1

Juan A. Lagos: «América Latina se encuentra frente a una grave crisis humanitaria que amerita el fortalecimiento de organismos como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)»

Juan Andrés Lagos, encargado de relaciones políticas del Partido Comunista, se refirió a la marcha contra migrantes en Iquique que terminó con la quema de las pertenencias de un grupo de venezolanos, subrayando que estos hechos de violencia y xenofobia obedecen en gran medida a la desconexión del gobierno respecto a organismos multilaterales y bilaterales de Naciones Unidas.

En su diagnóstico, América Latina se encuentra frente a una grave crisis humanitaria que amerita el fortalecimiento de organismos como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)

Juan Andrés Lagos criticó que el Ejecutivo rechace las migraciones y al mismo tiempo, defienda la llamada Globalización Capitalista, en función de sus intereses de clase.

A juicio del analista, el tema de fondo radica en la negativa permanente del Gobierno a fortalecer el multilateralismo a través de espacios como Celac y Naciones Unidas, quienes cuentan con protocolos concretos para enfrentar el fenómeno migratorio de Iquique. 

Juan Andrés Lagos aclaró que tanto organismos internacionales como organizaciones populares del país están dispuestas a implementar un sistema de refugios para migrantes, sin embargo, el Gobierno ha optado por promover la violencia y la xenofobia al dejar que la crisis empeore.

El dirigente comunista remarcó que miles de venezolanos llegaron a Chile producto del uso y abuso de la situación migratoria, por parte de Sebastián Piñera, para fines políticos.

El analista Juan Andrés Lagos sostuvo que el propio mandatario fue quien ofreció una visa democrática a los venezolanos para que migraran a Chile, en el marco de una operación política de la cual fue parte junto a su par de Colombia, Iván Duque, orientada a desestabilizar el Gobierno de Nicolás Maduro.




La VI Cumbre de la CELAC y Puerto Rico

(Por Julio A. Muriente Pérez, Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) de Puerto Rico)

El pasado 18 de septiembre concluyó en la Ciudad de México, la Sexta Cumbre de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe, CELAC. Ello en sí mismo constituyó un gran triunfo, pues hubo que esperar casi cuatro años desde el anterior encuentro latinoamericano y caribeño—la V Cumbre, celebrada en República Dominicana—realizado en 2017. La celebración de la VI Cumbre representa, entonces, una victoria contra aquellos que en ese tiempo de crisis y conflictos han intentado destruir la CELAC; atentado que persigue frustrar la manera renovada, inclusiva y verdaderamente democrática de relación entre los pueblos y gobiernos de la región que representa esa organización.

No es incidental que la inauguración por todo lo alto de la VI Cumbre de la CELAC, coincidiendo con el 211 aniversario del Grito de Dolores, haya ido  acompañada con el reclamo contundente y transformador del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y otros jefes de Estado, de que desaparezca la Organización de Estados Americanos (OEA). La OEA, como es ya imposible de ocultar por sus promotores, es una desacreditada organización panamericana, incondicional a los intereses imperiales de Estados Unidos y, en tiempos recientes, defensora y auspiciadora de acciones e iniciativas desgraciadas, atentatorias de la dignidad de nuestros pueblos.

La decisión de los gobiernos de Brasil, Chile y Colombia de ausentarse de la VI Cumbre y la actitud agresiva y contestataria de los presidentes de Uruguay y Paraguay atacando a Cuba, Venezuela y Nicaragua y defendiendo a la OEA como muchachos de mandado, es una muestra elocuente de debilidad del gobierno de Estados Unidos y sus aliados en la región. Mientras la inmensa mayoría de los dirigentes de América Latina y el Caribe reunidos en la Ciudad de México se esmeraron exitosamente por imponer un espíritu de diálogo y entendimiento desde la diversidad, a los mencionados presidentes les tocó el papel de disociadores infructuosos y cómplices del anticomunismo “guerra fría”, visceral, anacrónico e intolerante.

Puerto Rico, un gran ausente

En la comunidad latinoamericana y caribeña que durante la pasada década se ha reunido en diversas ciudades de la región sigue estando una silla vacía. Falta Puerto Rico.

Como sabemos—o debiéramos saber—Puerto Rico es una nación caribeña y latinoamericana sometida a la dominación colonial por parte del gobierno de Estados Unidos, desde la invasión militar de que fue objeto esa isla-nación, el 25 de julio de 1898. Hace más  de 123 años.

Le ha correspondido al Pueblo patriota puertorriqueño encabezar una de las luchas más desiguales y al mismo tiempo heroicas por su autodeterminación e independencia, contra la potencia imperial más poderosa de todos los tiempos. Así de sencillo; así de complejo.

Ha sido una lucha esencialmente victoriosa por la existencia nacional, por la cultura y la lengua, por la integridad territorial y por la identidad de ese pueblo antillano.

La reivindicación del derecho inalienable—irrenunciable—del Pueblo puertorriqueño a su autodeterminación e independencia, adquiere una dimensión continental. Allí, en más de un sentido, se define la independencia plena de nuestros pueblos.

Eso lo ha ido teniendo claro CELAC desde su fundación, hace poco más de una década. No ha resultado sencillo, sobre todo por la resistencia y el temor de más de un gobierno a enfrentar directamente el chantaje del gobierno de Estados Unidos sobre el caso colonial de Puerto Rico. Pero la solidaridad con el gran ausente ha prevalecido; y la VI Cumbre no ha sido excepción. Concretamente, este conclave aprobó lo siguiente:

Declaración especial sobre la cuestión de Puerto Rico

Las Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de los Estados de América Latina y el Caribe, reunidos en México con motivo de la VI Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), el 18 de septiembre de 2021:

1.Reafirman el carácter Latinoamericano y Caribeño de Puerto Rico y reconociendo los esfuerzos realizados y las resoluciones adoptadas por el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas sobre la situación en Puerto Rico, la más reciente el 18 de junio de 2021, y reiteran que es un asunto de alto interés para la CELAC, como fue destacado al más alto nivel en la V Cumbre de Punta Cana, República  Dominicana, celebrada el 25 de enero de 2017.

2.Se comprometen a seguir trabajando en el marco del Derecho Internacional, y en particular, en la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General de las Naciones Unidas: Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales, del 14 de diciembre de 1960, para poner fin rápida e incondicionalmente al colonialismo en todas sus formas y manifestaciones en la región de América Latina y el Caribe.

 La coyuntura actual obliga a poner cada cual de su parte para fortalecer a la CELAC como ese imprescindible punto de encuentro de los pueblos y gobiernos al sur del Rio Bravo. El gran objetivo sigue siendo avanzar en la ruta de una libertad verdadera, en la que reinen la justicia social y la felicidad. El propósito irrenunciable ha de ser combatir sin tregua las nuevas formas de la Doctrina Monroe y el hegemonismo imperialista. El fin del colonialismo forma parte de esa agenda. La autodeterminación e independencia de Puerto Rico es una de esas tareas irrenunciables.




Juan A. Lagos, asegura que definiciones de Celac 2021 apuntan a proyectar un espacio de integración multilateral y superar la OEA

El analista internacional, Juan Andrés Lagos, destacó el sentido histórico de la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se llevó a cabo el 18 de septiembre en Palacio Nacional, encabezada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador como su anfitrión.

Lagos, encargado de Relaciones Políticas del Partido Comunista de Chile, dijo que las definiciones de este encuentro apuntan a proyectar a Celac como un espacio de integración multilateral, además de plantear un diálogo a Estados Unidos y Canadá como bloque, instándolos a otorgar vacunas a los países de la región que no han podido proteger a sus pueblos frente al Covid-19 por falta de recursos económicos.

Juan Andrés Lagos dijo que un elemento clave de dicho encuentro fue el pronunciamiento del presidente boliviano, Luis Arce, afirmando que la Organización de Estados Americanos (OEA), ya no representa a América Latina, y que por ende, se necesita un organismo internacional que vele por la democracia.

En su diagnóstico, lo que se está buscando es la superación de la OEA como un instrumento norteamericano de intervención militar y terrorismo de Estado en la región.

El dirigente del PC calificó como una “vergüenza” que la reunión de Celac en México no haya estado representada por el presidente de Chile, Sebastián Piñera, ni su canciller, Andrés Allamand, tratándose de una instancia clave para el fortalecimiento de los aparatos de integración bilateral de cada país miembro.

Finalmente, el analista Juan Andrés Lagos afirmó que la integración a la cual apela el mandatario de Bolivia, tiene que ver con la independencia, la soberanía y la paz de los pueblos, para lo cual se requiere un organismo no injerencista y que vele por la democracia.




Declaración de la Ciudad de México. Celac 2021 reitera compromiso con la unidad e integración política, económica, social y cultural y la decisión de continuar trabajando conjuntamente para hacer frente a la crisis

Conozca íntegra la declaración de la Ciudad de México 2021 de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe:

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) consciente de la importancia que tiene este mecanismo de concertación, unidad y diálogo político que incluye a los treinta y tres países de América Latina y el Caribe, sobre la base de los lazos históricos, los principios y valores compartidos de nuestros pueblos, la confianza recíproca entre nuestros gobiernos, el respeto a las diferencias, la necesidad de afrontar los retos comunes y avanzar en la unidad en la diversidad a partir del consenso regional, se reune en la Ciudad de México, el 18 de septiembre de 2021. Por conducto de su Presidencia Pro Témpore, la CELAC reitera el compromiso con la unidad e integración política, económica, social y cultural, y la decisión de continuar trabajando conjuntamente para hacer frente a la crisis sanitaria, social, económica y ambiental, ocasionada por la pandemia de COVID-19, el cambio climático, desastres naturales y la degradación de la biodiversidad del planeta, entre otros…

Celac_2021_Declaracio_n_de_la_Ciudad_de_Me_xico__18sep21




En Chile Segunda Reunión Ministerial del Foro China-CELAC elevará cooperación integral entre China y América Latina y Caribe

BEIJING, enerp 2018 (agencia Xinhua) — La segunda Reunión Ministerial del Foro de China y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Foro China-CELAC) se celebrará entre el 19 y el 22 de este mes en Santiago de Chile. El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, participará en el evento. La celebración de la reunión elevará la cooperación integral entre China y los países latinoamericanos y caribeños y abrirá un nuevo panorama para el desarrollo entre las dos partes, según los expertos.

De acuerdo con el subdirector de la Asociación de Estudios sobre América Latina,Jiang Shixue, aunque el Foro China-CELAC es muy joven, mecanismos como la reunión ministerial han fomentado enérgicamente la cooperación integral en las relaciones sino-latinoamericanas y ayudarán a ampliar la influencia de CELAC tanto en América Latina y el Caribe como en la comunidad internacional.

La primera reunión ministerial del Foro China-CELAC se celebró del 8 al 9 de enero de 2015 en Beijing, capital de China. Durante la reunión, se aprobaron tres documentos: la Declaración de Beijing, el Plan de Cooperación China-Estados Latinoamericanos y Caribeños (2015-2019) y las Disposiciones Institucionales y Reglas de Funcionamiento. La CELAC se estableció en diciembre de 2011 con 33 países miembros.

El foro ha logrado un notable éxito en los últimos tres años y China y América Latina y el Caribe están promoviendo y cumpliendo activamente diferentes programas según los tres documentos mencionados. La cooperación entre las dos partes se ha hecho más profunda.

La directora de Estudios Latinoamericanos del Instituto de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China, Wu Hongying, afirmó que «el foro ha fortalecido los intercambios entre China y todos los países de América Latina y ha ofrecido una nueva y gran plataforma para la cooperación sino-latinoamericana».

«Antes la cooperación sino-latinoamericana se centraba principalmente en el comercio y la inversión, pero las dos partes han fortalecido en los últimos años la cooperación en sectores como finanzas, energía, agricultura e infraestructura», dijo Wu.

Durante el mismo periodo, varios países latinoamericanos han mostrado mucho interés en la Iniciativa de la Franja y la Ruta. En noviembre de 2017, China y Panamá firmaron un memorándum sobre la Franja y la Ruta, el primer memorándum de entendimiento firmado sobre este asunto entre China y un país latinoamericano.

El ministro chino, Wang Yi, aseguró en un artículo publicado en el Diario del Pueblo que «Esperamos lograr la articulación estratégica sobre un nivel más elevado entre China y la región en la construcción conjunta de la Franja y la Ruta, promover la cooperación práctica sino-latinoamericana en todas las dimensiones, consolidar la base de opinión pública en la cooperación sino-latinoamericana y forjar la cooperación en un renovado ejemplo de la cooperación Sur-Sur en la construcción conjuta de la Franja y la Ruta».

En opinión de Wu Hongying, ahora más países latinoamericanos esperan participar en la Iniciativa de la Franja y la Ruta, ante las oportunidades de desarrollo de China y cree que este será un nuevo camino para la cooperación de las dos partes en el futuro.

El investigador de economía del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Academia de Ciencias Sociales de China, Xie Wenze, aseguró que la futura cooperación entre China y América Latina se centrará principalmente en la Franja y la Ruta y las dos partes contribuirán al desarrollo de esta iniciativa aprovechando el foro como una importante plataforma en los niveles regional, subregional y nacional.

El Plan de Cooperación China-Estados Latinoamericanos y Caribeños (2015-2019) se está cumpliendo con el fuerte apoyo del gobierno chino y abarca ámbitos como los programas de becas gubernamentales y de formación para los países miembros de la CELAC, así como una serie de actividades realizadas por los dos lados, como el Año de Intercambio Cultural China-América Latina y el Caribe, el foro de infraestructuras entre China y América Latina y la Cumbre Empresarial China-Latinoamérica y el Caribe.

De acuerdo con Xie Wenze, el Foro China-CELAC constituye una importante plataforma para fomentar la cooperación sino-latinoamericana en su conjunto y profundizar en la asociación de cooperación integral entre las dos partes.

Se ha formado durante los últimos tres años una estructura multilateral y sólida en las relaciones de las dos partes, mientras que los intercambios de personal han aumentado considerablemente, lo que permite una cobertura integral entre los intercambios gubernamentales de los dos lados.

Sobre la segunda Reunión Ministerial, Wu Hongying destacó que este encuentro se celebra después del XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China y en un momento en que la economía de América Latina se está recuperando, lo cual es un buen comienzo para la cooperación sino-latinoamericana este año.

«Las nuevas medidas aprobadas en esta reunión profundizarán en la cooperación pragmática entre China y América Latina, especialmente en el marco de la Franja y la Ruta», dijo Wu.

La cooperación entre los dos lados, agregó, se hará más profunda de una manera integral y se acelerará la cooperación en los ámbitos clave de la energía, la agricultura, la tecnología y las infraestructuras. También seguirán creciendo los intercambios personales y culturales, así como la cooperación en asuntos regionales e internacionales en el marco «1+3+6».

Jiang Shixue apuntó que actualmente el desarrollo de las relaciones sino-latinoamericanas se encuentra en el mejor periodo de la historia y es clave programar más cooperación en la segunda reunión ministerial del Foro China-CELAC.

En opinión de los expertos, uno de los objetivos más importantes es realizar un desarrollo sostenible, equilibrado e inclusivo y centrar la innovación en ámbitos como las pequeñas y medianas empresas, la economía digital y la alta tecnología.

De acuerdo con Xie Wenze, China y América Latina necesitan explorar más el potencial de crecimiento en comercio, incrementar el volumen del mismo, promover la cooperación en capacidad de producción, mejorar la estructura comercial y aprovechar plenamente las ventajas en el desarrollo del comercio, la inversión y las finanzas para elevar el nivel de inclusión de la cooperación comercial sino-latinoamericana.

*************************************************************************************************************

Ex embajadores latinoamericanos y chinos piden a región estrechar lazos

(1)CHILE-SANTIAGO-CHINA-POLITICA-EVENTO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SANTIAGO, enero, 2018 (Xinhua) — La ex embajadora de China en Chile, Ecuador y Cuba, Liu Yuqin, participa durante el Seminario de Ex Embajadores Chinos en América Latina y Latinoamericanos en China «Fortaleciendo lazos a través del Pacífico», realizado en el marco de la II Reunión Ministerial del Foro China-CELAC, en el Centro Regional de los Institutos Confucio para América Latina y el Caribe, en Santiago, capital de Chile, el 20 de enero de 2018. Las relaciones entre China y América Latina y el Caribe se encuentran en el mejor momento de su historia y sus lazos se deben estrechar aún más, afirmaron el sábado en la capital chilena ex embajadores latinoamericanos y chinos. (Xinhua/Jorge Villegas)

SANTIAGO, 20 ene (Xinhua) — Las relaciones entre China y América Latina y el Caribe se encuentran en el mejor momento de su historia y sus lazos se deben estrechar aún más, afirmaron hoy en la capital chilena ex embajadores latinoamericanos y chinos.

Este sábado se realizó en Santiago el Seminario de Ex Embajadores Chinos en América Latina y Latinoamericanos en China «Fortaleciendo lazos a través del Pacífico».

«Las estrechas relaciones que China ha mantenido con los países de la región han alcanzado un nivel de socio estratégico, se han acrecentado y existe un alto nivel de acercamiento político, económico cultural y comercial», afirmó el organizador del seminario, el director del Centro Regional de los Institutos Confucio para América Latina y el Caribe, Roberto Lafontaine.

A este acto realizado en el marco de la II Reunión Ministerial del Foro China-CELAC acudieron el ex embajador de Ecuador en China, José María Borja; la ex embajadora de China en Chile, Ecuador y Cuba, Liu Yuqin; el ex embajador de México en China, Eugenio Anguiano Roch; y el ex embajador de China en Argentina, Ecuador y México, Zeng Dang;

También asistieron el ex embajador de Colombia en China, Pablo Echevarría; el ex embajador de China en Colombia, Costa Rica y Uruguay, Wang Xiaoyuan; y el ex embajador de Chile en China, Fernando Reyes Matta.

Todos ellos hicieron especial hincapié en «estrechar los lazos» para aprovechar las posibilidades que ofrece a ambos bloques una relación «fructífera» previo a la II Reunión Ministerial del Foro China-CELAC (Comunidad de Estados Lationamericanos y Caribeños) que se inaugurará el lunes en Santiago de Chile.

La II Reunión Ministerial del Foro China-CELAC «contribuirá a acercar las visiones expectativas y desafíos que tanto China como la región tienen respecto del entendimiento político y cultural», afirmó Lafontaine.

El director del Centro Regional de los Institutos Confucio para América Latina y el Caribe destacó la relevancia especial del momento geopolítico de Latinoamérica en el que se celebra la II Reunión Ministerial del Foro China-CELAC, en la que participarán los cancilleres de toda la región y el de China, Wang Yi.

«La importancia de que este evento se dé en un momento de vacío de poder hegemónico de potencias en esta región la convierte en una oportunidad única», resaltó Lafontaine.

Además, pidió que el entendimiento entre pueblos no se quede únicamente en términos económicos o políticos y avancen a planos culturales.

Por su parte, el ex embajador de Ecuador en China, José María Borja, puso el foco en la necesidad de que China traiga a América Latina opciones de las que «carece», como las inversiones.

«Necesitamos que China invierta en la región. Es una parte rica del mundo, pero en ocasiones, como en mi país Ecuador, requerimos que alguien aporte dinero para poder dar un salto de calidad en nuestro modelo de producción», comentó Borja.

También comentó otros dos factores claves en la relación bilateral: el comercio y la cooperación financiera, mientras que dio seis puntos básicos para que China ayude a crecer a América Latina y el Caribe.

«Son la cooperación energética y los recursos naturales, la construcción de infraestructura, la cooperación en agricultura, el desarrollo de las manufacturas, la innovación científica -que figura en los planes del presidente chino Xi Jinping-, y la tecnología informática», añadió.

Por su parte, el ex embajador de México en China, Eugenio Anguiano Roch, dijo que el cambio de los métodos de consumo que experimenta China ahora y el nuevo paradigma que encabeza se reflejará en la región.

La ex embajadora de China en Chile, Ecuador y Cuba, Liu Yuqin, insistió en el fortalecimiento de las relaciones entre el país asiático y América Latina.

«La importancia de la región es estratégica para China», comentó Yuqin después de enumerar variables que permiten crecer a ambos bloques, como la exportación de frutas y verduras y de materias primas.

Otro de los ponentes, el rector de la Universidad Santo Tomás y experto en China, Jaime Vatter, destacó el rol que juega el océano Pacífico para conectar la región con China, especialmente en el caso de Chile.

«Aunque Chile es el país más lejano de China en todo el planeta, esto jamás ha sido impedimento para avanzar a una estrecha cercanía», recordó.

«Desde 1970, cuando se establecieron nuestras primeras relaciones diplomáticas, ha primado el entendimiento y el respeto mutuo. 40 años después nos hemos convertido en uno de sus principales socios latinoamericanos apuntando a transformamos en el puente entre América Latina y Asia», agregó Vatter.