1

Jaime Bassa al inaugurar finalmente el trabajo de la Convención: «No confiábamos en el gobierno por eso pedimos apoyo a la U. de Chile»

Este miércoles, la Convención Constitucional dio inicio a su primera sesión en el edificio del Congreso de Santiago. El órgano constituyente pudo comenzar su trabajo con tres días de retraso, debido a las complicaciones que sufrió el recinto que no cumplía con los requerimientos técnicos y sanitarios para funcionar, tarea responsabilidad del gobierno.

El encargado de dar cuenta del trabajo de instalación y las tareas administrativas realizadas fue el vicepresidente de la Convención Constitucional, Jaime Bassa, quien partió expresando su malestar por la fallida primera sesión.

Asimismo, el abogado informó que hay una serie de asuntos administrativos y funcionales que es necesario resolver para estar en condiciones, tanto sanitarias como tecnológicas para debatir en igualdad de condiciones.

 

El constituyente del distrito 7 dijo que en la reunión de este miércoles van a abordar dimensiones tan relevantes como la necesidad de tener al menos tres comisiones; reglamento, ética y la de presupuesto y administración interior.

 

Jaime Bassa destacó que con respaldo del consejo de universidades estatales de Chile, se puso a disposición de los convencionales, todo el equipamiento tecnológico requerido para sesionar.

 

El abogado dijo que uno de los efectos políticos más interesantes fue el respaldo institucional que recibieron, por parte del rector de la Universidad de Chile y su equipo, quienes los ayudaron de manera espontánea.

 

Jaime Bassa transparentó ante el país, que no confiaron en las palabras del gobierno, debido a un problema de comunicación política que les impedía tener certezas.

 

Finalmente, el vicepresidente de la Convención Constitucional valoró el espíritu republicano del equipo informático de la Universidad de Chile que se dispuso a ayudarlos de forma gratuita, espontanea, gratuita, desinteresada.