Lo nuevo de Elizabeth Morris: trenzando vida y canto.

15 años de carrera cumple la cantautora y compositora Elizabeth Morris, los que se consuman en su último disco “Encuentros y despedidas”, que fue lanzado en noviembre del año pasado.

“Creo que ha sido un trabajo que ha ido creciendo con mucha fuerza porque tiene raíces bien profundas y la gente valora eso”,  nos cuenta en el Programa Todo por la Tarde mientras hablamos de su obra, su relación con la música, su vida en Chile y en el exilio.

Este álbum de Eli Morris refleja tal cual la mención de dos  experiencias: la actual que se expresa en los frutos de su trabajo, y la de su infancia y juventud que conforman  el andamiaje o las raíces sobre los cuales aquellos sobresalen generosos, para finalmente ser el disfrute del público apetente: “Creo que se da cuenta que detrás hay mucho cariños, respeto pasión y honestidad en lo que se hace”, agrega.

Así es como la música permite un encuentro infinito entre tantas despedidas que va demarcando el paso del tiempo. Ejemplo de ello es su single “En blanco y negro”, en donde Elizabeth relata un viaje imaginario en tren que tiene que ver con el recuerdo de su infancia en la Alemania RDA: el andén, los paisajes, sus típicos sonidos, la travesía por el mar Báltico en medio de un transbordador que le permitía llegar hasta donde sus parientes que residían en Suecia: “La historia va mucha más allá de lo personal y simboliza en esto de los trenes y andenes la cantidad de historias humanas que se han vivido ahí. Empecé asociándola a imágenes que todo el mundo tiene de películas en blanco y negro, en donde están los niños despidiéndose de sus padres durante la guerra…me vino una especie de recuerdo universal”, explica risueña.

Elizabeth logra concretar magistralmente aquellas imágenes en música, al igual como Chile en su vida, se materializó por medio de las melodías: “Mi idea de Chile tenía mucho que ver con la música, lo más cercano eran los discos que nos ponían de música chilena: Inti Illimani, Illapu, Violeta Parra, Víctor Jara. Eso era Chile”, señala.

En este trabajo también es posible nuevamente encontrarse con la versatilidad de la artista que trenza ritmos, poesía, vida y obra: “Hay una búsqueda constante, pues no concibo la música como algo quieto. Para mí es importante plantearme un desafío, buscar otra sonoridad, otras texturas, otros ambientes, otras maneras de decir las cosas” Por otro lado, se refiere a los tonos de los actuales procesos creativos: “Hay una búsqueda de simplificación de ciertos aspectos, en las armonías más sencillas un poco ir depurando algunas cosas que tienen que ver con las épocas que vivimos”.

Con una nueva propuesta de banda musical, Elizabeth Morris está levantando y llevando a cabo en distintos escenarios este proyecto. Prontamente se presentará en la explanada del Centro Cultural Gabriela Mistral en el día de La Música Chilena, este 4 de Octubre. Tal evento coincide con la conmemoración de los 100 años del Natalicio de Violeta Parra. Además, nos anuncia que estará en la Feria del Libro junto a la actriz Francisca Gavilán  presentando su repertorio, “Violeteando”.