m
Articulos recientes
HomeDestacadosEric Campos a 40 años del plan laboral: “Rompió la idea que los trabajadores eran sujetos históricos”

Eric Campos a 40 años del plan laboral: “Rompió la idea que los trabajadores eran sujetos históricos”

Hace 40 años atrás, comienza a regir en Chile el llamado Plan Laboral, uno de los principales enclaves de la dictadura cívico militar que modificó radicalmente la relación laboral, social y política de los trabajadores y que hasta la fecha mantiene vigente una buena parte de sus principios fundamentales.

Con la publicación del 15 de junio de 1978 del decreto 2200 “Normas relativas al contrato de trabajo y a la protección de los trabajadores”, se da inicio al dictamen del marco jurídico que suma el D.L. 2.756 de 1979 sobre organizaciones sindicales, el D.L. 2.758 de 1979 sobre negociación colectiva y la Ley 18.018, que modifica al D.L. 2.200. El  Plan Laboral, ideado por el entonces Ministro de Trabajo y Previsión Social José Piñera Echeñique, es más bien un plan sindical que rige y delimita los instrumentos de organización de los trabajadores como clase política.

Para el Presidente del Sindicato de Metro, y Consejero Nacional de la CUT, Eric Campos, el  Plan Laboral se enmarca en una  etapa clave de la dictadura: “La primera fue el exterminio hasta el año 76 y luego del 78 en adelante, se implementa una serie de reformas que constituyeron la arquitectura Neoliberal”, precisó en entrevista para el programa Todo por la Tarde.

El dirigente señaló que tal marco jurídico afectó varios planos la relación laboral. Uno de ellos es la negociación colectiva por rama que faculta la ganancia de la plusvalía para los trabajadores y que finalmente quedó reducida a nivel de empresa.

A partir de lo mismo, un segundo pilar dentro del plan  permite la conformación de grupos negociadores con la cantidad mínima de un 10% de los trabajadores de una empresa, de lo cual se desprende una franca fragmentación para la organización: “En una empresa pueden existir en rigor hasta 10 sindicatos, eventualmente los 10 podrían negociar”, apuntó el dirigente.

En el caso de la huelga, ésta fue decretada como un procedimiento y no como un derecho, lo cual en la más reciente reforma laboral, fue modificado aunque solo parcialmente, señaló Campos.

Sin embargo, uno de los planos más complejos a ojos del dirigente, radica en el proceso de despolitización de los trabajadores, en donde el actor sindical es reducido al ámbito gremial, quedando ajeno al interés de proponer cambios y transformaciones a nivel de la sociedad: “Ese plan significó romper con la idea que los trabajadores eran sujetos históricos”, precisó.

Por otra parte, explica que el impacto del plan laboral, también logró empatar sobre otros factores que afectaron  la conformación de la identidad histórica de los trabajadores. Uno de ellos, es el cambio económico vivido en las últimas décadas en donde “Chile pasa de  una composición productiva industrial a una extractivista de servicio”.

“Hay avances pero también una gran deuda”, concluye Eric Campos acerca de la reforma laboral que pese a que indica el reconocimiento explícito de la huelga, mantiene la negociación por rama como un pendiente. En este sentido, el representante considera importante generar procesos de unidad que permitan torcer la institucionalidad que favorece el fraccionamiento sindical.

image_pdfimage_print
Spread the love