Bárbara Figueroa: “Piñera y su gobierno tienen desconexión e indolencia total con la realidad del país”

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, sostuvo que los anuncios de Sebastián Piñera sobre un nuevo paquete de ayudas sociales en el marco de la “Agenda de Mínimos Comunes”, dan cuenta de su desconexión total con la realidad del país, lejos de ir en ayuda de todos los hogares afectados por la crisis sanitaria, económica y de empleabilidad.

La dirigenta explicó que el nuevo Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), no alcanza a cubrir al 80 por ciento de la población, manteniendo el criterio de hiper-focalización que ha primado bajo el actual gobierno.

Respecto a las nuevas ayudas a las pymes, Bárbara Figueroa lamentó que el Estado tenga que subsidiar a empresas a través del seguro de cesantía, cuando éstas han mantenido sus ganancias a costa de los trabajadores.

 

La presidenta de la CUT dijo que el gobierno nuevamente ha optado por proteger los intereses del empresariado a costa del Estado, en vez de poner al centro las necesidades de los trabajadores.

 

Bárbara Figueroa calificó como “vergonzoso” que el Estado deba subsidiar los salarios y las leyes sociales de aquellas empresas que se acogieron a la mal llamada ley de protección al empleo.

 

La presidenta de la CUT afirmó que Sebastián Piñera sigue siendo el mayor obstáculo para avanzar en soluciones reales a los problemas de la gente, pues no está dispuesto a entender la magnitud de la crisis.

 

Bárbara Figueroa aclaró que no basta con hacer ajustes ministeriales, si el presidente de la República no tiene la voluntad política de dialogar con los actores incumbentes, en el marco de la crisis sanitaria y de empleabilidad que atraviesa el país.




Bárbara Figueroa reitera que CUT seguirá defendiendo propuesta de salario mínimo por sobre la línea de la pobreza

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, ratificó que van a seguir defendiendo su propuesta de salario mínimo de 500 mil pesos, luego de que el ejecutivo ingresara al Congreso el proyecto de reajuste, planteando un aumento del 3,2 por ciento nominal, pese a no haber logrado un acuerdo en el guarismo con la CUT.

La dirigenta sostuvo que el gobierno no ha tenido la disposición a discutir los tres temas centrales que fueron expuestos por la multisindical; y que son salario mínimo situado por sobre la línea de la pobreza, renta básica de emergencia y congelamiento del precio de los alimentos.

 

Consultada por la Agenda de Mínimos Comunes del gobierno, la candidata a constituyente del distrito 12, compuesto por las comunas de Pirque, La Florida, La Pintana, Puente Alto y San José de Maipo, aclaró que Sebastián Piñera no es un interlocutor válido para imponer un marco de entendimiento.

 

Bárbara Figueroa dijo que la Huelga General Sanitaria del 30 de abril fue una acción necesaria del mundo sindical articulado para presionar al ejecutivo, debido a su mal manejo de una crisis económica y de empleabilidad extrema.

 

La presidenta de la CUT afirmó que el debate estructural gira en torno a buscar mecanismos de entrega de recursos económicos que permitan atender a las urgencias de la población durante la pandemia.

 

Bárbara Figueroa indicó que la Huelga General Sanitaria vino a inaugurar un proceso de movilización ascendente, en el marco de la urgencia de respuestas efectivas para la ciudadanía.

 

La candidata a constituyente de la lista “Apruebo Dignidad” por el distrito 12, dijo esperar que la Agenda de Mínimos Comunes no termine transformándose en un salvavidas para el Gobierno como ocurrió con el Acuerdo del 15 de noviembre de 2019.




Bárbara Figueroa señala que CUT rechaza propuesta de salario mínimo del gobierno

Desde la Central Unitaria de Trabajadores rechazaron el proyecto de salario mínimo propuesto por el gobierno, el cual implica sólo un reajuste de un 3 %, lo que equivaldría a un guarismo de 337.000 pesos.

Bárbara  Figueroa, presidenta de la multigremial, junto con cuestionar la falta de dialogo de la autoridad, expresó que aun el Ejecutivo no entiende que un aumento digno de las remuneraciones es la única forma de activar la economía.

 

Desde la CUT anunciaron que  insistirán en el debate respecto de sus propuesta de salario mínimo, esperando que en el Parlamento tengan una mejor acogida sus demandas ante un Ejecutivo, que en la práctica lo que hizo fue desahuciar el diálogo para poder imponer una propuesta que está muy lejos de lo que le había planteado el mundo sindical.

“Esperamos tener mejor acogida en el Congreso que con el gobierno de Derecha, que lo que hizo fue desahuciar el diálogo para imponer su propuesta” señaló.




Lautaro Carmona fustigó reajuste del gobierno al salario mínimo en sólo 6 mil pesos

El secretario general del Partido Comunista, Lautaro Carmona, criticó que los alcances del debate de salario mínimo se limiten a un reajuste de sólo 6 mil pesos, dada la negativa del gobierno a ofrecer un monto digno en medio de la grave crisis social y económica.

El dirigente político criticó que Sebastián Piñera esté priorizando la mano de obra barata por sobre la capacidad de consumo que se logra mediante buenas políticas salariales.

 

Lautaro Carmona afirmó que una nueva Constitución es la única herramienta mediante la cual los trabajadores pueden romper con la lógica subsidiaria que impide al Estado intervenir en la economía y por tanto, en la regulación de salarios.

 

El secretario general del PC explicó que la estrategia del mandatario está orientada a la acumulación de la riqueza por sobre la capacidad de consumo que puedan tener los trabajadores a partir de un incremento salarial.

 

Lautaro Carmona concluyó que Sebastián Piñera ha vuelto a poner el eje especulativo al centro del debate salarial, a objeto de seguir beneficiando a los empresarios a través de mano de obra barata.




Bárbara Figueroa: “Postura del gran empresariado es igual de mezquina que la del gobierno; sólo solidarizan con el país cuando se trata de hacer donaciones para lavado de imagen”

Con 40 votos a favor, uno en contra y una abstención, el Senado aprobó este martes el reajuste del salario mínimo de 0% real que propuso el gobierno. El proyecto había sido rechazado por la Cámara Diputados hace dos semanas, con votos en contra incluso del oficialismo, por lo que necesitaba dos tercios de los votos en la cámara alta para poder continuar su tramitación.

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, dijo que este resultado era predecible, a la luz de las constantes presiones del ejecutivo hacia el Parlamento, no obstante, criticó que habiendo una mayoría de oposición en el Senado, se haya alcanzado un quórum tan alto.

 

De igual forma, Bárbara Figueroa cuestionó que el gobierno no esté dispuesto a recoger los planteamientos de la CUT, bajo el pretexto de que no estarían las condiciones para exigirle un esfuerzo mayor al gran empresariado, cuando muy por el contrario, el aumento del salario mínimo sería un aporte a la reactivación económica.

 

Asimismo, la presidenta de la CUT rechazó las conjeturas del ministro de Hacienda, Ignacio Briones argumentando que las Pymes se verían afectadas con un eventual incremento del salario mínimo.

Al respecto, la dirigenta sindical aclaró que para las Pymes no es un problema aumentarlo de forma significativa, tal como han indicado sus representantes en distintas reuniones sostenidas con la Central.

 

Bárbara Figueroa afirmó que la postura del gran empresariado es igual de mezquina que la del gobierno, pues sólo solidarizan con el país cuando se trata de hacer donaciones para lavado de imagen.

 

La presidenta de la multigremial, Bárbara Figueroa, concluyó que los argumentos del gobierno para no reajustar el salario de los trabajadores, tanto en el sector público como privado, siempre están orientados a impedir que se vean dignificadas sus condiciones laborales.




Economista Andrés Solimano: “Actual salario mínimo implica vivir muy cerca de la línea de la pobreza”

El economista y presidente del Centro Internacional de Globalización y Desarrollo (CIGLOB), Andrés Solimano, afirmó que el sueldo mínimo de $320.500 está muy alejado de los estándares de calidad de vida fijados por el ministerio de Hacienda para los altos cargos del Banco Central, cuyos sueldos varían entre los 15 y los 20 millones de pesos mensuales.

Ante esa enorme brecha, el experto descartó que el salario mínimo sea más que suficiente para que una persona sola viva bien, como dijo el ministro de economía Lucas Palacios.

 

El doctor en Economía del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), explicó que el sueldo mínimo evidentemente implica vivir muy cerca de la línea de la pobreza, tanto para una persona sola, o el núcleo familiar.

 

En relación a las proyecciones económicas del Banco Central, Andrés Solimano, dijo que la menor caída del Producto Interno Bruto prevista para este año, se explica en un aumento del consumo, producto del retiro del 10 por ciento previsional.

 

El economista del CIGLOB aclaró que el Banco Central está ajustando los cálculos a la baja en función de la lenta recuperación económica que proyectan en el mediano plazo.

 

Andrés Solimano afirmó que las proyecciones para 2021 y 2022 son relativamente pesimistas al igual que las del sistema financiero, pues en parte llama la atención el mercado laboral, marcado por un alto desempleo.




Bárbara Figueroa: “La CUT históricamente ha planteado el desafío de construir una política salarial y no limitar el debate a materias de reajuste”

Sin acuerdo entre el gobierno y la Central Unitaria de Trabajadores y con una oferta de cero pesos de incremento ingresó el pasado jueves 3 de septiembre al Congreso el reajuste del salario mínimo 2021. La propuesta de la cartera liderada por Ignacio Briones es inédita y obedecería  a la actual crisis económica y laboral por el COVID-19, según los argumentos desplegados por la autoridad.

Junto con lamentar la postura del ejecutivo, la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, señaló que la manera más eficiente de reactivar la economía es a través de un crecimiento guiado por los salarios.

 

Bárbara Figueroa explicó que el aumento de los salarios es la mejor forma de generar liquidez en el mercado y muy particularmente en el sector de las Pequeñas y Medianas Empresas, cuya sobrevivencia depende de la capacidad de ingresos de los trabajadores.

 

En ese sentido, la presidenta de la CUT dijo que históricamente han planteado el desafío de construir una política salarial, y no limitar el debate a materias de reajuste.

 

Bárbara Figueroa aclaró que la crisis de empleabilidad que golpea a Chile es producto de la negativa constante del gobierno a recoger las propuestas de la CUT y otras organizaciones sindicales, quienes advirtieron con anterioridad las graves consecuencias económicas que traería la pandemia del Coronavirus.

 

La presidenta de la multisindical, Bárbara Figueroa, miró con preocupación que más de 3 millones de personas están fuera del mercado laboral, tratándose además de una situación que han advertido desde el inicio de la pandemia.




Cut y negativa del gobierno para reajustar salario mínimo enfrentando la grave crisis social

Sin acuerdo en las cifras concluyó la serie de reuniones sostenidas  entre el Ministerio  de Hacienda y la Central Unitaria de Trabajadores, a propósito del reajuste al salario mínimo.

Sin embargo para la presidenta de la multigremial Bárbara Figueroa se logró instalar  en la agenda la protección del empleo y la condición de que aquellas empresas que postulación  a subsidios estatales en este tiempo de pandemia, no sean aquellas que apliquen prácticas antisindicales  o despidos  injustificados.

 

La líder sindical expresó que si hay alguien en Chile que no solidariza con esta crisis económica y social, son los empresarios, pues ellos han impedido lograr un reajuste salarial razonable y capaz de activar con fuerza nuestra  la economía.

 

Bárbara Figueroa aclaró que lo que apuntan desde el mundo de los trabajadores es a un Ingreso Familiar de Emergencia que alcance los 400 mil pesos y para ello era importante que el gobierno hiciera un esfuerzo mediante un reajuste  que permitirá llegar a este objetivo en medio de esta pandemia.

 

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores adelantó  que ahora se seguirá debatiendo el reajuste  al salario  mínimo ahora en el Congreso, sin embargo advirtió que si el gobierno no quiere que este sea un camino tortuoso, debe colaborar para que los empresarios, sobre todo aquellos que se han enriquecido  en este periodo, asuman su responsabilidad social para  con Chile, concluyó Bárbara Figueroa.




Bárbara Figueroa: “Lo que necesitamos hoy es más recursos y el Estado debe salir a buscarlos para poder ayudar a superar la grave crisis social”

Desde el pasado viernes, la Central Unitaria de Trabajadores está en negociaciones con el Ejecutivo para el aumento del sueldo mínimo que hoy se mantiene en $320.500.

En el marco de este debate, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, aclaró que el gobierno no puede seguir anclado en la política contra cíclica de los 90 y 2000, descargando los costos de cada crisis en los trabajadores.

En ese sentido, la líder de la multisindical dijo que un impuesto a los súper ricos es el mejor mecanismo para romper con la lógica de medidas insuficientes e hiper-focalizadas a la hora de enfrentar contingencias como la actual.

 

Bárbara Figueroa criticó que el Gobierno optara por comprometer recursos del Estado hasta 2022, en vez de generar nuevos recursos y una mayor liquidez mediante el impuesto a las grandes fortunas del país, que además es una medida aplicada en muchos países del mundo.

 

La presidenta de la CUT remarcó que el impuesto a los súper ricos es una opción concreta para palear los efectos de la crisis social y económica, en un contexto donde el Gobierno no garantiza políticas de ayuda con sostenibilidad en el tiempo.

 

Finalmente, Bárbara Figueroa llamó al ejecutivo a acoger la propuesta de un impuesto a las mayores fortunas de Chile, a objeto de poder garantizar un ingreso básico de emergencia, que sea universal y sostenible en tiempos de crisis.




Diputados de Oposición hicieron un llamado al gobierno a responder propuesta de un sueldo mínimo de $430 mil líquidos

Asimismo, los parlamentarios reiteraron su solicitud de hacer una distinción en el subsidio de ingreso mínimo entre micro y mediana empresa, a fin que no se aplique a grandes empresas que sí pueden subir el sueldo de sus trabajador@s.

Los diputados de Oposición de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, encabezados por su presidenta, Gael Yeomans (CS), junto a Alejandra Sepúlveda, Maite Orsini (RD), Gabriel Silber (DC) y Gastón Saavedra (PS), hicieron un llamado al Gobierno a responder su propuesta de Sueldo Mínimo presentado la semana pasada, y que busca llegar a los $430 mil líquidos para todos los trabajadores.

Al respecto, la diputada Yeomans señaló que “Creemos que es necesario avanzar al aumento del salario mínimo a 550 mil pesos bruto, porque es un objetivo que una familia de 4 personas pueda contar con la superación de la línea de pobreza como ingreso y debería ser trazado en esta oportunidad”.

Además, según explicó la carta, que fue entregada ayer a distintos ministros de Estado, considera específicamente una propuesta de salario mínimo de $550.336 bruto, lo que se traduce en $435.536 líquidos, y asimismo, plantea hacer una distinción en el subsidio de ingreso mínimo entre micro y mediana empresa, confirmando el rechazo de la Oposición a que este subsidio se aplique a grandes empresas que sí pueden subir el sueldo de sus trabajador@s.

“Por eso solicitamos con urgencia una respuesta del Ejecutivo a esta carta, creemos que esta es la forma de abordar el aumento de salarios en Chile y esperamos esa respuesta para tener una sesión de hacernos cargo de este tema, pero hacernos cargo en serio y no a través de una subsidio, que ya sabemos es la receta vieja para resolver estos problemas. Ya hemos visto su consecuencias, este subsidio que se paga con la plata de todas las y los trabajadores profundiza la desigualdad”, aseguró la Presidenta de la Comisión de Trabajo, Gael Yeomans.

Por su parte, la diputada de la federación regionalista verde Social, Alejandra Sepúlveda, recalcó que “este subsidio es absolutamente regresivo, y nadie puede entender que se le esté entregando a las empresas más grandes también que son quienes tienen los recursos, en desmedro de las micro y pequeñas empresas.

“Nosotros lo único que queremos es que el ministerio del Trabajo, y la ministra Zaldívar en particular, entienda que tiene que subir el salario mínimo a las grandes empresas sin subsidio, y de esa manera priorizar los recursos para subsidiar a las pequeñas y medianas empresas. Ojalá que el gobierno entienda y no se siga haciendo el sordo como lo ha hecho hasta ahora”, concluyó.

Gael Yeomans:

Alejandra Sepúlveda: