Diputado Velásquez (FRVS): “Es momento que el gobierno deje de amenazar con el TC y apoye el proyecto de Royalty Minero”

Según la Revista Forbes, los millonarios chilenos que más aumentaron sus fortunas – pese a todo – este 2020, son aquellos ligados a la industria minera, como la familia Lucksic y Julio  Ponce Lerou.

Cuando país más que nunca requiere recursos frescos para poder otorgar beneficios reales, sin letra chica y de carácter universal para los millones de chilenos y chilenas que lo están pasando mal producto de la pandemia, variados instrumentos se discuten en el parlamento, destacándose por la contingencia y el avance, el proyecto de ley que busca establecer un Royalty a la Minería del Cobre y del Litio, del diputado por Antofagasta, Esteban Velásquez (FRVS).

Dicho proyecto, junto al que busca establecer un impuesto a las fortunas de los “super ricos”, son rechazados a ultranza por la derecha parlamentaria, acusados siempre de inconstitucionales y por ende amenazados permanentemente por el gobierno con ser llevados al Tribunal Constitucional.

Sin embargo, hoy Forbes en su tradicional ranking anual, nos muestra como pese a la miseria que vive el país, los multimillonarios chilenos ligados a la minería siguen aumentando sus ya abultadas fortunas, a costa de un bien natural no renovable de todos los chilenos y chilenas.

La revista internacional nos permitió saber que nuevamente los primeros lugares en Chile no tuvieron sorpresas, siendo liderados por Iris Fontoba y familia Lucksic con US$23.300 millones, lo que es un salto de US$12.500 millones respecto a la edición pasada. Familia que controla Antofagasta Minerals, entidad que se ha beneficiados del fuerte salto del cobre. Y en el segundo lugar, aparece Julio Ponce Lerou con un registro de US$4.100 millones, frente a los US1.700 millones que mostraba el año pasado, y cuyo principal activo es la participación que tiene en SQM, una de las acciones de mejor rendimiento en la bolsa ante el buen panorama del litio.

Ante este escenario, el diputado de la Federación Regionalista Verde Social y autor del proyecto de Royalty, Esteban Velásquez, señaló enfático que “hoy día es el momento preciso para que el Gobierno tome los instrumentos que hemos colocado a su disposición y pueda dar cuenta de recaudar mayores recursos, mayores tributos para beneficio de todos los chilenos y chilenas, especialmente de aquellos que se han visto afectados sin trabajo, sin empleo, sin comida, con crisis sociales y familiares como nunca se habían visto en nuestro país”.

“Enterarnos cómo las superfortunas de Chile el año 2020, en razón el 2019, han crecido sobre un 70% es una bofetada al hambre que está pasando gran parte del país. Familias que se han enriquecido aún más, mientras medio Chile se cae a pedazos. Por eso nos parece que establecer hoy día un Royalty Minero – que ya ha sido discutido en las distintas comisiones de Minería, de Hacienda, en la Cámara de Diputados, en donde la Sala aprobó de manera abrumadora, incluso con los votos de los propios parlamentarios del oficialismo – es urgente y primordial pues va a permitir que el Estado recaude más recursos para beneficio de la gran mayoría de las familias que hoy día están con problemas económicos de manera muy seria”.

En este sentido, Velásquez recalcó que “si queremos salvar vidas es momento que se actúe hoy día y de verdad. Es indigno, es aberrante esta profundidad en la desigualdad que observamos. Familias que han crecido sus fortunas en un año que ha sido de tanto drama para miles de familias chilenas, es que el Gobierno no puede quedarse de brazos cruzados”.

“Establecer una compensación en razón de un royalty minero para todo el Estado de Chile, especialmente para las regiones mineras es justo y necesario. Así como también, escuchar lo que implica aplicar impuestos a las superfortunas es otro instrumento, las exenciones tributarias otro instrumento. Herramientas hay. Hoy es tiempo que el Gobierno actúe”, concluyó. 




Karol Cariola: “En proyecto de impuesto a los súper ricos vemos nuevamente una campaña de la derecha y el gobierno por desacreditar la medida”

A propósito del proyecto que busca  aplicar un impuesto único de 2.5 % al patrimonio de los Súper Ricos para enfrentar el costo social de la pandemia, la diputada e impulsora de la iniciativa Karol Cariola, acusó una nueva campaña mediática de la Derecha  para frenar una medida que podría significar alivio para miles de familias del país.

La legisladora comunista sostuvo que tal como ocurrió con el retiro del 10 % desde las AFP, ahora nuevamente La Moneda recurre a la desinformación y las caricaturas  para frenar un logro social que resulta a todas luces justo y necesario.

 

La  diputada Karol Cariola expresó que este impuesto al 0,01 % de las grandes fortunas también sintoniza con unos de las principales demandas derivadas del estallido social en Chile, esto es corregir los enormes focos de desigualdad que aún persisten en nuestra población.

 

Karol Cariola detalló que de concretarse esta carga tributaria  a los Súper Ricos, podría inyectarse al erario nacional cerca de 6 mil millones de dólares para establecer un Ingreso  Familiar Universal más robusto, pues hasta ahora de parte de este Gobierno, sólo apuntan  a ayudar a la reactivación económica de las empresas.

 

Finalmente, la diputada Karol Cariola advirtió que este 2.5 %  a los grandes capitales se hace aun más urgente, pues se prevé que concluido el confinamiento por la pandemia , más de 3 millones de personas saldrán buscar trabajo , situación que requiere un respaldo financiero del Estado en favor de aquellos que sufren y seguirán sufriendo la incertidumbre que representa el drama de la cesantía, concluyó.




Economistas Solimano y Carmona valoran proyecto para establecer impuesto a la riqueza de 2,5% del patrimonio para enfrentar la crisis

Economistas valoraron el proyecto de reforma constitucional que establece un impuesto de 2,5% del patrimonio a los “súper ricos”, para financiar una renta básica de emergencia, cuya recaudación será destinada al financiamiento de bienes y derechos equivalentes a un valor igual o superior a 22 millones de dólares americanos. Esto, con el fin de financiar una renta básica de emergencia, que se estima podría llegar a 6 mil millones de dólares.

El economista y encargado del Programa de Políticas Públicas de la Fundación Instituto Estudios Laborales (FIEL), Fernando Carmona, criticó la desconexión social de un sector privilegiado del país, entre los que destaca el presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio, Juan Sutil.

Esto, luego de que el empresario tachara como un “error” que la bancada comunista proponga un impuesto a las mayores riquezas del país, argumentando que esos dineros están siendo “trabajados” en el sistema.

En su diagnóstico, los dichos del titular de la CPC se enmarcan en la política del chorreo, la cual permite a los más ricos enriquecerse todavía más, bajo una lógica neoliberal que ha fracasado en el mundo.

 

Fernando Carmona desmintió que esta propuesta consista en un impuesto al ahorro como sostuvo el presidente de la CPC al asegurar que ya se está aportando al fisco a través de los impuestos que pagan las empresas.

Al respecto, el profesional señaló que Juan Sutil equivoca intencionalmente el argumento para dar a entender que el patrimonio de las empresas se verá afectado, cuando en realidad se trata de un impuesto a los patrimonios personales de los súper ricos.

 

El economista de FIEL explicó que el impuesto a la riqueza permitiría financiar una renta básica de emergencia situada por sobre la línea de la pobreza, a objeto de garantizar que las familias realicen una cuarentena efectiva de al menos tres meses.

 

Por su parte, el economista y exdirector del Banco Mundial, Andrés Solimano, aclaró que las 6 mil familias más ricas del país acumulan un total de 250 mil millones de dólares que a diferencia de lo que dice Sutil, no se están destinando a inversión productiva.

 

Andrés Solimano expresó que se necesita “grandeza” del gran empresariado para romper con la enorme desigualdad que hay en Chile, pues mientras un sector minoritario acumula 100 millones de dólares, un 80% del país recibe salarios inferiores a los 550 mil pesos.

 

El exdirector del Banco Mundial agregó que la inversión financiera no se traduce mayoritariamente en la creación de puestos de trabajo, ya que mucha va a dar a paraísos fiscales.

 

Cabe consignar que la propuesta de un impuesto a las grandes fortunas fue presentada por las bancadas del Partido Comunista y la Federación Regionalista Verde Social. Se da un día después de que la Cámara de Diputados aprobara con votos transversales un proyecto de acuerdo que pide al Presidente de la República establecer ese impuesto.