Marcos Barraza: «Resultados de la Consulta son fiel reflejo de la voluntad transformadora de la ciudadanía»

El exministro de Desarrollo Social Marcos Barraza valoró la consulta ciudadana  promovida  por la mayoría de los alcaldes del país, al considerar que es un reflejo de una voluntad transformadora por parte de la ciudadanía.

Del mismo modo el exsecretario de Estado y dirigente del PC de Chile expresó que este proceso democrático revela un distanciamiento entre las personas y la inactividad actividad política, pero además el interés general por cambiar este modelo social, partiendo por la actual Constitución.

 

Así mismo, el dirigente del partido Comunista destacó  dentro de los resultados  de esta consulta ciudadana, la necesidad de impulsar un proyecto de desarrollo nacional que logre satisfacer las necesidades más básicas de la población.

 

Marcos Barraza denunció que este ejercicio democrático no contó con el apoyo institucional, pues existen intereses vinculados a la Derecha y los grandes grupos económicos  que miran con preocupación  la incidencia y movilización de las personas.

 

El ministro de Desarrollo Social del gobierno anterior enfatizó que este plebiscito refleja además que nuestra democracia ya no sustenta en los términos que hoy la concebimos, pues abre la puerta a que los movimientos sociales y la ciudadanía  en general , entreguen su opinión de modo vinculante y deliberativo.

 

De igual manera, Marcos Barraza detalló que esta consulta ciudadana deja como principal consecuencia la urgencia por refundar nuestra democracia, haciéndola mas participativa y lejana a una política de abusos y exclusiones, tal como lo desea la inmensa mayoría de los chilenos.

 

Finalmente, el exministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, expresó que de manera abrumadora los compatriotas se inclinaron por una nueva constitución, la cual debe reemplazar a la promulgada  por Pinochet, la misma que representó privilegios para los empresarios, arbitrariedades falta de garantías mínimas, así como enclaves autoritarios, tales como el Tribunal Constitucional, concluyó.