Lautaro Carmona: “Falta de rigor y seriedad de la DC que atenta contra los intereses de la gran mayoría de la población”

El secretario general del Partido Comunista, Lautaro Carmona, acusó falta de rigor y seriedad por parte de la Democracia Cristiana, al respaldar el proyecto de ley de contrarreforma tributaria del gobierno.

En su opinión, esta postura contraria a los acuerdos suscritos con las fuerzas progresistas, respondió a una jugarreta de los parlamentarios democratacristianos que va en contra de los intereses de la gran mayoría de la población y sólo beneficia al 1% más rico del país.

 

A juicio de Lautaro Carmona, la Democracia Cristiana incurrió en una falta de rigor al elegir la mesa de la Cámara Baja con votos de la oposición, para posteriormente tomar posiciones a favor de la derecha en el mismo Parlamento.

 

Asimismo, el secretario general del PC calificó como una falta de lealtad el giro político de la DC, tras haber recabado apoyo electoral en condición de fuerza opositora a la derecha.

 

En ese sentido, Lautaro Carmona concluyó que la postura de los democratacristianos genera un quiebre en la unidad de la centro-izquierda, dada la contradicción entre el discurso y el actuar de sus parlamentarios.

 

Para Lautaro Carmona, es hora de que los comunistas vayan al dialogo directo con las demás fuerzas de oposición, a objeto de exponer posiciones y definir de manera clara como va a actuar la centro-izquierda a partir de ahora, frente al nuevo escenario político en el cual los coloca la Democracia Cristiana.




Opinión: POR QUÉ NOS MOVILIZAMOS EL 11  DE  ABRIL

(Por Juan Gajardo López / miembro Comisión Política PC de Chile). El próximo jueves 11 de abril la Central Unitaria de Trabajadores, en conjunto con otras organizaciones sociales, está convocando a una jornada nacional de movilización que denominó SEGUNDO PARO NACIONAL ACTIVO, cuyo objetivo central es detener la implementación de un conjunto de políticas regresivas y anti populares que está impulsando el actual gobierno.

El gobierno del señor Piñera fracasó en las dos principales medidas que prometió en su campaña: no ha habido ni seguridad pública ni crecimiento económico que permitan mejorar la calidad de vida de la mayoría de la población. Como sucedáneo a reales políticas de seguridad ofrece un incremento a los controles de identidad, medida que ha demostrado su ineficiencia, con el agravante que ahora pone su foco en los menores de edad, vulnerando los derechos universalmente reconocidos a la niñez. En paralelo, en el terreno económico busca un fortalecimiento del sistema privado de previsión, entregándole a las AFP más recursos de los trabajadores; plantea una contra reforma tributaria, la cual según sus propios cálculos depriva al Estado de más de 800 millones de dólares que se quedarían en las faltriqueras de los grupos más pudientes del país y no contento con eso, busca por medio de turbias legislaciones constreñir aún más los menguados derechos que posee el trabajador y sus organizaciones.

Estas serían razones más que suficientes explicativas del llamado a movilización del próximo jueves 11. Sin embargo, resulta imposible no ligar esta jornada de movilización a movilizaciones previas transcurridas durante el mes de marzo, partiendo por la muy masiva manifestación del día 8 a través de la cual las mujeres demandaron sus derechos, y que continuaron con manifestaciones en defensa del medio ambiente, contra la privatización de los derechos de agua, del pueblo mapuche, del adulto mayor, de la salud como derecho, del movimiento No + AFP, del movimiento de derechos humanos y que se prolongará después del 11 con la irrupción del movimiento estudiantil, que llama a una movilización el 25 de abril, entre otras motivaciones, en defensa de los 27 mil estudiantes que perderán su acceso a educación gratuita, a pesar de que el  MINEDUC durante 2018 no ejecutó más de 80 mil millones de pesos de su presupuesto, cantidad que resolvería el problema de estos jóvenes.

La movilización social en sí, si se expresa en diferentes movimientos desconectados entre ellos, siendo importantes, difícilmente lograrán revertir las determinaciones políticas de los gobernantes. Es parte de la lucha ideológica necesaria de dar,  convencer a los/ las diferentes actores/as movilizadas/os, de la necesidad de unir las luchas, buscando el denominador común a todas ellas o causa originaria, que no es otra que el sistema neoliberal impuesto en época de dictadura y vigente en nuestros días. En la dimensión política, esta es una de las tareas centrales de los militantes comunistas que participan en estos diferentes frentes. En la dimensión social, es tal vez la CUT la única organización social con la capacidad, prestancia y prestigio para buscar la unidad de las luchas del mundo social. Este es un desafío que el próximo 11 de abril tendrá una primera prueba, sabiendo que el camino a recorrer puede ser largo y complejo, pero que es una necesidad histórica para transformar esta actual realidad.




Miguel Lawner, Premio Nacional de Arquitectura

(Vía Colegio de Arquitectos). En una sesión extraordinaria del Directorio Nacional del Colegio de Arquitectos de Chile realizada hoy viernes 5 de abril, luego de la presentación de la terna de finalistas, y siguiendo el cronograma del proceso, se eligió como ganador del Premio Nacional de Arquitectura 2018-2020 al arquitecto Miguel Lawner Steiman.

El Premio Nacional de Arquitectura, máximo galardón que puede recibir un arquitecto o arquitecta en Chile, es otorgado cada dos años al arquitecto, arquitecta o equipo de arquitectos, cuya trayectoria y desempeño ético y profesional haya marcado un ejemplo para todos los arquitectos, en cualquiera de las manifestaciones del ejercicio profesional, especialmente en el campo de la ejecución de obras de arquitectura o de una destacada labor académica, gremial, o de participación en la gestión pública.

Miguel Lawner Steiman será premiado de manera oficial en la próxima Feria Libre de Arquitectura, XXI Bienal de Arquitectura y Urbanismo de Chile, en octubre de 2019, luego de dar una charla magistral y exponer una retrospectiva sobre toda su carrera.

Miguel Lawner Steiman (1928)

Con 90 años, Miguel Lawner representa un aporte académico incomparable en su integralidad. Sus aportes impulsados tanto en el gremio como en las políticas públicas, su legado en las enseñanzas dictadas en Chile, Dinamarca y Alemania e innumerables metros cuadrados proyectados de diversa escala, contexto y programa, lo hacen merecedor de este reconocimiento nacional a un arquitecto que, hasta el día de hoy, sigue vigente.

Lawner se tituló en 1954 en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile. Luego de su titulación, dictó clases en la misma casa de estudios y junto a su esposa Ana María Barrenechea y Francisco Ehijo fundaron la oficina profesional BEL Arquitectos Ltda., con la cual ganaron diversos concursos públicos relacionados con el diseño de viviendas sociales, equipamiento comunitario, entre otros proyectos.

Durante el Gobierno del Presidente Salvador Allende, Lawner se desempeñó como director ejecutivo de la Corporación de Mejoramiento Urbano (CORMU). Entre sus obras de este periodo se encuentran el diseño y ejecución de varios conjuntos habitacionales en Santiago, como la Villa San Luis, o el proyecto habitacional CORMUVAL, entre Santiago y Valparaíso.

Por otra parte, también fue parte de la planificación del edificio para la UNCTAD III y la Exposición Internacional de la Vivienda (VIEXPO). Durante su dirección ejecutiva, la CORMU construyó alrededor de 158 mil viviendas sociales.

Después del golpe de Estado de 1973, Lawner fue detenido pasó por distintos centros de detención, incluido Isla Dawson, para finalmente ser exiliado a Dinamarca junto a su esposa Ana María Barrenechea. En el exilio, Lawner se desempeñó como docente en la Universidad Goethe de la República Federal Alemana y en la Academia Real de Bellas Artes de Dinamarca. Pudo regresar a Chile en 1984.

En relación a su actividad gremial, entre 1965 y 1967 fue Secretario-Tesorero de la Delegación Santiago del Colegio de Arquitectos de Chile, mientras que desde 1986 a 1994 se desempeñó como Director Nacional.

Entre sus obras más relevantes se cuenta la Población Abate Molina en Talca, el Colegio Universitario Regional de Temuco, el Edificio de la COOPERCARAB en Santiago, El Edificio Consistorial de Lo Prado  y la rehabilitación del Museo de la Solidaridad Salvador Allende.

Entre sus numerosos premios se cuenta el Premio Alberto Risopatrón (Colegio de Arquitectos, 1994), la Medalla Claude Francois Brunet de Baines (Universidad de Chile, 2010), el Premio Edwin Haramoto (Instituto de la Vivienda, 2011) y el Premio Conservación de los Monumentos Nacionales (CMN, DIBAM y UNESCO, 2016).




Juan A. Lagos y el análisis del momento político: Búsqueda de acuerdos en la oposición, caída en la aprobación de Piñera, movilizaciones sociales

El dirigente del Partido Comunista, Juan Andrés Lagos, señaló que el acuerdo político firmado por bancadas de oposición, y que busca sentar mínimos comunes de compromisos, pone al centro las demandas de la ciudadanía, y en función de ellas, frenar la ofensiva neoliberal del gobierno en materia laboral, tributaria y de pensiones.

 

El dirigente comunista explicó que este acuerdo político también responde a la decepción de los partidos que se han sumado al llamado al diálogo de Sebastián Piñera, ya que las reuniones con Sebastián Piñera les hicieron reafirmar la negativa del gobierno a modificar su agenda pro empresarial.

 

Para Juan Andrés Lagos, es de suma importancia lo que pueda ocurrir en los próximos días en el Parlamento, respecto al cumplimiento del acuerdo firmado por bancadas de oposición.

 

El dirigente comunista dijo esperar que la oposición siga construyendo un diálogo fructífero sobre la base de contenidos programáticos y legislativos, ad portas del paro nacional activo, convocado por la Central Unitaria de Trabajadores para el próximo 11 de abril.

 

Finalmente, Juan Andrés Lagos aclaró que los comunistas no van a dialogar con el gobierno si éste insiste en propuestas legislativas a favor del gran empresariado, tal como ha quedado demostrado en las frustrantes reuniones de Sebastián Piñera con partidos de centro-izquierda.




Guillermo Teillier manifiesta aprensiones sobre proyecto de integración social del ministerio de Vivienda

Proyecto de integración social del ministerio de Vivienda y Urbanismo logró avanzar en la comisión homóloga en la Cámara de Diputados, pero con grandes dudas de algunos parlamentarios que apuntan a materias estructurales del proyecto.

La iniciativa del ministerio de Vivienda y Urbanismo, que ingresó en diciembre pasado al Congreso Nacional, pretende modificar los principales cuerpos normativos en pos de la integración social y urbana. Fue en la jornada de este miércoles que se decidía la idea de legislar cuando surgieron interrogantes al proyecto, el que ya había vivido extensas jornadas de exposiciones en la comisión por parte del ejecutivo,  de organizaciones territoriales, de allegados, profesionales, académicos, fundaciones, entre otros. Si bien se aprobó en general el avance del proyecto, se espera una intensa tramitación.

El diputado Guillermo Teillier, integrante de la Comisión de Vivienda, expresó que este proyecto propone crear zonas de integración urbana donde personas de diferentes capacidades económicas puedan convivir en un mismo lugar, algo que ya se trabajó en el gobierno anterior. Pero en esta ocasión sostuvo que a pesar de que pueda existir una buena intención del ejecutivo en legislar, la iniciativa suscita una serie de dudas.

En este sentido. la decisión del parlamentario comunista fue abstenerse en la idea de legislar. “Yo me abstuve porque quiero ver aclaradas mis dudas por parte del ministerio y de la propia discusión en la comisión”. Las razones del diputado se basan en algunas interrogantes como la concesión a privados en caso de edificar integrando subsidios de arriendo: “Estamos de acuerdo con el arrendamiento,  pero el hecho es que en la Región Metropolitana sabemos que los sitios fiscales son pocos, que hay miles de personas, de allegados que están en comités que están aspirando a tener una vivienda, que están mirando hacia esos sitios. Entonces el problema es si estos proyectos de integración social van a mermar las soluciones  para esa gente, y en ese caso no estaríamos de acuerdo”.

 

Otras de las aprensiones del parlamentario van en relación la permisividad que podrían llegar a tener las empresas para construir. “Este proyecto plantea una serie de exenciones a las empresas, tanto para la construcción en sitios fiscales como en sitios privados y tienen que ver con medio ambiente, con altura, con densidad. Lo que plantea la ley es que todas estas normas se pueden flexibilizar para las inmobiliarias que estén de acuerdo con hacer este negocio: construir edificios en que un porcentaje sea para gente de bajos recursos, o sea,  vivienda social, y con el resto puedan hacer negocio”.

Otro de los aspectos a observar es si estos incentivos llegarán a quienes quieran construir otro tipo de proyectos que no sean habitacionales. En efecto, la ley indica que la concesión será para quienes construyan, operen o mantengan viviendas u otras edificaciones bajo la condición de contemplar un porcentaje de viviendas destinadas a beneficiarios del subsidio de arriendo. Al respecto, Guillermo Teillier manifestó que “la ley también tiene imprecisiones respecto a si estos beneficios, a estas exenciones que se dan a las empresas van a ser sólo para viviendas (…) entonces queda la duda si alguien quiere construir un supermercado, un parque, y construye muy poquitas viviendas”, y por otro lado se realiza un negocio con otro tipo de fin. “Esas son las dudas que el Ministerio tiene que aclarar totalmente”,manifestó el parlamentario.

Sobre la no incorporación de la participación ciudadana en el proyecto, el diputado Teillier declaró que es un factor importante: “Al menos creemos que estos proyectos de zonas inmobiliarias deben pasar por los concejos municipales y debe haber una mayor consulta y participación de las personas”.

El diputado que representa a seis comunas de la zona sur de Santiago, territorio con amplia organización de comités de allegados, consignó finalmente que “se aprobó la idea de legislar, lo que está bien y por lo tanto nosotros también  vamos a preparar indicaciones, vamos a conversar”.

Los principales cambios que contempla el proyecto a la ley de Vivienda y Urbanismo es cambiar el nombre de la actual cartera por Ministerio de Ciudad y Vivienda, propone la integración social como criterio base para los instrumentos de planificación, establece incentivos a empresas por adoptar los proyectos de integración, faculta al SERVIU para concesionar el uso o goce del inmueble en el que se utilice para subsidio de arriendo, ente otros aspectos.




Lautaro Carmona critica duramente la mayor alza de Isapres de los últimos años

El secretario general del partido Comunista, Lautaro Carmona, valoró que la opinión pública instale con visibilidad el abuso que cometen las Isapres mediante el alza indiscriminada de sus planes de salud que pretenden implementar los próximos meses.

El dirigente político repudió que el modelo económico instale el lucro, transformando el derecho a salud en una mercancía.

 

A juicio de Lautaro Carmona, el Estado debe consagrar la salud como un derecho universal vinculado a la calidad de vida de la población, frente a cualquier patología o enfermedad.

 

El secretario general del Partido Comunista remarcó que la salud es un derecho humano, el cual debe ser garantizado por el Estado, a la par con los avances en materia de medicina e infraestructura.

 

Lautaro Carmona aclaró que el derecho a la salud está directamente vinculado al derecho a la vida, siendo ambos sistemáticamente vulnerados por la derecha a nivel mundial.




PC de Magallanes expresó preocupación por visita de reyes de Noruega y posible instalación de salmoneras en la zona

Con preocupación miran desde la comunidad magallánica la reciente visita de los reyes de Noruega a la zona, pues ven tras este aparente traslado turístico la intención de generar un lobby para instalar empresas salmoneras noruegas en nuestro país, tal como ha ocurrido en Argentina y más recientemente en la zona de Chiloé, generando un impacto altamente negativo en el ecosistema marino.

Así lo expresó el presidente regional del partido Comunista de Magallanes, Dalivor Eterovic, señalando que el rechazo a esta visita tiene que ver no sólo con los monarcas europeos y los actos de sumisión con que el alcalde de Punta Arenas les entregó las llaves de la ciudad, sino además con la comitiva de empresarios que los acompañan- mayoritariamente del rubro salmonero, interesados en enriquecerse a costa de los recursos naturales de Magallanes.

 

El timonel local del partido Comunista y ex Core de Magallanes, denunció que tras esta visita de los reyes noruegos se esconde un lobby feroz de las empresas de este país europeo por incrementar su producción de salmones en nuestro país a un menor costo y sin ningún tipo de restricciones ambientales, amparados en la libertad que les entrega este gobierno.

 

Sobre las externalidades que pueden surgir tras esta arremetida de estas firmas salmoneras en Magallanes, Dalivor Eterovic comentó que en Noruega los costos económicos y las exigencias ambientales en la producción pesquera son altas, motivo por el que se trasladan a Chile aprovechando la escasa protección ecológica, dañando el ecosistema marino, efecto que no es compensado de manera alguna por los escasos puestos de trabajo que puedan generarse en esta industria.

 

Finalmente, el presidente regional del partido Comunista de Magallanes, Dalivor Eterovic. lamentó que en una zona cuya aguas han sido declaradas patrimonio ambiental de la UNESCO, Piñera y su gobierno pongan a disposición de los grandes empresas nacionales y foráneos los beneficios económicos y la institucionalidad ambiental para intervenir y dañar lugares que cuentan con un paisaje y una riqueza marina incalculable, los mismos que hoy se encuentran en peligro, concluyó.




Columna: La transparencia garantiza derechos populares

(Por Juan Gajardo López / miembro Comisión Política PC de Chile). En el año durante el cual el gobierno está obligado a hacer cursar su agenda legislativa, hizo un llamado a los presidentes de los partidos de la oposición a negociar en La Moneda. Esto en un clima marcado por el pesimismo de los agentes económicos ante la escasa probabilidad de un repunte económico significativo, cual fue la demagógica promesa de campaña del actual presidente; a lo cual se suma que en todas las encuestas se verifica un incremento en los niveles de desaprobación del gobierno, incluido Piñera y agreguemos  el fracaso de su incursión en política internacional, donde esperaba lograr aprobación ciudadana, dada la chabacanería que primó en su Prosur y sus invitados encabezados por Bolsonaro.

Obviemos y no porque carezca de importancia, lo impropio de los canales por los cuales se intentó “informar” al presidente de nuestro Partido de esta “invitación”, para buscar precisar cuál es el sentido de este movimiento político gubernamental. No se trata de aquellos diálogos de “unidad nacional” de principios de gobierno, al cual se sintió convocada una ralea de personeros. Tampoco se puede aducir la ausencia de canales de comunicación, porque todo gobierno los tiene partiendo por los institucionales (hay un ministerio especializado en esos menesteres). Lo a tratar tampoco está referido a temas que amenacen la integridad del Estado, la república o la nación. Lo cierto es que al gobierno lo que le interesa es aprobar en el parlamento SUS proyectos.

Entonces lo a discutir es si se vuelven a “integrar” los impuestos, lo que en lo práctico se traduce, tal como lo precisó una amplia mesa de expertos de todos los partidos de oposición, que una ínfima minoría retiene para sí una cantidad significativa de recursos y para mitigar esa pérdida el gobierno propone más impuestos indirectos, que afectan a toda la gente o, lo a discutir son ajustes al sistema tributario que no invaliden un mínimo sentido de redistribución de recursos. Situación similar es con la reforma previsional, en la cual el gobierno enmascara su voluntad de seguir fortaleciendo las AFP inyectándoles más recursos de los trabajadores, uniéndolas al fondo solidario que tiene un sentido opuesto y que permite pensiones mínimas de sobrevivencia, a cargo del Estado, para los sectores más precarizados. Podríamos seguir abundando en ejemplos, pero el caso es que todo lo a negociar debe hacerse con transparencia, explicando a la ciudadanía el porqué de las definiciones que cada cual tome. Y ese espacio es el Congreso en sus dos cámaras.

Sin duda cada fuerza política es responsable de sus decisiones, pero cuando los comunistas decidimos no ir a La Moneda, estábamos diciendo que.no nos prestamos para juegos de corte, que jamás hemos rechazado el diálogo y la negociación, pero no estamos disponibles para aprobar proyectos de ley que vulneran o atentan contra los intereses de las mayorías. Optamos por el movimiento popular y sus reivindicaciones , que se expresan día a día en las calles de nuestro país.




Lautaro Carmona: “Gobierno tiene una actuación errática desde el primer día”

El secretario general del Partido Comunista, Lautaro Carmona, aclaró que el gobierno pretende dialogar con partidos de oposición, sin dejar espacio para introducir modificaciones a sus reformas; tributaria y previsional.

Desde esa perspectiva, el dirigente comunista opinó que el Ejecutivo debería escuchar a la oposición y acoger sus propuestas, en la perspectiva de que sus proyectos de ley sean aprobados en el Parlamento.

 

Lautaro Carmona dijo que Sebastián Piñera no debería convocar por separado a los presidentes de partidos de centro izquierda, dado que los acuerdos alcanzados son del conjunto de la oposición, incluyendo al Frente Amplio.

 

El secretario general del PC calificó como un “chantaje político” que el gobierno amenace con gobernar vía decreto, si la oposición no aprueba sus leyes en el Parlamento.

 

A juicio de Lautaro Carmona, resulta contradictorio que Sebastián Piñera se muestre abierto al diálogo, paralelamente a imponer la participación de Chile en el Prosur, sin importar la postura de la oposición al respecto.

 

El secretario general del PC concluyó que si el gobierno mantiene la idea de liberar de impuestos a los grandes empresarios, con un beneficio sobre los 900 millones de dólares, no da lugar ni si quiera someter a debate, por tanto se rechaza la idea de legislar.




Gobierno busca generar divisiones en la oposición llamando a un diálogo fuera del Congreso señala Marcos Barraza

El ex ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, advirtió que el gobierno intenta generar divisiones en la oposición, en circunstancias donde el mundo progresista ha ido alcanzando acuerdos para defender posiciones altamente democráticas en el Congreso. 

El dirigente comunista, explicó que este nuevo escenario coloca al Ejecutivo en una posición de debilidad, respecto a la aprobación de proyectos de ley y reformas, viéndose obligado a llamar a supuestos grandes acuerdos nacionales o gobernar vía decreto.   

 

El dirigente comunista, Marcos Barraza, dijo que es muy importante el papel que desplieguen los movimientos sociales a objeto de seguir instalando contenidos en la agenda pública, en un contexto donde el Gobierno busca fragmentar a la oposición para desmantelar transformaciones sociales.

 

Según Marcos Barraza, el gobierno ya fracasó en la búsqueda de encontrar mayorías al interior del Congreso para aprobar su agenda legislativa de corte neoliberal, pese a la fuerte ofensiva comunicacional de la derecha, orientada a retrotraer los avances del anterior mandato. 

 

El ex ministro de Estado añadió que la mala gestión de Sebastián Piñera se ha visto reflejada en las propias encuestas, históricamente manipuladas por la derecha.

En su opinión, esto da cuenta de un distanciamiento entre la ciudadanía y el Gobierno, debido al enfoque empresarial de sus reformas. 

 

A juicio del ex ministro de desarrollo social, Marcos Barraza, este 2019 debe ser un año en el cual la oposición tenga una conducta más efectiva desde el punto de vista de la unidad, y así pueda alcanzar acuerdos programáticos que prevalezcan frente a la agenda legislativa del Gobierno, con miras a las elecciones municipales 2020.