Bárbara Figueroa: “Autoridad de gobierno no puede seguir interpretando cifras de desempleo a su antojo”

La Central Unitaria de Trabajadores, CUT, cuestionó al ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, por el cierre de emblemáticas empresas y lo acusó de interpretar los datos  y estadísticas sobre la materia a su antojo.

Bárbara Figueroa, presidenta de la central sindical, fustigó los dichos del gobierno en donde se dice que basta con el crecimiento económico para que existan mayores y mejores empleos en el país, palabras que según la dirigenta no se  llevan a la realidad.

 

Por otro lado la líder de la Central Unitaria de Trabajadores, expresó que el ministro del Trabajo  interpreta las cifras del Seguro de Cesantía y la Superintendencia de Pensiones de forma mañosa.

Figueroa señaló que en el año 2018 hubo aproximadamente mil empresas que quebraron en Chile a las que se suman las de comienzo de este año como Calzados Guante que deja a casi 300 trabajadores sin empleo.

 

Por último Barbará Figueroa dejo a todos invitados el día 24 de marzo al concierto “Por el Derecho a Vivir en Paz” que está organizando la CUT en conjunto a otras organizaciones sociales en contra de la cumbre “Prosur” y la injerencia norteamericana en latinoamérica.




Fundación Sol y estudio INE: 50 % de las y los trabajadores recibe salario mensual igual o inferior a 380 mil pesos

Un fuerte debate ha surgido producto de los resultados de la encuesta de ingresos suplementarios  entregada por el Instituto de Nacional de Estadísticas, INE, la cual evidencia que el 50 % de la población trabajadora recibe un salario mensual igual o inferior a 380 mil pesos.

Para el investigador de la Fundación Sol, Benjamín Sáez, estas cifras son aun más complejas considerando que incluso en regiones como la del Maule, el  ingreso promedio de un 50 % de la población no alcanza  los 300 mil pesos lo que hace muy difícil la subsistencia de las familias.

 

El experto en materias económicas acusó además que existe una brecha aun mayor entre los ingresos de hombres y mujeres, pese a que estas últimas muchas veces suman a su jornada , labores  tan importantes  como el cuidado de los hijos y el hogar, por lo cual no reciben remuneración alguna.

 

Benjamín Sáez afirmó que Chile mantiene una deuda de arrastre en materias salarial, pues  los incides del producto interno bruto pese su incremento no han reflejado  un reajuste de los ingresos, recordando que durante la década de los 90 el PIB creció cerca de un 4 %, pero las remuneraciones   no aumentaron más de 1 %.

 

Respecto al impacto en los ingresos  surgido por el cierre de diversas empresa en el país como es el caso de Maersk o Iansa, el experto de la Fundación Sol  sostuvo que esto complejiza la subsistencia  de muchos hogares  producto del escaso nivel de ahorro que estas pueden alcanzar, siendo a  su juicio el cooperativismo y el empleo por cuenta propia la solución a la que han de debido recurrir muchos trabajadores, concluyó Benjamìn Sáez.