador social de toda mi vida «. Se convirtió en un líder popular que durante años consagró su inteligencia y su voluntad para hacer de Chile una Patria digna. Su biografía nos habla de esos altos valores humanos que millones de trabajadores, hombres, mujeres y jóvenes tuvieron y tuvimos el privilegio de conocer y vivir.
Personalmente siempre me impresionó su inmensa vitalidad, su incansable entrega en pos de las transformaciones que nuestra sociedad requería, país nuestro por siglos a merced de la explotación y del saqueo de las clases oligárquicas y de los intereses foráneos imperialistas.
Como se sabe, muy joven siendo estudiante fue expulsado de la Universidad por su claro compromiso como luchador. Luego en 1938-39, fue ministro de Estado en el área de la salud, en el gobierno del Presidente Pedro Aguirre Cerda. Parlamentario -diputado y senador -. Autor de leyes en defensa de las madres y de los niños. Cuatro veces postuló a la Presidencia de la República: en 1952, 58, 64 y 1970. El pueblo de Chile fue ‘ allendista ‘ ; el poeta nacional Gonzalo Rojas, hace unos años, al recibir el Premio Internacional Miguel de Cervantes en España, dijo ser ‘ allendero ‘, rica connotación semántica que habla del carácter popular del líder que fue Allende.
Salvador Allende fue un patriota revolucionario. Como Presidente durante su mandato postuló y ejecutó las radicales transformaciones sociales, económicas y culturales que el país demandaba, con claras perspectivas al socialismo. Tras ese justo proyecto hacia una nueva sociedad, de forma inédita se logró unir a las corrientes ideológicas marxistas, laicas y cristianas, en lo que se llamó y fue la Unidad Popular.
Su Gobierno ( 1970 a 1973 ) se enfrentó a los grandes poderes : A la oligarquía chilena y a su aliado el imperialismo norteamericano. El sabotaje y la traición, sumado al crimen de esos poderes fraguaron finalmente el  11 de septiembre de 1973, el funesto y sangriento golpe de Estado, que instaló en el país por 17 años a la dictadura cívico militar de carácter fascista.
El fragmento del discurso del Presidente Allende que se escucha y que va con este texto, fue pronunciado a miles de estudiantes y académicos de la prestigiosa Universidad de Guadalajara de  México. Ese hermoso y monumental Auditorio lleva el nombre del Ilustre Mandatario chileno. Esa intervención del Presidente dirigida a la Juventud de América Latina, ocurrió el día 2 de Diciembre de 1972, a 9 meses del golpe de Estado.
La Federación de Estudiantes de ese plantel universitario, en 1997, editó 120 mil ejemplares con el texto completo de ese memorable discurso. Fue la ocasión en que Salvador Allende dijo aquella famosa frase que ha marcado a millones de jóvenes de Nuestra América : » Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica «.
Carlos Poblete Ávila,
Profesor de Estado
Chile, Septiembre de 2018.



Marcos Barraza ante el 11 de septiembre: «El golpe fue fruto de una estrategia de la derecha para impedir las transformaciones sociales cursadas por la Unidad Popular»

El ex ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, repudió que Sebastián Piñera pretenda negar la magnitud de las graves violaciones a los Derechos Humanos cometidas en Dictadura, a través de una carta llamada “11 de septiembre: Memoria e Historia” que envió a El Mercurio, calificando el gobierno de Allende como un camino resistido por la mayoría de los chilenos.

Al respecto, el dirigente del Partido Comunista aclaró que el golpe de Estado fue fruto de una estrategia de la derecha, orientada a impedir las transformaciones sociales, cursadas por la Unidad Popular.

Estrategia que según recordó Marcos Barraza, la derecha ejecutó mediante una campaña de desestabilización amparada por el intervencionismo norteamericano.

 

Según indicó el ex ministro de Estado, la carta de Sebastián Piñera se inscribe dentro de aquellos negacionistas que juegan al empate político, tratando de justificar las violaciones a los Derechos Humanos, para legitimar el Golpe de Estado.  

 

Para Marcos Barraza, no es extraño que el mandatario evite referirse al intervencionismo norteamericano que llevó al Golpe de Estado en Chile, considerando que Sebastián Piñera tiene cuentas pendientes con la justicia de ese país, en el marco de las investigaciones por uso de información privilegiada en el caso LAN.

 

El dirigente comunista afirmó que la ciudadanía debe seguir movilizándose, en exigencia de verdad y justicia, para evitar que se instale la impunidad y el negacionismo, en un contexto de re victimización permanente a los familiares de ejecutados políticos y detenidos desaparecidos, por parte del poder judicial. 

 

Finalmente, Marcos Barraza señaló que los chilenos deben ser plenamente consistentes con su aspiración de seguir cursando transformaciones culturales y políticas, poniendo al centro el valor de la Democracia y el respeto a los Derechos Humanos.