1

Destacan significado del legado político de la Unidad Popular

Excolaboradores, parlamentarios  y dirigentes sociales destacaron el legado que representó la Unidad Popular a 50 años del triunfo de Salvador Allende, coincidiendo  en que es el  único período en la historia republicana en donde la izquierda fue capaz de unirse en torno a la voluntad real de cambiar el ciclo de poder.

Por este motivo, quien fuera Ministro de Minería en 1972 y excandidato presidencial Jorge Arrate llamó a la oposición a recoger elementos de dicho periodo para incluirlos en la carta de navegación actual, con miras a los grandes desafíos sociales del siglo XXI.

 

Jorge Arrate dijo que la izquierda actual debiese recoger el ejemplo de la Unidad Popular, donde primó el diálogo y el entendimiento por sobre las legítimas diferencias propias de una coalición tan heterogénea.

 

Por su parte el exministro de Salud de la Unidad Popular, Juan Carlos Concha  valoró los avances sociales logrados en este periodo, algunos de los cuales se mantienen hasta nuestros días.

 

El médico y dirigente político  señaló que a diferencia de los planteamientos ideológicos y políticos de la Unidad Popular, el gobierno de Sebastián Piñera es incapaz de entregar una cobertura  universal  en derechos esenciales como es el de la previsión, a propósito de la reforma que impulsa actualmente el Ejecutivo.

 

Para la diputada y nieta del presidente  Salvador Allende, Maya Fernández, muchas de las propuestas que planteaba  en su momento el programa de la Unidad Popular, son las mismas que actualmente  han movilizado  a la ciudadanía organizada en las calles.

 

Maya Fernández  destacó la impronta republicana y personal del mandatario socialista, quien lideró este importante  hito social y político que hoy sigue más vigente que nunca pese a haber transcurrido  medio siglo.

 

Desde la Confederación de Trabajadores del Cobre, su presidente Manuel Ahumada, expresó que si bien la fuerza social que representa hoy  logros como el retiro del 10 % desde las AFP tienen una dimensión propia, no es posible desconocer que hay una sintonía y una inspiración con lo que representó la elección de Salvador Allende un 4 de septiembre de 1970 como presidente de Chile.

 

El dirigente sindical, e integrante de este “Comité por los 50 años de la Unidad Popular”, sostuvo que hechos esenciales como la Nacionalización del Cobre siguen vigentes en una lucha permanente por lograr la soberanía económica definitiva para Chile.

 

A propósito de la Conmemoración de los 50 años del triunfo de la Unidad Popular, el  historiador y periodista español Mario Amorós, recientemente ha publicado el libro “Entre la araña y la flecha. La trama civil contra la Unidad Popular”, texto en el cual se detalla  como desde la elección de Salvador Allende en 1970 y a lo largo de tres años, se urde una trama por parte de algunos sectores políticos, reclamando  la “intervención” de Estados Unidos, boicoteando  además  desde el Congreso Nacional al gobierno democráticamente elegido.

 

Mario Amorós advirtió serios prejuicios  ideológicos por parte de sectores más conservadores de la Democracia Cristiana  respecto al proceso transformador  que representaba la Unidad Popular, confabulando por ello en el derrocamiento del Presidente Salvador Allende.

 

La conmemoración de los 50 años del triunfo y asunción del gobierno de la Unidad Popular ha estado marcada por una serie de actividades tales como seminarios, conversatorios y diversas manifestaciones artísticas ,  en donde se ha plasmado la valides de un proceso político y social inédito para Chile y que para muchos sigue estando más vigente que nunca , sobre todo en el marco de la actual crisis sanitaria y económica, derivada de la pandemia.

*******************************************

Vea programa especial de radio Nuevo Mundo:

https://www.facebook.com/watch/?v=1038584953269328&extid=nTfDqIdoo5zyLujo

 

 




Dr. Juan C. Concha: «El medio litro de leche para los niños sigue siendo una medida de la UP que se consolidó hasta hoy»

En el marco de la conmemoración  de los 50 años del triunfo de la Unidad Popular, colaboradores del gobierno del presidente Allende valoraron los avances sociales logrados en este periodo, algunos de los cuales se mantienen hasta nuestros días.

Así lo expresó el exministro de Salud de dicho gobierno, Juan Carlos Concha  quien ejemplificó que dentro de las 40 medidas impulsadas por la Unidad Popular, el “medio litro de leche” se mantienen vigente, entregando alimentación  esencial para niños y ancianos de todo el país.

 

El médico y dirigente político  señaló que a diferencia de los planteamientos ideológicos y políticos de la Unidad Popular, el gobierno de Sebastián Piñera es incapaz de entregar una cobertura  universal  en derechos esenciales como es el de la previsión, a propósito de la reforma que impulsa actualmente el Ejecutivo.

 

Juan Carlos Concha enfatizó que en el contexto de un cambio a la Constitución, deben estar contenidas demandas como  son el Derecho a la Salud, misma garantía que era prioridad para el presidente Allende, la que sin embargo hoy se ha transformado en un bien de mercado.

 

Del mismo modo, quien encabezara el ministerio de Salud entre 1971 y 1972, acusó a Sebastián Piñera de utilizar el manejo de esta pandemia para mejorar su fuerte caída en el apoyo ciudadano, cometiendo además  la imprudencia de preocuparse  de mitigar sus efectos y no prevenir el contagio desde un principio.

 

Finalmente el doctor Juan Carlos Concha insistió en que durante las última décadas las principales prorrogativas  ciudadanas  se han mercantilizado, reflexionando que el hecho de que en la Constitución de Pinochet en ninguna parte aparezca la palabra “vivienda” y menos el derecho a ella, representa una señal potente de lo que ha significado  para Chile la instauración del modelo neoliberal.




Llaman a conmemorar los 50 años del triunfo y asunción del gobierno de la Unidad Popular

En el marco del natalicio del presidente Salvador Allende, miembros del comité de iniciativa junto a parlamentarios y dirigentes sociales y sindicales entregó una agenda de actividades para conmemorar los 50 años del triunfo y asunción del gobierno de la Unidad Popular, así como la vigencia de su programa en la actual crisis sanitaria y social junto a un llamamiento al pueblo de Chile.

En primer término, el diputado del Partido Comunista, Hugo Gutiérrez, destacó la vigencia de Salvador Allende, a 50 años del triunfo de la Unidad Popular, cuya figura cobra especial significado en la lucha contra el régimen que hoy encabezan los herederos del dictador Pinochet.

 

La diputada Carmen Hertz coincidió en la necesidad de reivindicar el proyecto político del presidente Allende, retomando las luchas por dignificar a los trabajadores de Chile.

 

Asimismo, Pablo Sepúlveda Allende, nieto del ex mandatario, dijo que la vigencia de la Unidad Popular viene a poner en tela de juicio el modelo que se impuso a sangre y fuego para remplazar el proyecto de país que su abuelo dirigió.

 

Por su parte, la Consejera regional de Concepción, Tania Concha, aclaró que el mundo progresista va a seguir adelante en la búsqueda de una alternativa al modelo neoliberal.

 

A su vez, el doctor Juan Carlos Concha, ex ministro de Salvador Allende, fue enfático en sostener que la Unidad Popular fue la culminación de un proceso histórico iniciado por los trabajadores del salitre en el norte.

 

El alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, comentó que las 50 medidas de la UP son tan contemporáneas, que bien podrían representar los pilares de la revolución del 18 de octubre en adelante.

 

En tanto, Manuel Ahumada, presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores del Cobre, afirmó que el programa de Salvador Allende es la base para plantear un nuevo modelo de desarrollo para los sectores populares.

 

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, subrayó que la Unidad Popular es un claro ejemplo de cómo las grandes transformaciones son posibles gracias al esfuerzo colectivo del mundo progresista.

 

Los dirigentes sociales, sindicales y políticos, indicaron que los lineamientos centrales del programa de la Unidad Popular continúan vigentes, y deben ser la base de cualquier proyecto de transformación, como el que vive Chile en momentos actuales, ahora bajo la pausa del confinamiento por la Covid-19, pero con un proceso constituyente en curso.