Bárbara Figueroa: «Lo que necesitamos hoy es más recursos y el Estado debe salir a buscarlos para poder ayudar a superar la grave crisis social»

Desde el pasado viernes, la Central Unitaria de Trabajadores está en negociaciones con el Ejecutivo para el aumento del sueldo mínimo que hoy se mantiene en $320.500.

En el marco de este debate, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, aclaró que el gobierno no puede seguir anclado en la política contra cíclica de los 90 y 2000, descargando los costos de cada crisis en los trabajadores.

En ese sentido, la líder de la multisindical dijo que un impuesto a los súper ricos es el mejor mecanismo para romper con la lógica de medidas insuficientes e hiper-focalizadas a la hora de enfrentar contingencias como la actual.

 

Bárbara Figueroa criticó que el Gobierno optara por comprometer recursos del Estado hasta 2022, en vez de generar nuevos recursos y una mayor liquidez mediante el impuesto a las grandes fortunas del país, que además es una medida aplicada en muchos países del mundo.

 

La presidenta de la CUT remarcó que el impuesto a los súper ricos es una opción concreta para palear los efectos de la crisis social y económica, en un contexto donde el Gobierno no garantiza políticas de ayuda con sostenibilidad en el tiempo.

 

Finalmente, Bárbara Figueroa llamó al ejecutivo a acoger la propuesta de un impuesto a las mayores fortunas de Chile, a objeto de poder garantizar un ingreso básico de emergencia, que sea universal y sostenible en tiempos de crisis.




CUT presentó criterios para un Plan Integral de Retorno al Trabajo en medio de la pandemia

La Central Unitaria de Trabajadores, junto a gremios del sector privado del comercio, minería, construcción, transporte, industria, entre otros, presentaron los criterios para un Plan Integral de Retorno al Trabajo en medio de la Pandemia, el cual  debe establecer derechos y obligaciones en materia de fiscalización, medidas concretas y protocolos obligatorios para cuidar la salud y la vida en el ámbito laboral.

Al respecto, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, insistió en cualquier plan “Paso a Paso” que plantee el gobierno debe ser sobra la base de que la pandemia aun no ha sido controlada y que sigue en franca evolución.

 

La timonel de la multigremial sostuvo que el primer avance hacia un retorno laboral debe ser  sostenido en el dialogo entre las autoridades con todas las organizaciones sociales, y no sólo con aquella afines a sus intereses, como ha ocurrido hasta ahora.

 

Bárbara Figueroa  agregó además un retorno al trabajo presencial  debe ir aparejado de una eficiente fiscalización laboral y sanitaria por parte de la Dirección del Trabajo, organismo que durante todo este proceso no ha cumplido en lo más mínimo esta función.

 

Por su parte, Juan Moreno presidente del sindicato Walmart denunció que Piñera con su insistencia de imponer una “nueva Normalidad”, le está haciendo un guiño al gran empresariado y algunos sectores de la Derecha económica.

 

Juan Moreno emplazó desde el comercio a los grandes capitales a transparentar con quien han acordado el retorno a  sus trabajos  presenciales, pues con las organizaciones  sindicales  jamás ha existido un  dialogo efectivo.

 

La presidenta de la Federación de Trabajadoras y Trabajadores de Call Center,  Tamara Muñoz, expresó que este gobierno en complicidad con las grandes fortunas del país, sigue viendo esta crisis sanitaria como una oportunidad para incrementar sus ganancias a costa de las necesidades de las personas.

 

Entre los puntos acordados por los distintos gremios y actores  de la producción para un Plan Integral de Retorno  al Trabajo, se cuentan incrementar,  las medidas de fiscalización tanto laboral como sanitarias, un mayor compromiso  de las mutualidades en materia de reglamento de higiene y seguridad en el trabajo, adopción de normas y dictámenes en torno a la vida y protección laboral, incorporando a los sindicatos  en esta función, entre otras medidas.


  • Aquí puedes revisar algunas de las medidas contenidas en el documento:
  • También te compartimos el registro de la conferencia de prensa desarrollada el jueves:




Bárbara Figueroa: «Gobierno se ha negado sistemáticamente a generar mecanismos efectivos de protección del empleo en Chile, lo que se constata a partir de las denuncias que diariamente recibe la CUT»

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, confirmó que casi un tercio de la fuerza laboral en Chile fue desplazada de su puesto de trabajo producto de la crisis de empleabilidad que se ha ido profundizando a partir de la pandemia de Coronavirus.

En ese sentido, la dirigenta aclaró que el escenario es aún más crítico que lo registrado por el INE con un 12,2% histórico de desocupación, ya que a esto hay que sumar a las cerca de 700 mil personas que acogidas a la Ley de Protección al Empleo, están con suspensión de contratos.

 

Bárbara Figueroa advirtió que los trabajadores inactivos corren el potencial riesgo de quedar definitivamente cesantes una vez levantada la cuarentena, considerando que un 47% de las empresas acogidas a la ley de protección al empleo, han señalado que no van a necesitar la misma fuerza laboral cuando los trabajadores retornen a sus funciones.

 

Respecto al Fondo de Emergencia Covid-19 de 12 mil millones de dólares despachado por la Cámara de Diputados, la presidenta de la CUT aclaró que el gobierno no ha transparentado la distribución de esos recursos, ni en qué medida van a garantizar la contratación de mano de obra en condiciones dignas.

 

Bárbara Figueroa aseguró que el gobierno se ha negado sistemáticamente a generar mecanismos efectivos de protección del empleo en Chile, lo que se constata a partir de las denuncias que diariamente recibe la multisindical sobre despidos masivos de hasta 300 trabajadores.

 

La presidenta de la CUT alertó sobre una profundización de la crisis de empleabilidad a largo plazo, si el Ejecutivo no impulsa a la brevedad un plan de reactivación económica y de verdadera protección de las fuentes de trabajo.




Dirigentes provinciales Cut señalan una evidente incapacidad de mando y gestión por parte del mandatario de Derecha

Dirigentes de la Central Unitaria de Trabajadores criticaron el accionar del gobierno especialmente el último año, el cual estuvo marcado por fuertes violaciones a los DD.HH., así como los efectos del Covid 19.

En primer término, Leonardo Gutiérrez presidente de la CUT zonal Sur Metropolitana advirtió que la ciudadanía no debe olvidar las muertes causadas por esta pandemia , derivadas de un gobierno que sigue insistiendo en empujar al país en una “nueva normalidad» y con ello a un contagio masivo.

 

Leonardo Gutiérrez detalló que durante el segundo mandato de Piñera han sucedido 5 cambios de gabinete, lo que revela una incapacidad de mando y gestión por parte del mandatario de la Derecha.

 

Desde la Central Unitaria de Trabajadores Chacabuco, su vicepresidente Víctor Flores  denuncia que ni el Ejecutivo ni los sectores del gran empresariado han empatizado con la población más vulnerable del país.

 

Víctor Flores, dirigente además del Magisterio hizo un llamado a las organizaciones sociales a plegarse a la opción “apruebo” en el plebiscito constituyente  de octubre próximo.

 

Por su parte, uno de los encargados de DD.HH. de la multigremial, Roberto Morales, sostuvo que como es habitual en los gobiernos de Derecha, Sebastián Piñera pretende lograr una figuración más allá de nuestras fronteras, pero desoye las recomendaciones internacionales respecto a violaciones a garantías esenciales.

 

Roberto Morales denunció que hasta la fecha, el Ejecutivo no ha entregado los antecedentes exigidos por organismos humanitarios respecto a crímenes cometidos en el marco del estallido social.

 

Los dirigentes sociales  expresaron finalmente que la incapacidad de Sebastián Piñera se grafica en los costos sociales y económicos que ha dejado el contagio del Covid 19 y su nulo interés porque los súper ricos puedan colaborar en esta crisis. Además, señalaron, que la proliferación de ollas comunes surgen por culpa de un gobierno que no ha entregado la ayuda  que la población requiere en estos difíciles momentos.




Bárbara Figueroa: «Nuevo gabinete responde a una estrategia del mandatario para cobrar revancha por la derrota política que sufrió en el Parlamento»

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, criticó que el cambio de gabinete no incluyera la salida de la ministra María José Zaldivar, pues esto viene a constatar la ausencia de un cambio de estrategia por parte del Ejecutivo en las temáticas que competen al mundo del trabajo.

La representante de la CUT afirmó que la ausencia de un plan de reactivación económica constituye una voz de alerta para la central, considerando que hasta el momento son los trabajadores quienes han debido pagar el costo de la crisis económica y de empleabilidad que golpea a Chile.

 

La presidenta de la CUT dijo que el nuevo gabinete responde a una estrategia del mandatario para cobrar revancha por la derrota política que sufrió en el Parlamento con la aprobación del retiro del 10% de fondos previsionales, pero en ningún caso obedece a querer mitigar los efectos económicos de la pandemia.

 

Respecto a la Cuenta Pública Presidencial de este viernes, Bárbara Figueroa detalló que ya han convocado a una jornada de protestas, como medida de presión frente a los altos índices de cesantía, y el riesgo latente de que estas cifras se dupliquen en el mediano plazo.

 

La presidenta de la multisindical señaló que los actores sociales deben jugar un rol activo para presionar al Congreso a resguardar los intereses de los trabajadores, más aún en un contexto donde Piñera ha cedido su gobernanza a la ultra derecha, ad portas del plebiscito de octubre.

 

Finalmente, Bárbara Figueroa advirtió que el mandatario está tratando de consolidar equipos más duros para armar el Comando de Rechazo a una nueva Constitución, desde su propio gobierno.

En consecuencia, añadió la dirigenta, es clave para la CUT poder coordinar acciones conjuntas para presionar al Parlamento a frenar la arremetida del Ejecutivo, así como jugar un papel mucho más activo en materia de propuestas.




Bárbara Figueroa: «Crisis de empleabilidad se explica en negligencia y tardanza con que ha actuado el gobierno en función de prever el escenario y tomar las medidas de prevención necesarias»

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) hizo público esta semana las cifras de desempleo del trimestre móvil que comprende los meses de marzo, abril y mayo, la cual refleja una desocupación de 11,2%.

El boletín, primero en incluir tres meses afectados por la pandemia por covid-19, muestra la cifra más alta de cesantía en 16 años

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, afirmó que esta crisis de empleabilidad se explica en la negligencia y tardanza con que ha actuado el gobierno en función de prever el escenario actual y tomar las medidas de prevención necesarias.

 

Asimismo, Bárbara Figueroa advirtió que el alto índice de cesantía va a significar una mayor precarización del empleo en Chile, especialmente en el caso de mujeres y jóvenes.

 

La presidenta de la multisindical añadió que el desempleo viene a profundizar la deuda de arrastre que tiene el Estado con las mujeres, por ser quienes se incorporan al mercado laboral en peores condiciones.

 

En ese sentido, Bárbara Figueroa explicó que las mujeres están asumiendo el mayor costo y riesgo de la crisis social producto de la pandemia, lo que se traduce en un retroceso de casi una década, respecto a la incorporación equitativa al mundo del trabajo.

 

La presidenta de la CUT sindicó al Gobierno como el principal responsable de la precarización del empleo femenino, debido a la aceleración de la ley de teletrabajo y su negativa a extender el post natal hasta que se levanta la crisis sanitaria.

En su diagnóstico, las medidas del Ejecutivo han configurado un escenario muy complejo donde las mujeres son despedidas por no tener con quien dejar a sus hijos, o bien trabajan en condiciones paupérrimas.

 

Bárbara Figueroa acusó un fuerte sesgo de género en la ley de teletrabajo, ya que obliga a las mujeres a compatibilizar empleo con labores domésticas y de cuidado, además de ser jornadas extenuantes y muchas veces peor remuneradas que las de los hombres.




Bárbara Figueroa y postnatal de emergencia: «Gobierno está mandatado a resguardar la seguridad de las madres trabajadoras y sus hijos bajo un Estado de Catástrofe»

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, criticó el proyecto de ley que enviará el ejecutivo al Congreso para que las madres que estén por terminar el postnatal, puedan optar por el seguro de cesantía.

La dirigenta repudió que una vez más sean los trabajadores quienes deban subsidiar su salario a partir del seguro de cesantía, a propósito de la mal llamada ley de protección al empleo.

 

La presidenta de la CUT fue enfática en sostener que el gobierno está mandatado a resguardar la seguridad de las madres trabajadoras y sus hijos bajo un Estado de Catástrofe.

 

En ese sentido, Bárbara Figueroa afirmó que el Ejecutivo debiese dar garantía universal de acceso a postnatal hasta que se levante la emergencia sanitaria, o de lo contrario, seguirá exponiendo a madres y recién nacidos a un alto riesgo de contagio.

 

Asimismo, la líder de la multisindical aclaró que el seguro de cesantía no alcanza a cubrir a todas las mujeres que lo requieran en caso de vencer su postnatal, estando igualmente expuestas a contraer el virus.

 

Bárbara Figueroa concluyó que el gobierno persiste en una lógica neoliberal, cuyo propósito es sostener la crisis económica en los hombros de los trabajadores, lejos de velar por la protección integral de éstos.




Bárbara Figueroa: «Gobierno ha optado por salvaguardar intereses de las grandes empresas en vez de resguardar la vida con medidas como la extensión del postnatal durante la pandemia»

Luego que un estudio de la Pontificia Universidad Católica (PUC) detallara que el desempleo en Chile durante mayo habría traspasado los dos dígitos con una tasa de desocupación de 11,2%, la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, señaló que estas cifras son mucho más realistas que las entregadas anteriormente por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

La dirigenta explicó que la tasa de 9% de desocupación nacional estimada por el INE no contemplaba datos relevantes como el número de personas que no está buscando empleo, debido a la pandemia u otros factores derivados de la crisis sanitaria.

 

Bárbara Figueroa afirmó que el gobierno sigue entrampado en la lógica de seguir perfeccionando la mal llamada “ley de protección al empleo”, lejos de estudiar otro tipo de mecanismos que permitan detener estas cifras tan alarmantes.

 

La líder de la CUT criticó que el ejecutivo insista en su política de flexibilización laboral, ampliando la cobertura de la ley de protección al empleo cuando ya se contabilizan 610 mil trabajadores suscritos a ella.

 

Asimismo, Bárbara Figueroa sostuvo que el gobierno ha optado por salvaguardar los intereses de las grandes empresas, en vez de resguardar la vida de los trabajadores con medidas como la extensión del postnatal durante la pandemia.

 

La presidenta de la multisindical, Bárbara Figueroa, concluyó que todo tiende a mostrar que el Gobierno no optará por mecanismos de protección efectiva al empleo, ni prohibición de cursar despidos mediante ayuda estatal a las empresas, sino más bien, seguirá empeñado en las mismas políticas de precarización laboral que ha venido cursando desde el inicio de la pandemia.




Bárbara Figueroa: «Si se extiende Estado de Excepción Constitucional debe resguardarse el ingreso y subsistencia de las familias»

A 90 días de decretarse el Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe en Chile, la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, afirmó que es el momento clave para que las fuerzas progresistas exijan al gobierno un cambio de estrategia que permita revertir el fracaso de su gestión en materia sanitaria.

Asimismo, la dirigenta de la CUT aclaró que si la autoridad busca extender la cuarentena a nivel nacional, esto debe hacerse con el compromiso de resguardar la subsistencia de las familias que no están percibiendo ingresos producto de esta crisis.

 

Bárbara Figueroa sostuvo que la estrategia del Gobierno en el plano sanitario no sólo ha fracasado, sino también ha sido errática e inconsistente con una emergencia de estas proporciones.

 

La presidenta de la multisindical consideró dramático que los grandes beneficiados de esta crisis estén siendo los grandes empresarios, mientras la pobreza en América Latina y el Caribe sigue en aumento, al igual que el hambre.

 

En ese sentido, Bárbara Figueroa advirtió que la desigualdad en Chile seguirá profundizándose si el Estado de Catástrofe no va acompañado por sólidas medidas de mitigación económica.

 

Finalmente, la presidenta de la CUT dijo que el Ejecutivo debe hacerse cargo de los requerimientos ciudadanos, o de lo contrario, la incertidumbre y desafección podría conducir al país a nuevos estallidos sociales y una profunda desafección al proceso constituyente en curso.




Comisión de Políticas Públicas de la CUT llama a incorporar a los actores sociales en acuerdos por la reactivación económica y protección social

Además, piden que se eleven los recursos fiscales para ir en apoyo de las familias vulnerables, así como pisos mínimos garantizados que signifiquen proteger el empleo y los salarios y aumentar la seguridad social.
El Presidente de la República ha convocado a un Pacto por la Reactivación y la Protección Social para enfrentar la pandemia por Covid-19, los efectos sociales y económicos de las medidas de contención de enfermedad y la reactivación de la economía luego de superada la crisis. Convocatoria que se realiza luego que fracasaran en el diagnóstico y en las soluciones a esta crisis.Por lo mismo, los integrantes de la Comisión de Políticas Públicas (CPP) de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), abajo firmantes, han realizado una serie de propuestas para alcanzar ese anhelado pacto, bajo principios de justicia y protección social. “No quisiéramos que su llamado a que “hay que dejar de lado la pandemia política”, sea un intento por ahora de atribuir a la oposición política y social, la responsabilidad de esta grave crisis. Sino más bien, el llamado sea a incorporar a los partidos políticos y a los actores sociales a un diálogo social por el bien del país”, aseguran en una declaración pública.

Y agregan que “hemos sido testigos y víctimas de la equivocada apuesta gubernamental de enfrentar la crisis con sectarismo político, sin participación del movimiento social, sindical y la sociedad civil, de las fuerzas políticas de la oposición y de los municipios. Prueba de ello fue el momento del “retorno seguro” a la nueva normalidad y el llamado al consumo en los malls y la obligación al retorno de trabajo presencial en el sector público y privado, altamente resistido por la ANEF”.

En este sentido, la instancia asesora de la CUT asegura que la gestión de esta crisis debe encararse desde el diálogo social, como mecanismo de alcanzar el interés común, propiciando un involucramiento sustantivo de la sociedad civil, el mundo sindical y las organizaciones de la mesa social.

Por lo mismo, sostienen que “confiamos en una solución que abandone la unilateralidad y que se construya con diálogo social. Llamamos a superar la estrategia del gobierno, para corregir los errores”.

En este escenario, la CPP afirma que para alcanzar un pacto es necesario y posible un aumento del gasto público para sostener la economía en la crisis; sostener el empleo público directo e indirecto y de inversión pública intensiva en mano de obra por parte del gobierno central; y aumentar el presupuesto municipal para llegar a los territorios.

Además de establecer pisos mínimos garantizados que signifiquen proteger el empleo y los salarios, aumentar la seguridad social, ampliar decididamente el universo de los trabajadores y de la población en la cobertura de protección social, a través de más recursos que los utilizados hasta ahora, en la salud, en la protección social y en el empleo.Por lo mismo declaran que:

1. El Acuerdo debe asegurar un apoyo material para las familias trabajadoras y el resguardo de los ingresos de todos los trabajadores, tanto públicos y privados, que les permita sortear la crisis sanitaria sin caer por debajo de línea de la pobreza, con el objetivo primordial de asegurar la subsistencia decente de la población afectada por el tiempo que sea necesario.

2. Del mismo modo, se comprometa un subsidio a las empresas no bancarizadas que asegure que sobreviven hasta el final de la crisis y un paquete de nacionalización de empresas estratégicas que puedan caer en quiebra, pero asegurando pisos mínimos de seguridad social para sus trabajadores.

3. Se sincere la posición fiscal y se establezcan las condiciones para financiar estas políticas. El endeudamiento bruto es bajo, existen importantes fondos soberanos y se dispone de la posibilidad de endeudarse a bajo costo en el mercado internacional y nacional.

4. Se establezcan las bases para una reforma tributaria post pandemia. Pasada la crisis y atendido la precaria situación social será necesario concordar un aumento de al menos 5 puntos del PIB de la carga tributaria para financiar un real Estado de bienestar basado en los derechos sociales universales.

DESCARGA LA DECLARACIÓN COMPLETA AQUÍ
Declaración CPP – CUT CHILE por llamado al pacto por la reactivación y la protección social