Trabajadores/as de call center valoran aprobación tras 7 años de ley que los protege de abusos

Finalmente el Congreso aprobó la ley que pone fin a la precariedad laboral en los call center. La iniciativa que demoró 7 años en ser aprobada  incorpora el Código del Trabajo en el contrato de los teleoperadores, permitiendo  que los trabajadores puedan tener colación e ir al baño sin sufrir descuentos en sus sueldos.

Así lo comentó  Tamara Muñoz, Presidenta de la Federación Nacional de Trabajadoras de Call Center, quien destacó de la nueva norma  la prohibición de  que al trabajador de este rubro pueda imponérsele el cumplimiento de metas, servicios o tareas que no cumplen con tales condiciones, aunque se esté bajo la promesa de entrega de bonos, para determinar su remuneración mensual .

 

Esta nueva ley contempla-tal como lo explicó la dirigenta de los trabajadores de Call Center, exámenes preventivos para detectar enfermedades  profesionales derivadas de esta labor, el derecho a una pausa de 10 segundos luego de cada atención, y la prohibición  absoluta de sufrir descuentos salariales  por desconexiones  surgidas  por la necesidad de ir al baño, como ocurría hasta  hoy.

 

Tamara Muñoz  sostuvo que el rubro de los Call Center concentra la mayor cantidad de denuncias por infracción a las norma laborales, así como el porcentaje superior de licencias medicas por estrés laboral, situación  derivada de una serie  de abusos cometidos por las empresa que prefieren en muchos casos pagar las multas surgidas por estas malas prácticas, que corregir los irregularidades en forma definitiva.

 

Esta ley que se espera próximamente ser promulgada, establece además la obligación  de las empresas de disponer de un reglamento de regulación incluidas en la seguridad y salud en el trabajo, un examen preventivo de enfermedades  profesionales para los trabajadores que han cumplido  labores a partir de los 6 meses, una normativa sobre las condiciones fiscas y ergonómicas en que se desempeñan los ejecutivos telefónicos, entre otras exigencias.




Las definiciones de la CUT para enfrentar la ofensiva del gobierno en materia laboral

La Central Unitaria de Trabajadores ya definió las fechas para el inicio de actividades este año 2019 contemplando entre ellas un paro nacional activo para la segunda semana de abril.

Barbará Figueroa, Presidenta de la CUT, se refirió al último Consejo Nacional Ampliado de la central que representa a los trabajadores, en donde se tomaron medidas importantes como el establecimiento de la fecha para el paro nacional activo que se realizará el próximo 11 de abril.

 

La dirigenta sindical afirmó que este año seguirán habiendo actividades en conjunto a la Coordinadora No Mas AFP, tal cual como el pasado 19 de enero en donde se participo en la Conferencia Nacional que realizó la coordinadora. Además, la mandataria de la CUT informó que se realizara un seminario, en el marco del Día Internacional de la Mujer, con el fin de hablar, entre otras cosas, sobre la violencia de género en el sector laboral.

 

La líder multigremial también tuvo palabras para la Contra Reforma Laboral que vendría a modificar aspectos importantes del Código del Trabajo, lo cual inquieta a Barbará Figueroa, ya que su contenido vulnera derechos de los trabajadores y precariza el empleo.

 

La contrarreforma Laboral anunciada por Sebastián Piñera se debería empezar a tramitar en el parlamento dentro de los próximos días, antes de que  cierre el año legislativo en enero, para analizarse dentro de las comisiones pertinentes.




Bárbara Figueroa denuncia ofensiva del gobierno contra derechos de los trabajadores

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, respaldó las demandas salariales y laborales de CGS, una de las empresas de call center más grandes del país, cuyos empleados se encuentran en huelga desde el pasado nueve de enero.

La dirigenta sindical criticó la falta de voluntad de diálogo de la empresa, encabezada por el yerno de Sebastián Piñera, Pablo Rossel. En ese sentido, denunció que los empresarios cuenten con el respaldo del gobierno para intentar destruir los sindicatos, lejos de promover el diálogo entre las partes.

 

La presidenta de la CUT acusó una fuerte ofensiva empresarial hacia los sindicatos, mediante una serie de presiones que buscan invalidar la acción colectiva, en el contexto de la grave crisis de empleabilidad que golpea al país.

 

Bárbara Figueroa criticó que el gobierno esté impulsando reformas regresivas contra derechos sindicales, en vez de proteger a los miles de trabajadores que se han visto afectados por la ola de despidos cursada en el sector público y privado.

 

En ese sentido, la líder de la CUT informó que este viernes su consejo directivo nacional ampliado junto a empresarios van a analizar los desafíos en materia de relaciones laborales, junto a concretar la fecha del segundo paro nacional activo, convocado por la multisindical para abril.

 

Bárbara Figueroa convocó al mundo social y político a enfrentar de manera unida las contra reformas del Gobierno en el ámbito laboral, de educación y pensiones, así como re posicionar el debate en torno a iniciativas pro empleo.




Bárbara Figueroa y los pormenores del acuerdo entre la mesa del sector público y el gobierno

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa indicó que el reajuste general de 3,5% al sector público, permite recuperar la senda de crecimiento y bonificaciones que tenían anteriormente, pese a tratarse de un monto insuficiente y lejano a sus proyecciones.

Respecto a las rentas inferiores a 700 mil pesos, Bárbara Figueroa valoró que el impacto del reajuste se logre compensar con la recuperación de capital en los bonos de acuerdo y vacaciones.

La presidenta de la CUT valoró la unidad-estratégica que marcó este proceso de negociación, por parte de los 15 gremios que componen la mesa del sector púbico, gracias a la cual lograron presionar al ejecutivo a construir un acuerdo, pese a su falta de voluntad política inicial.

 

Bárbara Figueroa confirmó el acuerdo alcanzado con los 15 gremios de la mesa del sector público, tras extensas jornadas de trabajo y movilización, demandando poner fin a la lógica de despidos masivos y arbitrarios en gran parte de las reparticiones públicas.

 

Según detalló Bárbara Figueroa, el Gobierno también se comprometió a acelerar la tramitación del incentivo al retiro para los funcionarios municipales y reponer los traspasos de honorarios a contrata, tal como lo habían acordado en negociaciones anteriores.

 

La presidenta de la multigremial informó que en diciembre comenzarán a desarrollar las primeras mesas de trabajo con miras a enfrentar las negociaciones del segundo semestre de 2019, una vez realizada la evaluación de lo que fue este proceso.

 

Finalmente, Bárbara Figueroa valoró que este reajuste beneficiará a cerca de un millón de funcionarios del Estado, y cerca de dos millones de pensionados.




El balance de la Cut y la mesa del sector público tras la dura negociación con el gobierno

Confirmado el acuerdo entre la mesa del sector público y el gobierno, luego de un complejo y extenuante proceso de negociación, este finalmente arrojó un reajuste remuneracional de 3,5 %. Los distintos gremios que fueron parte de este proceso realizaron  una evaluación y un balance respecto a las distintas demandas alcanzadas por los funcionarios fiscales.

A este respecto, la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, si bien reconoció que este acuerdo no es todo lo positivo que se esperaba, al menos lograron mantener un piso mínimo ya conseguido en negociaciones anteriores, incrementando el valor de bonos e incentivos que habían sido restringidos en años anteriores.

 

Bárbara Figueroa valoró además de este proceso de negociación del sector público, la obtención de una circular que impide hacer un uso abusivo del despido dentro la administración del Estado, permitiendo en algunos casos retrotraer estas desvinculaciones y traspasar a un importante contingente de funcionarios que hoy están a honorarios al servicio de planta y contratación pública.

 

Desde la Fenats, su presidente Octavio Navarro sostuvo que más allá de la cifra de reajuste, este proceso de reuniones con el gobierno dio cuenta de un divorcio profundo entre Piñera –representado por su ministro de Hacienda, y los trabajadores del sector público, lo cual se vio reflejado en el trato soberbio y distante con que el ministro Felipe Larraín recibió las demandas de los funcionarios fiscales.

 

Octavio Navarro dirigente de los trabajadores de la Salud Pública, reiteró que, si bien este reajuste del 3,5 % es claramente insuficiente, es rescatable la unidad y la fortaleza con que las 15 organizaciones de la Mesa del Sector pudieron abordar materias de protección del empleo y salir a ejercer presión a las calles en el marco de este pliego de peticiones de los gremios.

 

Para la presidenta de Ajunji Silvia Silva, desde su gremio valoraron que se incrementaran los incentivos económicos y beneficios, así como el bono de fin de negociación, pero además destacó  la instalación del debate sobre la homologación del bono de Modernización en su sector,el cual ha estado por debajo del rango durante muchos años, enfatizó

 

Finalmente consignar que en el cierre de esta negociación se contemplaron acuerdos en factores económicos, laborales y sociales. El protocolo de acuerdo será enviado al Congreso para su trámite legislativo con carácter de suma urgencia, contemplando reiteremos un reajuste salarial de un 3,5%, a partir del1 de diciembre de este año . También incluye bonos de término de conflicto, nuevos pisos para salarios mínimos, otros bonos, y oficios circulares para la estabilidad laboral y la instalación de mesas sectoriales.

 




Mesa del sector público llega a acuerdo con el gobierno tras tres días de paralización

Finalmente y luego de la novena  reunión  y tras tres días de paro, la mesa del sector público, coordinada por la CUT, selló un acuerdo con los ministerios de Hacienda y Trabajo  en torno al reajuste salarial de los trabajadores fiscales. Tras la última cita, ambas partes cedieron fijándose el guarismo definitivo en un 3,5 %.

Concluido este proceso, la presidenta de la multigremial, Bárbara Figueroa, agradeció la disposición de los distintos gremios de los trabajadores del Estado, valorando que el dialogo permitió lograr este acuerdo, sin necesidad de trasladar esta discusión al parlamento.

 

Bárbara Figueroa sostuvo además  que si bien este reajuste no es lo que habían planteado en un principio, existen avances importantes en la protección del empleo y la dignificación del sector público, manifestando además su interés porque este acuerdo se ratifique en las bases gremiales para que los beneficios logrados lleguen lo antes posible a las y los trabajadores. Para eso se suscribió un prootcolo entre la MSP y los ministros de Hacienda y Trabajo.

 

Consignar que este último día de negociaciones  en el sector público estuvo marcado por la activa participación de los trabajadores fiscales en las calles, quienes sufrieron la represión de carabineros, siendo 11 dirigentes incluso detenidos por efectivos policiales. Junto a este reajuste salarial de un 3,5 % el acuerdo contempla temas, como incentivos al retiro de algunos funcionarios públicos y un protocolo que regula los despidos en el sector, tema altamente sensible para los dirigentes del Sector Público.




Bárbara Figueroa y la convocatoria a paro del sector público: “Aún son insuficientes y lejanas al petitorio respuesta de Hacienda”

Las  organizaciones sindicales de la Mesa del Sector Público, coordinados por la Central Unitaria de Trabajadores,  convocaron  a un Paro Nacional desde el próximo lunes 26 de noviembre para presionar al Ejecutivo a llegar a un acuerdo con los trabajadores del Estado. Esta determinación se adoptó luego que los funcionarios fiscales rechazaran la primera oferta del Ejecutivo de un guarismo de un 2,9% de reajuste salarial entregada  el miércoles pasado.

A este respecto, la  presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, si bien reconoció los avances en materias laborales, en particular sobre la estabilidad laboral, insistió en que éstos son insuficientes para concretar un posible acuerdo, considerando que mientras la economía da señales de crecimiento, esto no se traduce en un mejoramiento salarial para los trabajadores.

 

Bárbara Figueroa afirmó que el gobierno lamentablemente  ha optado por replicar la política laboral del sector privado en torno a precarizar el valor que se le asigna al trabajo, no concurriendo además  los ministros a las reuniones con la mesa del sector público pese  a la voluntad de los dirigentes fiscales por seguir avanzando.

 

La timonel de la CUT hizo un llamado al gobierno a terminar con la estigmatización negativa en contra los dirigentes de la multigremial y acercar posiciones, entendiendo además que la única herramienta de presión que tienen los trabajadores en pos de sus demandas es la movilización.

 

Señalar finalmente, que desde la mesa del Sector Público insistieron  en que la paralización  de actividades del próximo lunes no significa que las negociaciones  con el gobierno estén cerradas, sino que representa  una forma de presión y rechazo a la última propuesta del Ejecutivo  constituida por un 3,1% de reajuste salarial, un 0,2% de reajuste real, lo cual está muy lejos del 7% que pretenden los funcionarios fiscales.




CUT y movimiento no más AFP inician camino conjunto para enfrentar reforma previsional de Piñera

La directiva de la Central Unitaria de Trabajadores se reunió con los dirigentes de la Coordinadora Nacional del Movimiento NO+AFP, con el objetivo de estudiar caminos conjuntos para enfrentar la reforma previsional  impulsada por el gobierno de Sebastián Piñera.

En la oportunidad, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa expresó que existe un interés real por dar a conocer a las bases sindicales de todo el país los alcances de la propuesta de pensiones del Ejecutivo, para así analizar con fundamentos técnicos el impacto que podría generar su implementación.

 

Bárbara Figueroa reconoció que existe una línea de trabajo conjunta entre la multigremial y la Coordinadora NO +AFP en torno a construir una propuesta alternativa a las diseñada por el oficialismo, y que se aleja del principio de seguir entregando recursos públicos y privados a las actuales administradoras quienes han demostrado su incapacidad de asegurar pensiones dignas a la ciudadanía.

 

Por su parte, el vocero de NO+AFP, Luis Mesina advirtió que la lucha sostenida por las organizaciones sociales y políticas, más allá del ámbito previsional, pretender además poner freno a un gobierno que ha utilizado el autoritarismo y el chantaje como fórmulas para imponer su criterio mercantilista y neoliberal.

 

Luis Mesina comentó que hoy Sebastián Piñera y su gobierno han demostrado su verdadera cara al país, la cual se refleja en la represión que significó el asesinato de un comunero mapuche en la Araucanía, una inminente reforma laboral que precariza los derechos del mundo de los trabajadores, y la mantención de un modelo previsional que sólo perpetúa el enriquecimiento de los grandes grupos económicos.

 

Desde la CUT anunciaron que el próximo 29 de noviembre tendrá lugar un consejo directivo ampliado el cual fijará como foco del debate, las observaciones y alcances que la coordinadora NO+AFP tiene respecto al proyecto previsional del Gobierno.




Mesa del sector público en estado de alerta ante maniobras de retraso del gobierno en negociación

Las organizaciones de la Mesa del Sector Público, coordinadas por la Central Unitaria de Trabajadores, realizaron una conferencia de prensa en la sede de la multigremial para anunciar que se declaran en estado de alerta ante las maniobras de retraso del gobierno en la negociación por el reajuste y otras materias. Los dirigentes exigieron que, para la reunión programada, de este martes 20 de noviembre, es imprescindible que asistan los ministros de Hacienda y del Trabajo y Previsión Social, Felipe Larraín y Nicolás Monckeberg, respectivamente; y que den amplias respuestas al conjunto del pliego de peticiones entregado por la Mesa el pasado 09 de octubre.

Así lo expresó la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, quien manifestó que el gobierno ya conoce las demandas de los trabajadores fiscales, por lo que ahora es el ministro de Hacienda quien tiene que pronunciase respecto a este proceso de negociación que se está llevando a cabo.

 

Por su parte, el presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales, Carlos Insunza, afirmó que la Mesa del Sector Público ha declarado una Alerta, la cual se va a incrementar y va dar paso a la movilización, si es que el gobierno no avanza decididamente en cifras que logren recuperar íntegramente el IPC y dé cuenta de un incremento real de remuneraciones de los funcionarios públicos.

 

En tanto Octavio Navarro, dirigente de la Fenats, expresó su deseo de que Piñera cumpla sus promesas de campaña y entregue dignidad no sólo a los trabajadores sino también a los usuarios de la Salud Publica, abogando porque en esta negociación del sector público se busque terminar con la persecución sufrida por los dirigentes de los funcionarios fiscales.

 

Desde la Confusam su Secretaria General, Laura San Martin, denunció que aquí hay un petitorio inconcluso   y un ministro de Hacienda que sigue ausente de este proceso de negociación, mientras los funcionarios siguen siendo víctimas por ejemplo de las agresiones por parte de los usuarios de la Salud Pública.

 

Este martes esperan los dirigentes de la Mesa del Sector Publico reunirse con los Ministros de Hacienda y Trabajo, quienes recordemos estuvieron ausentes en jornadas anteriores, generando esta situación molestia en los trabajadores fiscales quienes acusaron una “estrategia dilatoria” por parte del Ejecutivo que tiene como fin inmovilizar a las organizaciones sindicales. Asimismo, indicaron que al gobierno le falta voluntad para avanzar en las demandas de los funcionarios del Sector Público al no responder de manera concreta con una contraoferta a las demandas de los fiscales.




Bárbara Figueroa y su análisis sobre el momento económico y social del país bajo gobierno de Piñera

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, viajó a Uruguay para sostener una reunión con la Coordinadora de Centrales Sindicales del Conosur, en la cual abordaron el impacto de la guerra comercial entre China y Estados Unidos sobre el mundo laboral y el avance de gobiernos neoliberales en la región.

Señaló Bárbara Figueroa, que desde el mundo sindical buscan recopilar experiencias internacionales que les permitan hacerse cargo de la crisis de empleabilidad que afecta a Chile y que el gobierno no ha sabido enfrentar.

 

Además, la presidenta de la CUT aclaró que no van a validar las políticas de flexibilización laboral que propone el gobierno, como manera de enfrentar la alta cesantía y los bajos salarios.

 

Bárbara Figueroa rechazó que el Gobierno se rehusé a intervenir el mercado laboral, y por el contrario responda con una reforma previsional que fortalece a las AFP.  

 

Para la presidenta de la CUT, el gobierno debe promover espacios de diálogo efectivo, donde se respeten las legítimas diferencias.

 

Bárbara Figueroa concluyó que si el Ejecutivo no tiene intenciones de intervenir el mercado laboral, al menos debería generar políticas de protección social desde el Estado, en un escenario de gran incertidumbre laboral.