Partido Comunista planteó su análisis crítico sobre plan “Impulso Araucanía” y pidió salida de Comando Jungla como gesto

El Partido Comunista se refirió al Plan Impulso Araucanía, propuesta que lanzó el gobierno de Sebastián Piñera para enfrentar la situación de los pueblos originarios, en específico, del pueblo mapuche. En una conferencia de prensa que brindó la colectividad, se opinó sobre las principales medidas y objetivos de este plan.

El presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier inició realizando un análisis de esta política de gobierno, aclaró la posición que tomará la colectividad e hizo un importante llamado al gobierno.

 

En la oportunidad, también entregó su análisis el ex ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, quien sostuvo que los anuncios del mandatario son un retroceso en lo que se había iniciado con el gobierno de la Nueva Mayoría, y destacó que las soluciones más allá de dar impulsos económicos a la zona, deben reconocer políticamente al pueblo mapuche y a los demás indígenas de Chile.

 

Por su parte, el Encargado Nacional de Pueblos Indígenas del Partido Comunista, Luis Catrileo, analizó que no ha existido un diálogo profundo entre las comunidades y el gobierno y manifestó que eso causó que este plan fuera directamente en contra de los mapuche.

 

La voz de la juventud también expresó su descontento por las propuestas del Ejecutivo. Marianela Catalán, encargada de pueblos originarios en las juventudes Comunistas, planteó que se está intentando fraccionar la esencia del pueblo mapuche, su cultura y su cosmovisión en medidas que, sostiene, son economicistas.

 

El Partido Comunista recapituló que el Plan Impulso Araucanía es un programa que puede ser altamente peligroso, donde se pretende modificar un artículo que permite el arriendo y venta de tierras a privados; otorga inversión a grandes empresas pero no a las comunidades indígenas;  y que se intenta dar soluciones asistencialistas sin hacerse cargo de manera integral de los pueblos indígenas. Se prevé una gran discusión en el Parlamento.

image_pdfimage_print