1

Derechos humanos y nueva Constitución: Las propuestas desde Apruebo Chile Digno

Abogados integrantes del Comando “Apruebo Chile Digno “se refirieron a la vinculación directa que debe existir entre la protección de los DD.HH. y una nueva Constitución.

En representación del partido Comunista, la abogada Julia Urquieta recordó que pese a la instauración del “Nunca Más “ , a propósito del Informe de Verdad y Reconciliación de 1991, durante las décadas siguientes y sobre todo en los últimos meses , se han violado sistemáticamente los D.D.H.H.

 

Julia Urquieta reflexionó sobre la impunidad política, jurídica y social que persiste en Chile, y que ha permitido que colaboradores civiles de la Dictadura no sólo sigan libres, sino que además disfruten de espacios de incidencia y poder en nuestra sociedad.

 

Desde Acción Humanista, Daniela Hirsch expresó que más allá de normas especificas, una eventual renovación de la Carta Fundamental  debe tener una redacción y enfoque de protección a las prerrogativas más esenciales.

 

Por su parte, el jurista Fernando Astudillo de la Izquierda Cristiana, expresó que se requiere en Chile una cultura y una cosmovisión de respeto a los D.D.H.H, ya que sólo consignarlo en las leyes no basta para que los gobernantes lo cumplan, tal como ocurre con el Gobierno de Piñera y el Convenio 169 de la OIT sobre respeto a los pueblos originarios.

Nicolás Rivera, abogado y militante del partido Progresista abogó porque se avance en una legislación  que asegure que los delitos de lesa humanidad serán castigados severamente

 

Los abogados integrantes del Comando “Apruebo Chile Digno” coincidieron  en que no ´solo se requiere una serie de normas constitucionales que consagren el respeto y protección de los Derechos Humanos en su sentido meramente declarativo, sino además que sean piedras angulares de las bases de la institucionalidad del Estado, esto es la arquitectura de la cual parte una Carta Magna.




Lo que el presidente está haciendo es reafirmar su autoritarismo y defensa férrea de los intereses empresariales señalan abogados Luis Cuello y Jaime Gajardo

En el marco de la presentación del plan para la clase media, los abogados constitucionalistas, Luis Cuello y Jaime Gajardo Falcón, criticaron el nuevo llamado que hizo Sebastián Piñera a la ciudadanía y autoridades, a comprometerse a respetar la Constitución y las leyes, bajo el pretexto de que “en los países sabios y en las democracias sólidas, la Constitución es el gran marco de unidad de un país”.

En ese sentido, los profesionales y  militantes del Partido Comunista, coincidieron en la contradicción del mandatario al afirmar que una Constitución hecha en plena Dictadura como la actual, sea el marco de unidad que entregue estabilidad, seguridad, certeza y protección al devenir del pueblo chileno.

En primer término, el abogado Luis Cuello, sostuvo que la frase de Piñera viene a revelar su profundo compromiso con la Constitución nacida en Dictadura, y por tanto, ilegítima.

 

Luis Cuello explicó que al hacer un llamado al Parlamento a actuar dentro de los márgenes constitucionales, lo que el presidente está haciendo es reafirmar su autoritarismo y defensa férrea de los intereses empresariales.

 

Asimismo, el abogado Cuello aclaró que el propio Sebastián Piñera es quien ha hecho un uso abusivo de la Constitución, toda vez que intenta frenar el debate democrático del poder legislativo, cada vez que un proyecto de ley atenta contra los intereses de los grandes grupos económicos.

 

A su vez, el abogado Jaime Gajardo, aseguró que el proceso constituyente en curso es el único camino viable para construir el marco común del cual habla el mandatario.

 

El experto en derecho fue enfático en señalar que tanto el presidente Piñera como sus ministros de Hacienda y del interior, están profundizando la crisis constitucional en Chile al acusar inconstitucionalidad en el retiro de un 10% de fondos previsionales.

 

El abogado Gajardo dijo que si el Parlamento busca introducir reformas constitucionales es debido a que las herramientas legislativas que otorga la actual Constitución no son suficientes para ayudar a combatir la pandemia.

 

Los abogados constitucionalistas concluyeron que el proyecto de retiro de fondos de AFP ha dejado al descubierto la profunda crisis constitucional que tenemos en Chile.