La posición de las y los trabajadores de Metro frente a evasiones masivas a modo de protesta ciudadana

Dirigentes de los trabajadores de Metro de Santiago se refirieron a las evasiones masivas efectuadas durante los últimos días producto del alza de las tarifas del pasaje y acusaron al gobierno de ejercer una “brutal represión” tras estos hechos.

El presidente del Sindicato Numero 1 de Metro, Eric Campos, insistió en que la movilización de los estudiantes y usuarios no debe reprimirse con más violencia como plantea la autoridad, sino haciéndose cargo de una ciudadanía que ya está cansada de los abusos, los bajos salarios y la desidia de las autoridades.

 

Del mismo modo, el representante sindical de los trabajadores de Metro y también dirigente nacional de la CUT, acusó al Ejecutivo de evadir el debate por las alzas en diversos servicios básicos y su responsabilidad política, mediante la militarización y las agresiones policiales.

 

Eric Campos junto con reiterar que los trabajadores de Metro no son enemigos de los estudiantes, a propósito de estos incidentes, expresó la necesidad de construir una mesa técnica que determine una tarifa social que democratice el transporte público.

 

Por su parte Paula Rivas, presidenta de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de Metro, comentó que el debate tiene que estar centrado en el subsidio estatal que reciben los privados en el transporte, lo cual impide reducir el costo el pasaje para los usuarios.

 

Paula Rivas denunció que tras la decisión de cerrar las estaciones, los funcionarios de Metro se han visto expuestos a agresiones verbales y físicas, manteniéndose en una alerta permanente.

 

Los dirigentes de Metro conminaron al gobierno a dejar de pensar en las encuestas y repensar la planificación del Transporte Público y su financiamiento, pues cada año se entregan cerca de 1500 millones de dólares al subsidio  para el Transantiago  sin que esto represente una disminución del pasaje para los usuarios, quienes ya gastan mensualmente más del 15 % de un salario mínimo para este ítem, lo cual es claramente  un abuso, concluyeron.




Preocupación en vecinos de Santiago y Recoleta por trazado de futura línea 7 del Metro

Vecinos del parque Forestal solicitaron al gobierno y a la empresa Metro de Santiago realizar más estudios para determinar el trazado que tendrá la futura Línea 7. A juicio de los habitantes del sector, el megaproyecto podría poner en riesgo la sustentabilidad hídrica de la capital al afectar las napas subterráneas, además de generar considerables daños en el mencionado parque.

Recogiendo el sentir de la comunidad, la concejala de Santiago, Irací Hassler, informó que ya  han entregado observaciones al informe de Metro sobre la salida de nueva Línea 7 de estación Baquedano, que incluye el proyecto alternativo por la comuna de Recoleta, para así aportar a la conectividad,  sin afectar el Parque Forestal.

 

Iracì Hassler comentó que las propuestas de modificación  entregadas a la empresa de tren subterráneo solo incrementan  un 0,7 % del proyecto  original, por lo que podrían  implementarse , a su juicio,  sin ningún tipo de problemas.

 

En tanto, la concejala de Recoleta, Natalia Cuevas, denunció que esta nueva salida del Metro Baquedano hacia el Parque Forestal, junto con prescindir de la opinión oportuna de los vecinos, contempla varias externalidades negativas  para la comunidad local.

 

La edil de Recoleta detalló que una obra de esta envergadura que pretende ejecutar Metro significará cerca de 6 años de un alto impacto vial,  careciendo además de planes de mitigación adecuados, agregando que un avance efectivo seria instalar esta nueva estación el tren subterráneo  en el sector de Pio Nono, dado su alta afluencia  de transeúntes.

 

Natalia Cuevas insistió que Metro tiene la obligación de acoger  la inquietud de los vecinos, por una parte protegiendo el Parque Forestal como un pulmón verde para Santiago y por otro, terminando con la segregación que sufren comunas como la de Recoleta.

 

Según las concejalas y  vecinos de Santiago y Recoleta, el informe ya realizado por Metro contiene imprecisiones y falta de información relevante como el impacto real que el proyecto tendrá en los grupos humanos que habitan en las áreas a intervenir. Además, agregan que no se ha contemplado el impacto en los recursos hídricos en la cuenca de Santiago y carece de antecedentes de patrimonio arqueológico y paleontológico.




Trabajadores de Metro piden sumario por notable abandono de deberes contra director nacional del Trabajo

Dirigentes de la Federación de trabajadores del Metro  exigieron a la Contraloría que se pronuncie e instruya un sumario  “por notable abandono de deberes”  en contra de  Mauricio Peñaloza, director nacional de la Dirección del Trabajo, quien tras 9 meses de vencido el plazo legal, aun no se ha pronunciado por la solicitud de servicios mínimos.

Tal como lo expresó la presidenta de la Federación de Sindicatos del Metro, Paula Rivas, la negligencia con que ha actuado la autoridad de gobierno ha entorpecido gravemente el derecho de los trabajadores de negociar colectivamente.

 

Por su parte, el presidente del Sindicato número 1 del Metro, Eric Campos denunció que el Director del Trabajo, Mauricio Peñaloza, tiene un comportamiento al de un operador político de los empresarios, al inhibir el legítimo derecho a la libertad sindical de los trabajadores.

 

Eric Campos anunció que como funcionarios del Metro, seguirán en su proceso de negociación colectiva  con o sin servicios mínimos, no descartando radicalizar esta movilización, si es que el titular de la DT sigue actuando como operador político del gobierno.

 

Los dirigentes de la Federación de trabajadores de Metro también pidieron al contralor a concretar una investigación respecto a la labor de Mauricio Peñaloza a cargo de la Dirección del Trabajo, pues hoy parece que este organismo atenta contra los intereses de los trabajadores y no cumpla con la labor  de defender  los derechos laborales.




Eric Campos, dirigente CUT y de trabajadores Metro: «Somos una empresa eficiente que carga con el peso del Transantiago. Urge ente estatal para todo el transporte público»

El presidente del sindicato número 1 de Metro de Santiago, Erick Campos, aclaró que la nueva alza en las tarifas del tren subterráneo y los buses del Transantiago no es responsabilidad de la empresa estatal, ya que esta última aún carga con los «pecados» del Transantiago.

En ese sentido, el también vicepresidente de la Central Unitaria de Trabajadores explicó que de los 800 pesos totales por pasajero, sólo 420 pesos van a las arcas de Metro y el resto es traspasado a los dueños de buses y micros.

 

Erick Campos opinó que el Transantiago debiese ser estatizado, acorde a otras ciudades del mundo, donde el sistema de transporte público funciona de manera exitosa, gracias a dos factores: Ser de propiedad estatal o de gobiernos locales para evitar el lucro, y por otra parte, el hecho de que una sólo empresa opere buses y micros.

 

El presidente del sindicato número 1 de Metro de Santiago, informó que 1.500 millones de dólares en subsidio son traspasados al Transantiago anualmente, de los cuales un gran porcentaje va en beneficio de los dueños de micro. De hecho, en 2017, los dueños de Transantiago ganaron 11 millones de dólares, según consignó el dirigente sindical.

 

A juicio de Erick Campos, resulta contradictorio que el Estado desembolse 1.500 millones de dólares anuales en subsidiar al Transantiago con recursos de todos los chilenos, y adicionalmente los ciudadanos deban pagar 800 pesos. 

 

El presidente del sindicato número 1 de Metro de Santiago añadió que el valor del pasaje tampoco no se condice con el salario promedio del chileno, pues según un estudio de la Fundación Sol, el 70% de la población gana menos de 500 mil pesos.

Por tanto, Erick Campos concluyó que el modelo privatizador del transporte público es completamente inviable, tanto operacionalmente, como en su financiamiento.




Presentarán proyecto de ley para proteger a trabajadores del Metro de agresiones físicas

La congestión de los trenes y las situaciones de emergencia que se producen, hace que el blanco de las críticas y agresiones vaya contra los trabajadores que se desempeñan como guardias, personal de apoyo y cajeras, denunciaron los trabajadores.

El subjefe de la bancada de diputados del Partido Comunista, Boris Barrera, apoyará el proyecto de ley que está impulsando la Federación de Sindicatos del Metro, para proteger a los funcionarios de las agresiones verbales y físicas a las que están expuestos cada día con mayor frecuencia, de parte de los usuarios del transporte público.

Los trabajadores del ferrocarril metropolitano se reunieron este viernes con el legislador para analizar las líneas de acción y hacer frente a una realidad que aumentó desde que el Metro se transformó en la columna del transporte público capitalino con la implementación del Transantiago en el 2007, con el traslado en promedio de más de 2,5 millones pasajeros al día.

La congestión de los trenes y las situaciones de emergencia que se producen, hace que el blanco de las críticas y agresiones vaya contra los trabajadores que se desempeñan como guardias, personal de apoyo y cajeras, denunciaron los trabajadores. Por ello, los sindicatos de la empresa iniciaron hace un tiempo una campaña para sensibilizar a la opinión pública, la que se materializará en un proyecto de ley que será presentando por Boris Barrera en las próximas semanas en el parlamento.

El diputado afirmó que se trata de “co-legislar con la ciudadanía, lo que en otras partes se llama iniciativa popular de ley. Esperamos que la gente, los trabajadores, los pobladores se organicen y desde ahí nazcan las ideas de lo que nosotros tenemos que legislar. Son  ellos los que conocen su problemáticas y son los llamados a tomar esta herramienta para patrocinar estas ideas”.

 

Agregó que “esta diputación es una herramienta de los trabajadores, de la gente más necesitada para buscar la solución de sus problemas”.

En tanto, la presidenta de la Federación de Sindicatos del Metro, Paula Rivas, afirmó que “la propuesta está ligada a la situación de los trabajadores que se empeñan en el Metro S.A., que incluye a los de planta y subcontrato,  y tiene que ver básicamente con el tipo de sanciones que se debe aplicar a quienes agreden a un trabajador en el desarrollo de sus funciones. Esto se enmarca en la protección hacia los trabajadores que queremos tener,  para que se sientan más seguros porque desarrollamos servicio público”.

 

Por su parte, el presidente del Sindicato de Trabajadores del Metro, Eric Campos, afirmó que fue una buena reunión “que nos da tranquilidad que los trabajadores del metro podemos contar con un aliado en la Cámara de Diputados”.

Campos indicó que con esta iniciativa de ley “estamos impulsando que aumenten las penas para quienes violenten a los trabajadores del transporte público. Pero sin duda, nos quedan temas pendientes que vamos a trabajar con el diputado, como es el rol del Metro, cuáles son los regímenes de subcontratación que tiene la compañía y ahí tenemos mucho espacio para construir nuevas iniciativas que permita finalmente robustecer por un lado el carácter público de la empresa y por otro lado, dotar de más derechos a los trabajadores tanto de planta como de subcontrato”.

 

En esa línea, precisó que Boris Barrera “es un diputado que está al servicio de los trabajadores y por lo tanto esperamos comenzar a construir una alianza entre mundo social y el mundo político”.

Finalmente, Jorge Donoso, Presidente del Sindicato de Conductores, afirmó que desde el inicio del Transantiago, enfrentan un público más agresivo y la cara más visible de insultos y golpes, son las y los trabajadores que están en los andenes, estaciones o los trenes.