Nuevas medidas y mayor fiscalización anunció Director del Instituto de Seguridad Laboral por aumento de accidentes fatales

Preocupación  surge desde las autoridades producto del aumento en la tasa de accidentabilidad laboral de los últimos meses, particularmente en el ámbito de la construcción y de la minería producto de las muertes de 3 trabajadores en edificios de las comunas de Ñuñoa, San Miguel  y Santiago; también lo ocurrido a los dos mineros atrapados en la Mina Cerro Bayo de la Región de Aysén.

Para el Director del Instituto de Seguridad Laboral, ISL, Jacob Sandoval, desde el Gobierno ya se están tomando medidas concretas en este sentido como la elaboración de un plan tripartito de largo aliento para enfrentar los accidentes laborales, lo que se suma a medidas como la rebaja de la carga pesada de 50 a 25 kilos o la norma que termina con la distinción de obrero y empleado, entre otras propuestas.

 

Aun así, la máxima autoridad del ISL sostuvo que ninguna política pública que lleve a cabo la autoridad será efectiva sino existe una coordinación y trabajo conjunto entre los trabajadores a través de sus organizaciones sociales y los empleadores como sujetos de exigencias en el ámbito de la seguridad laboral.

 

Si bien cifras entregadas por la Superintendencia de Seguridad Social hablan de una disminución de los accidentes de trabajo fatales en un 50 % este 2017 respecto al mismo mes del año anterior, desde el mundo sindical acusan que la tercerización de las labores particularmente en la construcción y la minería han generado una despreocupación  por las medidas de seguridad, lo que está siendo objeto de fiscalización de parte del Ministerio del Trabajo.