El mundo social sigue siendo excluido de las decisiones gubernamentales y de los llamados acuerdos sostiene Lautaro Carmona

El secretario general del Partido Comunista, Lautaro Carmona, aclaró que no hacía falta una mesa de trabajo entre el ejecutivo y sectores de la exConcertación para aumentar el Ingreso Familiar de Emergencia, pues es de sentido común que la ayuda social en tiempos de pandemia debiera situarse por sobre la línea de la pobreza, a objeto de garantizar el confinamiento efectivo.

En su diagnóstico, la intención del gobierno fue compartir responsabilidades de su mala gestión con la contraparte política, además de transmitir una falsa idea de unidad, en circunstancias donde el mundo social es nuevamente excluido de las decisiones gubernamentales.

   

Asimismo, Lautaro Carmona cuestionó el fondo de estas negociaciones a puertas cerradas, preguntándose cuál fue la verdadera ganancia del Gobierno y las fuerzas políticas que acudieron a su llamado.

     

Por otro lado, el secretario general del PC miró con preocupación el escenario actual de las personas que no están percibiendo ingresos y sin embargo, deben acatar el confinamiento sin ninguna garantía de subsistencia.

Esto, añadió Carmona, debido a que el Ingreso Familiar de Emergencia está por debajo de la línea de la pobreza, y sólo cubre al 40% de la población.

 

Lautaro Carmona acusó mezquindad del ejecutivo al limitar la ayuda fiscal a menos del 5% del Producto Interno Bruto, resistiéndose a buscar otros mecanismos de financiamiento como el impuesto a los súper ricos.

 

El secretario general del PC criticó que el ejecutivo se oponga a crear un impuesto de 2,5% a las grandes riquezas por una sola vez, ya que permitiría duplicar los recursos disponibles para medidas sociales.




Lautaro Carmona: «Salida de Mañalich no obedece a presión ejercida desde la izquierda como acusan sectores de gobierno, sino a la incapacidad de sus políticas neoliberales para enfrentar la crisis»

El secretario general  del Partido Comunista, Lautaro Carmona, aclaró que la salida de Jaime Mañalich de la cartera de salud, no obedece a una presión ejercida desde la izquierda como acusan sectores de gobierno, sino a la incapacidad de sus políticas neoliberales para enfrentar la crisis desde un enfoque humanitario.

En su diagnóstico, la incapacidad del Estado para atender este drama humano responde al enfoque de políticas públicas que ha promovido el ejecutivo durante los meses de pandemia.

 

El secretario general del PC explicó que en un país tan neo-liberalizado como Chile, las políticas sociales colapsan ante un virus muy superior a cualquier evento local.

 

Lautaro Carmona añadió que la crisis social se agudiza aun más debido al alto número de trabajadores informales y bajos salarios, en contraste con las altas tasas de interés para quienes contraen deudas.

 

El secretario general del PC sostuvo que un Estado fuerte hubiese permitido a la ciudadanía cumplir con la medida de confinamiento sin poner en riesgo su subsistencia por falta de alimentos.

 

Lautaro Carmona concluyó que la propagación descontrolada del Covid-19 responde a la incapacidad del gobierno a la hora de establecer medidas preventivas y económicas en paralelo.




Juventudes de Unidad para el Cambio definen acuerdo covid como un consenso neoliberal

Las juventudes políticas del bloque “Unidad Para el Cambio”, conformado por la Federación Regionalista Verde Social, el Partido Progresista y el Partido Comunista, hicieron un análisis del Plan Económico de Emergencia destinado para la ayuda social y reactivación económica que fue negociado entre el gobierno y algunas colectividades políticas.

El presidente de las juventudes de la Federación Regionalista Verde Social, Gabriel Droguett, señaló que el Ingreso Básico de Emergencia no sólo sigue estando por debajo de la línea de la pobreza en el caso de una familia de cuatro integrantes, sino que además condena a la extrema pobreza a quienes estando cesantes, carecen de la ayuda de un grupo familiar.

 

Gabriel Droguett añadió que los subsidios debieran ser mayoritariamente destinados a la creación de empleos, con un fuerte énfasis en el desarrollo urbano y sustentable.

 

Por su parte, el presidente de las Juventudes Progresistas, Rodrigo Pinto, dijo esperar que el paquete económico de 12 mil millones de dólares vaya en beneficio de quienes más lo necesitan, a diferencia de las cajas de alimentos que fueron muy mal distribuidas.

 

Rodrigo Pinto advirtió que la crisis institucional fruto del descontento social seguirá en aumento si el acuerdo entre Chile Vamos y partidos de la vieja Concertación no se traduce en un impacto efectivo a nivel de economía local.

 

A su vez, el presidente de las Juventudes Comunistas, Camilo Sánchez, calificó este acuerdo económico como un consenso neoliberal que además de tardío, sigue estando por debajo de la línea de la pobreza.

 

Camilo Sánchez afirmó que van a hacer todo lo posible para que dicho bono sea mejorado en el Parlamento, a objeto de garantizar la subsistencia de aquellas familias que vieron afectados sus ingresos, ya sea total o parcialmente.

 

Los dirigentes de “Unidad Para el Cambio” aseguraron que el Plan Económico de Emergencia es insuficiente y tardío, en lo que respecta a enfrentar la crisis provocada por la pandemia.




Diputado Teillier criticó que política de consensos entre la derecha y sectores de oposición haya quedado instalada como una costumbre en Chile

El diputado y presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, criticó que la política de consensos entre la derecha y sectores de centro izquierda haya quedado instalada como una costumbre en Chile, a propósito del reciente pacto donde el gobierno accedió a incrementar el Bono Familiar de Emergencia hasta los 100 mil pesos por persona.

El parlamentario remarcó que para establecer dicho aumento no era necesario recurrir a este tipo de acuerdos, sino que bastaba con la voluntad del Ejecutivo para enviar un proyecto de ley al Parlamento y abrir la discusión legislativa.

 

Guillermo Teillier aclaró que el aumento del Bono Familiar de Emergencia viene a limitar la acción del Congreso, pues sólo el ejecutivo puede disponer del gasto de fondo fiscal.

 

Asimismo, el timonel del PC anunció que junto a otras bancadas están estudiando una reforma constitucional de carácter transitorio para solicitar al presidente de la República que establezca por una vez un impuesto a las grandes fortunas.

 

Guillermo Teillier cuestionó que el gobierno se resista a crear un impuesto a los súper ricos, lo que a su juicio sólo se explica en la defensa de intereses corporativos.

 

El diputado Teillier concluyó que el impuesto a las grades fortunas debiera discutirse en paralelo al aumento del Ingreso Familiar de Emergencia, a objeto de poder ampliar el alcance de las políticas económicas y sociales.




Teillier: «No era necesario un acuerdo para subir monto del IFE, bastaba la voluntad del Ejecutivo de haberlo enviado al Congreso en marzo o abril»

El diputado y presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, aclaró que no era necesario que el gobierno saldara un acuerdo con sectores de oposición para aumentar el Ingreso Familiar de Emergencia, ya que bastaba la voluntad del ejecutivo para haberlo aprobado en el Congreso entre abril y mayo, bajo los términos actuales.

Asimismo, el parlamentario acusó mezquindad en el Plan de Emergencia consensuado entre ejecutivo y sectores de oposición, y que contempla un marco fiscal de 12 mil millones de dólares.

Esto, ya que según detalló Teillier, el monto contemplado es inferior al 5% del Producto Interno Bruto de Chile, es decir, equivale a la mitad de lo que han invertido otros países para paliar los efectos económicos y sociales de la pandemia mundial.

 

Asimismo, Guillermo Teillier criticó que el Ejecutivo se negara a equiparar el Ingreso Familiar de Emergencia a la línea de la pobreza, por ahorrarse mil millones de dólares.

 

El timonel del PC añadió que hubiese sido mejor incrementar dicho ingreso en 30 mil pesos antes de optar por una canasta de alimentos que ha significado todo un show mediático.

 

El diputado Teillier informó que van a discutir este proyecto en la Cámara, y una vez revisada la letra chica, van a intentar mejorarlo  para que sea aprobado a la brevedad.




Andrés Solimano y el #AcuerdoCovid: «Aún insuficiente en cuanto al ingreso familiar y falto de representatividad política»

El economista y presidente del Centro Internacional de Globalización y Desarrollo, Andrés Solimano, calificó como una propuesta aún insuficiente el aumento del Ingreso Familiar de Emergencia de cien mil pesos al cual accedió el oficialismo luego de negociar a puertas cerradas con algunos sectores de la oposición.

Asimismo, el exdirector del Banco Mundial acusó falta de representatividad en el Plan Nacional de Emergencia acordado la madrugada de este domingo entre el gobierno, Chile Vamos, el Partido Socialista, el PPD y la Democracia Cristiana.

 

A juicio de Solimano, este acuerdo debió haber considerando un impuesto a los altos patrimonios y el uso de los fondos de las AFP que se invierten en el extranjero para ir en ayuda de las empresas nacionales.

Sin embargo, añadió el experto internacional, el aumento del Ingreso Familiar de Emergencia es una medida insuficiente que además, al ser tardía, acarrea como costo muchas vidas humanas.

 

Consultado por el marco fiscal de 12 mil millones de dólares contemplado por el gobierno en su Plan de Emergencia, el exdirector del Banco Mundial lo consideró exiguo, y sostuvo que un monto cercano a los 20 mil millones de dólares sería el esfuerzo estatal adecuado para contrarrestar los efectos económicos y sociales de la pandemia.

 

Andrés Solimano añadió que el Estado también debiese entregar ayuda económica a empresas estratégicas a cambio de participación accionaria en sus directorios, a objeto de poder fiscalizar el uso de esos recursos.

 

El economista Andrés Solimano aclaró que la inyección de recursos fiscales a grandes empresas debe ir necesariamente acompañado de la representación del Estado en las gerencias, o de lo contrario, se corre el riesgo de que las gerencias saquen dinero del país o lo usen en bonos para sus altos directivos.