Cut Osorno: «Gobierno actúa como vocero de la empresa Essal»

Claudio Millaguin, presidente de la CUT de Osorno, acusó al gobierno de actuar en la práctica como voceros de la empresa Essal ante la crisis sanitaria que golpea a la comuna y en donde las autoridades no han sido capaces de transparentar los datos y análisis referentes a la calidad del agua.

Asimismo, el dirigente sindical expresó la incertidumbre de las y los trabajadores frente a esta catástrofe social y económica de grandes proporciones.

 

En ese contexto, el presidente regional de la CUT describió el sometimiento y vulneración de derechos que afecta a los trabajadores osorninos, producto de esta emergencia.

 

Claudio Millaguin aseguró que el Gobierno está protegiendo a Essal, ya que las autoridades sólo han reaccionado en base a denuncias y sin dar a conocer la real magnitud del problema.

 

El presidente de la CUT de Osorno instó a los partidos de oposición a tomar la exigencia ciudadana del agua como un derecho y no el bien transable en que se ha convertido.

Para ello, llamó a modificar el código de aguas, en un momento donde los grupos empresariales arremeten contra dicha exigencia ciudadana.

 

Finalmente, Claudio Millaguin exigió al gobierno transparentar los datos y análisis respecto a la calidad del agua en Osorno y así garantizar la protección de la salud de los locatarios.




Organizaciones protestan en Santiago en solidaridad con crisis de Osorno y piden que el agua vuelva a estar en manos del Estado

Desde la coordinación de unidad social en que participan organizaciones sindicales, estudiantiles, de DD.HH., territoriales y medioambientales, se refirieron  a la crisis que afecta a la ciudad de Osorno producto del desabastecimiento de agua potable por más de una semana, acusando “negligencia” de ESSAL y el “desprolijo” manejo por parte del gobierno.

Así lo expresó el dirigente nacional de la Confederación Nacional de la Salud Municipal Esteban Maturana, advirtiendo además que esta grave situación que se vive hoy en Osorno, puede confluir en un foco de enfermedades  como hepatitis, tifus y otras patologías infecciosas.

Desde la Coordinadora NO+AFP, su vocera Carolina Espinoza  junto con solidarizar con la comunidad osornina, insistió en la necesidad de estatizar las empresas sanitarias dado su permanente incumplimiento  que afecta a la ciudadanía.

 

Del mismo modo, la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores Bárbara Figueroa emplazó al Gobierno a declarar a Osorno  zona de catástrofe, pues sólo con esta medida se podrá impedir que muchas empresas locales obliguen a sus trabajadores  a concurrir a sus labores, pese a no contar con el agua para ellos ni para sus familias.

 

Todos los dirigentes culparon al gobierno por no hacer efectivas las responsabilidades  políticas de aquellos que no han tomado las medidas administrativas para lograr restituir el agua en Osorno, sin perjuicio de la negligencia de las empresas sanitarias que obtienen licitaciones como es el caso de Essal, las cuales no son capaces de  entregar el servicio que han concesionados.




Un llamado urgente a nacionalizar el agua formuló Juan A. Lagos: «Generemos una presión nacional, social para que vuelva a ser patrimonio de todos los chilenos y administrado por el Estado»

El dirigente del Partido Comunista, Juan Andrés Lagos, convocó a las bancadas parlamentarias a impulsar con suma urgencia una ley de nacionalización del agua, una vez constatado el fracaso de las empresas en la administración del recurso hídrico.

El analista político llamó a romper con la lógica de concesiones y privatización de bienes básicos, iniciada durante la vieja Concertación y profundizada por la derecha económica.

 

El analista consideró de extrema gravedad que algunos medios de comunicación asocien la crisis sanitaria de Osorno al fenómeno del calentamiento global, sin mencionar las graves repercusiones ambientales del modelo económico.

En su diagnóstico, lo que está ocurriendo en la región de Los Lagos obedece al carácter depredador del neoliberalismo y sus búsqueda frenética de ganancias.

 

Juan Andrés Lagos explicó que Osorno y otros centenares de comunas sufren la escasez hídrica producto de la mercantilización del agua abalada por la actual legislación.

En ese sentido, aseguró que se requiere de una Nueva Constitución, nacida en Democracia y con enfoque de derechos.

 

El dirigente comunista añadió que el Estado debe garantizar el acceso al agua en cada zona del país como un derecho elemental, y para ello debe pasar a ser propiedad de todos los chilenos.

 

El analista Juan Andrés Lagos solicitó a los parlamentarios de oposición que promuevan el traspaso del agua a manos del Estado, ante la pésima administración que ha tenido por parte de empresas como Essal en Osorno y la propia aguas andinas en la región metropolitana.