1

Bárbara Figueroa, el TPP11, Odebrecht y Alan García

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, se refirió al contexto de corrupción que envuelve la política peruana y  varios países de latinoamérica, aclarando que no se trata de situaciones aisladas, ni hechos puntuales como el involucramiento de ex mandatarios en el llamado caso Lava Jato – Odebrecht.

La dirigenta sindical indicó que la derecha a nivel internacional está vinculada a coimas, financiamiento irregular de la política y otras prácticas de corrupción, incluyendo a los golpistas brasileños que enjuiciaron a la ex presidenta Dilma Rousseff para sacarla ilegítimamente del cargo.

 

Bárbara Figueroa aclaró que estos casos de corrupción responden a una estrategia general de los poderes económicos, vinculada a su política transnacional sobre los gobiernos de cada país.

 

En ese sentido, la presidenta de la multisindical rechazó el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico TPP-11, argumentando que se enmarca en la misma lógica de dominación ejercida por las grandes empresas transnacionales.

 

Bárbara Figueroa afirmó que la contrarreforma tributaria del gobierno también responde al control de los poderes fácticos en la implementación de políticas públicas de los Estados.

 

Finalmente, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, explicó que el gobierno de Piñera se ve obligado a generar concesiones y una política regresiva de reforma tributaria, en respuesta a los sectores económicos que lo financian. Esto, al igual que la derecha en Brasil, Argentina y Colombia.




Personalidades políticas de Chile suscriben transversal carta de apoyo a Lula Da Silva pidiendo su libertad

Parlamentarios, ex ministros y ex embajadores entregaron apoyo a quien fuera presidente de Brasil, Ignacio Lula da Silva, detenido en su país, e interpelan a la justicia brasileña para que Lula pueda participar en las próximas elecciones presidenciales donde es el favorito en las encuestas, esto luego de la revocación en segunda instancia de la sentencia dictada por el Tribunal de Porto Alegre que liberaba al ex mandatario quien recordemos cumple condena desde abril en Curitiba.

A este respecto el ex embajador en Brasil Jaime Gazmuri advirtió que la situación de Lula ha generado una preocupante politización de la justicia carioca, las cual no ha sido capaz hasta ahora de encontrar pruebas materiales que fundamenten la detención del líder del Partido de los Trabajadores.

 

Por su parte el ex senador Carlos Ominami comentó que lo que ocurre hoy en contra del presidente Lula es sólo el reflejo de una política de golpes de Estado con guante blanco en el Continente, tal como ha sucedido en Honduras, Paraguay y el mismo Brasil como lo refleja el juicio político al que se sometió a Dilma Rousseff.

 

Asímismo, Carlos Mena -quien fuera embajador de Chile en Brasil durante el gobierno de Ricardo Lagos, sostuvo que la imagen del ex presidente Lula es transversal y supera los límites de los partidos, pues representa su detención un ataque a los principios democráticos en todo el Continente.

 

En su calidad de senador socialista Carlos Montes pidió seriedad y consecuencia a la justicia brasileña, permitiendo que se afiance la legitimidad ciudadana en dicho país, al facultar a Lula para presentarse a los comicios presidenciales.

 

Más de una treintena de personalidades de los distintos ámbitos firmaron una carta reprochando el actuar de la justicia brasileña en el caso del ex presidente Lula, anunciando la comisión de un movimiento de apoyo a la Democracia en Brasil, no descartando recurrir incluso a organismo internacionales para hacer escuchar sus demandas y se libere al líder del partido de los Trabajadores.

La exigencia de que “Lula” puede ser candidato presidencial, la firmaron:

  • Michelle Bachelet, ex Presidenta dela República.
  • Sergio Aguiló, ex diputado.
  • Carmen Hertz, abogado y diputada del Partido Comunista.
  • Giorgio Jackson, diputado de Revolución Democrática.
  • Sergio Bitar, ex ministro y dirigente del Partido por la Democracia.
  • Miguel Crispi, diputado de Revolución Democrática.
  • Maya Fernández, diputada Partido Socialista.
  • Gabriel Boric, diputado del Movimiento Autonomista.
  • Marcelo Díaz, diputado del Partido Socialista y ex embajador en Argentina.
  • Carlos Ominami, ex senador y directivo de Chile 21.
  • Jaime Gazmuri, ex embajador en Brasil.
  • Carlos Montes, senador del Partido Socialista.
  • Adriana Delpiano, ex ministra.
  • Manuel Antonio Garretón, sociólogo.
  • Gloria de la Fuente, directora ejecutiva Chile21.
  • Rodrigo Echecopar, presidente de Revolución Democrática.
  • Álvaro Elizalde, senador y presidente del Partido Socialista.
  • Jaime Ensignia, Chile21.
  • Tomás Moulian, sociólogo.
  • Ricardo Herrera, ex embajador de Chile en Cuba. Militante de la Democracia Cristiana.
  • Luis Maira, ex ministro y ex embajador en Argentina.
  • Carlos Eduardo Mena, ex embajador en Brasil. Militante de la Democracia Cristiana.
  • Ricardo Núñez, ex embajador en México, militante del Partido Socialista.
  • Nivia Palma, ex ministra y dirigenta a de Izquierda Ciudadana.
  • Carlos Parker, ex embajador en Uruguay.
  • Isabel Parra, cantante.
  • Tita Parra, cantante.
  • José Miguel Insulza, senador del Partido Socialista.
  • Osvaldo Puccio, ex embajador en Brasil.
  • Verónica Pinilla, del Partido por la Democracia.
  • Jéssica Cuadros, del Partido Socialista.
  • Manuel Riesco, director de Cenda, militante del Partido Comunista.
  • Marcos Robledo, ex subsecretario de Defensa, militante del Partido Socialista.
  • María Inés Ruz, ex embajadora en El Salvador.
  • Marcela Serrano, escritora.
  • Marcelo Contreras, ex director revista Apsi.
  • Ricardo Solari, ex ministro.
  • Álvaro Díaz, ex embajador en Brasil.
  • Juan Somavía, ex director de la OIT.
  • Victoria Morales de Tohá, ex embajadora en El Salvador.
  • Paulina Elissetche, ex concejala.
  • Boris Yopo, ex embajador en Sudáfrica.
  • Pablo Vidal, diputado de Revolución Democrática.



J. A. Lagos: «Bitran no cometió un error; fue parte de la operación»

El analista internacional y dirigente político, Juan Andrés Lagos, aclaró que van a llegar hasta las últimas consecuencias en la indagatoria por la licitación del Puente Chacao durante el primer gobierno de Sebastián Piñera, quién será citado a declarar en la comisión investigadora de la Cámara de Diputados, para responder si la obra adjudicada a OAS en 2013 fue efectivamente fruto de un lobby político. Así como también se refirió a la grave situación política por tema Corfo – SQM y el retorno de los hermanos Ponce Lerou como asesores.

Es así que autoridades políticas exigen llegar hasta las últimas consecuencias, incluso citar a Sebastián Piñera por la licitación del Puente Chacao. Ordenan responder si la obra adjudicada a la empresa OAS en 2013 fue tras lobby político.

El analista repudió que los medios de comunicación intenten denostar a la ex presidenta, Michelle Bachelet, al vincularla con la corrupción que afecta a la transnacional de origen brasileño OAS y eludan la responsabilidad de Piñera en este caso.

 

Por otro lado, el analista señaló que los empresarios de SQM esperaron el resultado electoral que dio por ganador a Sebastián Piñera para darle formalidad al contrato entre CORFO y la minera no metálica sobre la explotación del litio,  cuyo contenido atentó gravemente contra los intereses nacionales.

 

Juan Andrés Lagos denunció una campaña política de odiosidad, mediante la cual los sectores oligárquicos pretenden banalizar la figura de Michelle Bachelet y opacar el reconocimiento internacional que tiene la ex mandataria por sus aportes en materia de Derechos Humanos, igualdad social y de género.

 

Para el analista internacional, esta arremetida de los poderes fácticos contra gobiernos progresistas de la región, responde a dispositivos conspirativos que se sostienen en la hegemonía de la derecha sobre los grandes medios de comunicación.

 

Juan Andrés Lagos destacó que un sector muy diverso, pero mayoritario de la población, esta bregando por la superación del neoliberalismo, desde la perspectiva del financiamiento de políticas públicas mínimas  para  construir un país más igualitario y justo, a partir del control de nuestras riquezas naturales, como el litio, el cobre, el agua y la pesca, actualmente depredadas por alianzas transnacionales extranjeras.




Pedro Pablo Kuczynski (PPK) renuncia a la presidencia de Perú

(Vía TelesurTv.net)

Tras las acusaciones de corrupción y las pruebas de presunta compra de votos en el Congreso, PPK renunció a la presidencia.

Pedro Pablo Kuczynski (PPK) anunció este miércoles su renuncia a la Presidencia de Perú, tras una serie de escándalos de corrupción en los últimos meses, entre ellos su vinculación con la empresa brasileña Odebrecht, y la presunta compra de votos en el Congreso a cambio de obras, para evitar la vacancia.

En un mensaje a la nación, PPK indicó que ante el escenario político del país «lo mejor es que renuncie».

«Remito al congreso el original de esta cargo que estoy transmitiendo al Perú renunciando al cargo de presidente constitucional de la República», indicó al final del mensaje.

Kuczynski, quien enfrentaba un segundo pedido de vacancia por incapacidad moral, renunció tras un año y siete meses en el cargo luego de la crisis política que inició con los casos de corrupción y se agravó por los videos difundido por el partido Fuerza Popular, que evidencian una presunta compra de votos en el Congreso.

Desde la difusión de los videos que confirmaban las irregularidades dentro del Congreso, se anunciaron manifestaciones para exigir la renuncia de PPK.

Video: Denuncia FP compra de votos en congreso peruano a favor de PPK http://bit.ly/2G8M6sD 

Recientemente, empresas encuestadoras peruanas, como Datum, revelaron el rechazo de la mayoría de los ciudadanos de ese país y su inconformidad con la gestión del ahora expresidente.

La encuesta de Datum, realizada entre el 1 y 5 de marzo, arrojó que 63 por ciento de los peruanos quería que PPK dejara su cargo y solo el 34 por ciento opinó que debía seguir gobernando.

La popularidad del mandatario cayó a 17 por ciento de aprobación, dos puntos menos que otra encuesta difundida en febrero; mientras que el rechazo subió a 79 por ciento y un 4 por ciento se mantuvo indiferente, de acuerdo con el sondeo publicado por el diario Perú21.

Lea también:  Escenarios ante la ausencia de PPK en Perú