Rechazo del mundo político y social por ataques a Pdta. Bachelet en Te Deum evangélico

Su más absoluto rechazo manifestaron distintas autoridades políticas a los ataques y gritos de los que fue objeto la Presidenta de la Republica Michelle Bachelet con motivo del último Te Deum Ecuménico que tuvo lugar el domingo recién pasado.

El primero en manifestar su repudio a estos hechos fue el Diputado y Presidente del Partido Comunista Guillermo Teillier, quien exculpó de toda responsabilidad  al pueblo Evangélico, pues a su juicio detrás de este agravio existen sectores vinculados directamente al candidato de oposición Sebastián Piñera.

 

Para la Diputada de este mismo partido, Karol Cariola la afrenta sufrida por la Mandataria, no solo afecta el principio de pluralismo que debe primar en el país, sino que ataca de manera directa el respeto a la opinión divergente y la voluntad de las mayorías, a propósito de la agenda valórica propiciada por el Ejecutivo, la cual sería el motivo de estos ataques.

 

Como una falta grave y severa a la figura presidencial, así como a la República calificó el Ministro de Desarrollo Social Marcos Barraza los gritos y la desaprobación pública de la que fue objeto la Presidenta Bachelet en el marco del Te Deum, además calificó estas críticas destempladas como injustas, toda vez que ha sido esta administración quien ha promovido iniciativas tan importantes para el mundo evangélico, como es ley de culto.

 

Otra autoridad de Gobierno que repudió lo ocurrido el domingo recién pasado en él Te Deum , fue la Subsecretaría de Previsión Social , Jeannette Jara, quien señaló que resulta impresentable que una invitada –tal como lo fue en esta oportunidad la Presidenta Bachelet , sea desairada de esta forma , afectando de paso el respeto por nuestra propia institucionalidad.

 

Desde la Central Unitaria de Trabajadores, su Presidenta Bárbara Figueroa sostuvo que si bien es legítimo y positivo que una sociedad convivan diversos credos y religiones, esto no significa que estos últimos se sometan a intereses electorales mezquinos, y menos aún menoscaben a nuestra institucionalidad.

 

Una actitud derechamente sediciosa, así catalogó los ataques sufridos por la Presidenta en él Te Deum Evangélico, la máxima dirigente de la Agrupación de familiares de Ejecutados políticos Alicia Lira, pues  a su juicio, los mismos que increparon con palabras de grueso calibre a la primer Mandataria, son los mismos que fueron incapaces de denunciar los crímenes cometidos por la Dictadura. 

 

Consignar que en plena ceremonia religiosa, un grupo de presentes emitió gritos en contra de la Mandataria por la aprobada despenalización del aborto en tres causales, medida impulsada por su administración. Esto, sumado al tono crítico de las oraciones y discursos sobre las políticas impulsadas por La Moneda, provocó la molestia del Ejecutivo.