Jóvenes se unen en rechazo a proyecto “aula segura” y piden debate de fondo sobre educación

Juventudes políticas de oposición entregaron una carta a la Ministra de Educación, Marcela Cubillos, manifestando su rechazo a la forma en que el Gobierno pretende abordar el problema de la violencia en liceos mediante el proyecto de “aula segura”, haciendo además un llamado a abrir un debate de fondo respecto al fortalecimiento de la educación pública y de las comunidades escolares.

Así lo expresó el presidente de las Juventudes comunistas Camilo Sánchez, quien acusó al Ejecutivo de imponer una solución cortoplacista al conflicto y la violencia escolar, pues no entrega respuestas concretas a las problemáticas que sufren diversos planteles de enseñanza, y no integra además a los diversos actores sociales en la conformación de esta iniciativa de ley.

 

Por su parte, la presidenta de las juventudes socialistas Nicole Cardoch advirtió que ningún estudiante en Chile es terrorista como parece interpretar el gobierno con esta propuesta, criticando además que mientras la tendencia social es la integración y la participación escolar, el Mineduc replica con este proyecto “aula segura”, el cual sólo colabora con la arbitrariedad y la exclusión de niños y jóvenes en el país.

 

En tanto el presidente de la juventud Demócrata Cristiana, Manuel Gallardo denunció que  Piñera y su Gobierno incurren en una profunda contradicción pues apenas asumido hablaron de que los niños “son lo primero”, y hoy realizan una caricatura entre estudiantes de primera y segunda categoría, quienes serán expulsados de la enseñanza, engrosando la cifra de 35 mil jóvenes que sólo en la Región Metropolitana no están insertos en el sistema educacional.

 

Del mismo modo, el dirigente juvenil del PPD Fabio Salinas enfatizó que este proyecto de “Aula Segura” del Ejecutivo sólo permitirá de manera irresponsable que los directores de establecimientos educacionales obedeciendo intereses políticos, puedan perseguir a los estudiantes que ejerzan cargos diligénciales dentro de sus planteles, solo por razones ideológicas.

 

Oscar Vargas representante de las juventudes del MIR, denunció que aquellos que hoy son autoridades de gobierno y validaron los crímenes más brutales durante la Dictadura, son los mismos que hoy acusan y criminalización a los estudiantes, quienes día a día sufren la agresión que significa ser reprimidos en las calles o incluso ser afectados por la violencia que significa vivir en un medio ambiente contaminado como ocurre en la zona de Quinteros y Puchuncaví.

 

Desde la óptica de la educación municipal, la concejala comunista por la comuna de Santiago Irací Hassler denunció que esta medida efectista de Piñera y el Mineduc tiene un claro sesgo de discriminación, pues pretende establecer un modelo de enseñanza elitista y excluyente  mediante la expulsión de los alumnos culpados por hechos de violencia.

 

Los noveles dirigentes políticos advirtieron que este proyecto de “Aula Segura”, el cual permite la expulsión inmediata de alumnos vinculados a hechos de violencia sin una investigación previa, omite de manera vergonzosa las disposiciones contempladas en los reglamentos escolares, y prescinde de la opinión y autonomía que debe primar por parte de la comunidad escolar. De igual forma resulta a juicio de los personeros de las distintas juventudes partidarias, una medida efectista e insuficiente pues no ataca los problemas de fondo, concluyeron.

image_pdfimage_print