Candidatas y candidatos a Alcaldías se comprometen con programas de cannabis medicinal

En el marco del primer foro de candidatas y candidatos a Alcaldías comprometidas con programas de cannabis medicinal, organizado por Fundación Daya y Mamá Cultiva, postulantes del Pacto Chile Digno, Verde y Soberano, anunciaron que implementarán iniciativas por la defensa de los usuarios de cannabis y la democratización del acceso a tratamientos en base a ésta planta medicinal, una vez electos.

Así lo expuso la candidata por Ñuñoa, Alejandra Placencia, señalando que urge desde los territorios una política pública que permita a las familias cultivadoras, llevar a cabo un tratamiento esencial para la salud de alguno de sus integrantes.

 

Por su parte el postulante por San Bernardo, Wladimir Bolton, se centró en un apoyo y empadronamiento  a los usuarios medicinales de la comuna para protegerlos de una forma integral.

 

Iraci Hassler, quien busca ser jefa comunal de Santiago, consideró que la cannabis medicinal debe representar  para los vecinos una oportunidad de mejorar su calidad de vida  sin prejuicios o estigmas que pesen sobre ellos.

 

Desde Quilpué, Cesar Torres afirmó  que en  la órbita municipal debe existir un compromiso amplio y profundo en impulsar esta política desde la base popular, no sólo por el uso del cannabis medicinal sino que también la medicina autóctona y alternativa.

 

Daniel Moraga, candidato para   liderar Peñalolén, expresó que nuestro país  sufre un excesivo uso de medicamentos, por lo que el advenimiento de nuevas  alternativas  medicinales rompe el monopolio  y el abuso de muchas firmas farmacológicas.

 

El Primer Foro De Candidatas y Candidatos a Alcaldías Comprometidas Con Programas De Cannabis Medicinal, organizado por Fundación Daya y Mamá Cultiva, reunió a 20 postulantes al sillón edilicio de distintas comunas, que implementarán iniciativas por la defensa de los usuarios de cannabis y la democratización del acceso a tratamientos en base a ésta planta medicinal, una vez electos. Con miras a las elecciones de abril, la actividad comenzó con una breve exposición de la Directora Ejecutiva de Fundación Daya, Ana María Gazmuri, estableciendo un contexto de la realidad del uso medicinal del cannabis en Chile y el mundo. Enfatizó la alarmante alza en la persecución de usuarios y la necesidad urgente de despachar la Ley Cultivo Seguro, detenida en el Senado desde marzo del el 2019.

Todos los candidatos coincidieron en que la salud es un derecho, y este derecho debe contemplar todas las alternativas terapéuticas, en la línea de mejorar la calidad de vida de todas las personas, de ahí la importancia de abordar en los gobiernos locales esta temática tan urgente.




Organizaciones denuncian allanamientos contra cultivos de cannabis de uso medicinal

Organizaciones en defensa del autocultivo de cannabis para uso medicinal se reunieron con el presidente de la Cámara de Diputados, Fidel Espinoza, para exponer allanamientos y amenazas a madres cultivadoras de cannabis para los tratamientos de sus hijos. La diputada Karol Cariola, solicitó además el compromiso para que en el periodo 2018-2022, se tramiten proyectos que permitan el autocultivo con fines medicinales.

Hasta la Cámara de Diputados llegaron la organización Mamá Cultiva y Fundación Daya, para exponer una serie de allanamientos que han sufrido madres cultivadoras de cannabis con fines mediciales para sus hijos, vulnerando los derechos de los usuarios.

“Tenemos una gran preocupación, ya que en estos días se han generado allanamientos de casas de madres cultivadoras, que han hecho denuncias públicas, estamos iniciando una campaña a través de redes sociales para denunciar la persecución”, explicó la diputada Karol Cariola.

 

La presidenta de la Comisión de Salud detalló que uno de esos casos afecta a una madre que tiene a su hijo en una condición muy compleja de salud y que en este momento tiene una amenaza concreta de ser allanada en cualquier momento. “Nosotros esto queremos decirlo públicamente porque nos parece necesario que las autoridades tomen medidas en el asunto. Estamos por un lado tramitando un proyecto de ley que tiene mayoría, incluso transversal, en la comisión de salud de la Cámara de Diputados, y por otro lado, sin embargo, sigue la persecución de las madres cultivadoras con fines medicinales como si fueran verdaderas delincuentes”, detalló.

Ana María Gazmuri, de Fundación Daya, sostuvo que esta constante vulneración de derechos no ocurre aisladamente: “es una constante y se está violando lo que la misma ley dice”. En ese contexto, solicitó que “se revise en la sala plena el proyecto que va a permitir que la prescripción médica actúe como autorización suficiente e impida la incautación de las plantas. En ningún caso esto impide que el Ministerio Público investigue todo lo que quiera investigar, pero que en el proceso no incaute las plantas y no genere el grave daño que le está causando a las familias que hoy están usando la cannabis medicinal”.

 

Paulina Bobadilla, fundadora de la organización Mamá Cultiva recordó que en reiteradas oportunidades se ha solicitado audiencia a la Presidenta Michelle Bachelet y exponer la urgencia de la situación.

“Hemos pasado por todos los ministerios pidiendo una ayuda, pidiendo un respaldo. Somos madres que no encontramos ninguna alternativa eficaz en la medicina tradicional, pero sí en el cannabis. Por eso nos hemos visto expuestas a la vulneración de derechos. Nos persiguen como delincuentes y hemos sido tratados de la peor manera por parte de Carabineros y además nos quitan la planta, que lo único que nos ha dado, es un alivio a nuestro sufrimiento”, concluyó.

 

Finalmente, la diputada Karol Cariola valoró que el actual presidente de la Cámara de Diputados, Fidel Espinoza, se haya comprometido en poder establecer que para el periodo legislativo 2018-2022 quede determinada la tramitación de los proyectos vinculados al cultivo de cannabis de uso medicinal.