Jaime Gajardo: “El sistema económico y social que tanto defiende Piñera ya ha demostrado su fracaso absoluto en esta crisis sanitaria”

Encargados sindicales de partidos de oposición  señalaron que los últimos acontecimientos políticos y legislativos, confirman que el gobierno y la figura de Sebastián Piñera pasan por su peor momento.

Así lo expresó el dirigente comunista Jaime Gajardo, quien señaló que el proceso de retiro del 10%  representa un enorme triunfo popular sobre un mandatario que hasta el final, quiso privilegiar los intereses de los grupos de poder.

 

El representante del ámbito sindical del PC  agregó que el sistema económico y social que tanto defiende Piñera y su sector, ya ha demostrado su fracaso absoluto sobre todo en esta época de crisis sanitaria.

 

Por su parte el encargado sindical de Revolución Democrática, Cristian Urrutia, advirtió que incluso antes de la pandemia, el modelo de capitalismo actual que concentra la riqueza en unos pocos, comenzó  a debilitarse fuertemente.

 

El encargado laboral del Partido parte del Frente Amplio manifestó que en nuestro país, los dispositivos de Seguridad Social son insuficientes   en relación a las urgentes necesidades por ejemplo, en educación, salud y previsión.

 

En tanto el dirigente del magisterio René Amigo insistió que este nuevo revés sufrido por Piñera en el Tribunal Constitucional  y la falta de apoyo incluso de sus  propios parlamentarios, confirman que el mandatario de la Derecha está hoy en su peor momento político.

 

René Amigo denunció que tras los confinamientos  y la crisis social que encierra esta pandemia, las y los trabajadores han sufrido el rigor además de un preocupante  aumento de las enfermedades mentales.

 

Finalmente  todos los dirigentes  hicieron un llamado a la ciudadanía a participar en los comicios de  este 15 y 16 de mayo, privilegiando a los candidatos que efectivamente  estén por los cambios que Chile necesita, y no por aquellos que hoy se visten de demócratas pero que en la práctica,  buscan defender a los más privilegiados, sobre todo en la renovada construcción constitucional.




Llaman al fortalecimiento de la organización sindical en Chile ante ofensiva neoliberal del gobierno

Dirigentes sindicales advirtieron un mayor endurecimiento en la agenda laboral del gobierno de Piñera  con miras a debates tan importantes como son la reforma previsional o el reajuste al salario mínimo, imponiendo sus criterios dogmáticos neoliberales por sobre el dialogo democrático.

Así lo denunció el encargado del área sindical del partido Comunista, Jaime Gajardo, quien hizo un llamado a las y los trabajadores a no dejarse aplastar por un modelo económico y social que en medio de la pandemia ha demostrado  su injusticia y fragilidad.

 

Jaime Gajardo acusó a Sebastián Piñera de  instalar en su administración  una estrategia de choque y enfrentamiento permanente con el mundo laboral.

 

Por su parte el  dirigente nacional de trabajadores de ChileDeportes, Álvaro Muñoz sostuvo que ante un incremento de la pobreza en Chile, según las últimas cifras del Banco Mundial, urge un fortalecimiento de la organización sindical.

 

Álvaro Muñoz reconoció que el pueblo coordinado debe tomar la inspiración para cambiar el actual modelo neoliberal por un sistema que privilegie el derecho y la justicia social.

 

Del mismo modo, el profesor René Amigo criticó que mientras en Chile hay un aumento importante de la cesantía y el hambre, un pequeño grupo de privilegiados, que incluye al propio Sebastián Piñera, vio incrementada  su riqueza en más de un 70 % , en apenas un año.

 

Todos los personeros  lamentaron que tanto las iniciativas  del retiro del 10 % de los fondos previsionales, como el del giro a cuenta de los seguro de cesantía que postula el oficialismo, son recursos  de los propios trabajadores, sin embargo consideran que es un camino obligado tras es fracaso del Gobierno en su ayuda a favor de los sectores más vulnerables.

*************




Jaime Gajardo: “Hay una violenta ofensiva del gobierno que profundiza la hegemonía neoliberal”

Desde la comisión nacional sindical partido Comunista de Chile emitieron un comunicado en donde denuncian que sectores de la Derecha empresarial, amparados por el gobierno, han iniciado lo que denominaron “la más  violenta ofensiva legislativas de los últimos 30 años”, la cual tiene como único objetivo profundizar la hegemonía neoliberal en las relaciones de producción.

Así lo expresó el encargado sindical de dicha colectividad, Jaime Gajardo, quien advirtió que tras iniciativas  como el teletrabajo, la flexibilidad  laboral y la ley de supuesta protección del empleo, se esconde la perpetuación de un modelo neoliberal que pone en los hombros de los trabajadores los costos de esta crisis sanitaria.

 

Del mismo modo el también dirigente del nagisterio nacional acusó que grandes empresas se han visto y se verán  aun más favorecidas con propuestas tan injustas como las que autorizan  el finiquito electrónico, limitando así la opción de que los trabajadores puedan apelar ante un despido injustificado, o aquella que permite  frenar los procesos de negociación colectiva, instrumento clave en el ámbito de los derechos sindicales.

 

Jaime Gajardo denunció que estos supuestos créditos blandos que postula el gobierno para favorecer a la industria, en definitiva discriminan a la pequeña y mediana empresa y sólo favorecen a los grandes consorcios, tal como ocurrió en épocas de la Dictadura cuando el Estado literalmente  salvo a la Banca nacional durante la recesión económica de principios de la década de los ´80.

 

Del mismo modo, el encargado sindical el partido Comunista manifestó que esta pandemia del Coronavirus, ha desnudado las falencias y lo esencialmente injusto del modelo neoliberal  tal como lo demuestra  la crisis en que se encuentran los sistemas de Seguridad Social, así como la educación y la salud pública.

 

Finalmente desde la Comisión Sindical del partido Comunista reafirmaron que no se puede seguir legislando y aprobando proyectos que van en dirección de disminuir derechos, tanto individuales, emplazando al Estado a deje atrás las claves neoliberales que tanta desigualdad han causado a miles de trabajadores y asumir las medidas para enfrentar la crisis, sentando así las bases para un nuevo Chile, concluyeron.