Partido Comunista ha entregado ya al Servel 20.300 firmas y confía en que con actual ritmo doblarán la exigencia legal

En medio de las distintas polémicas, discusiones y encuestas sobre candidatos presidenciales, el Partido Comunista prosigue su Campaña de afiliación Gladys Marín, destinada a legalizar la colectividad ante el Servicio Electoral, con la entrega de a lo menos 18.500 firmas válidas de adherentes en todo el país.

Al respecto, el encargado nacional de la campaña de los comunistas, Ricardo Solé, hace un balance en que se ha entregado formalmente a Servel 20.300 fichas de adherentes, pero que cada viernes se entregará otro tanto hasta llegar al 7 de abril, una semana antes del plazo final.

No obstante, el dirigente comunista y encargado del proceso de fichaje, señala que del total de fichas que se entregan, existe el riesgo de que Servel rechace u objete algunas por diversos problemas, por lo que no se debe asumir aires triunfalistas hasta el final del proceso.

A su vez, Ricardo Solé manifestó que el proceso de campaña de fichaje ha significado un golpe vitamínico para restablecer la relación entre la gente y el partido comunista, que en la calle es visto como un partido distinto a los demás.

Finalmente, Ricardo Solé recordó que el Servel distingue entre fichaje de nuevos adherentes, y el refichaje de aquellos que ya estaban inscritos en Servel como adherentes del Partido. Para este grupo el jueves 23 de marzo se realizará una nueva jornada de refichaje en la sede del comité  central, en Vicuña Mackenna 31, de 15:00 a 20:00 horas con la participación de un ministro de fe perteneciente a Servel.