Grave acusación por uso de menores de edad en violentas protestas de oposición venezolana

El uso de niños por parte de la oposición venezolana durante las marchas violentas quedó demostrado en los últimos días a través de testimonios e imágenes que evidencian cómo algunos pequeños se disfrazan de encapuchados o se dejan hacer fotografías con bombas molotov a cambio de dinero. Uno de esos casos es el de Derwin Mercado, un niño de 10 años de edad que, según denuncia su familia, fue utilizado por una supuesta periodista para hacer una bomba molotov y luego fotografiarlo con el fin de manipular la información.

En este contexto, Julie García, madre del menor, indicó al salir del colegio, que el niño fue interceptado por una mujer que lo obligó a realizar una bomba molotov, sufriendo amenazas para que aceptara su petición.

 

Asimismo, el implicado, Derwin Mercado detalló que la mujer que le pidió hacer la bomba, estaba acompañada de motoristas y que además le pintaron la cara para luego ser fotografiado.

 

A su vez, Yusdalis del Carmen García, tía del menor afectado, manifestó que si no hubiesen visto la foto, el niño no habría contado nada, pero que Derwin fue obligado violentamente a ser parte de este montaje opositor.

 

Finalmente, los familiares del niño de 10 años detallaron que la autora de la amenaza y el montaje sería la periodista opositora Fani Valbuena, quien luego liberó a Derwin, dándole una arepa y 2 mil bolívares antes de dejarlo regresar a su hogar.

Luego, la supuesta periodista publicó la fotografía de Derwin, donde describió a un niño huérfano, prácticamente en situación de calle, que ni siquiera puede asistir al colegio por falta de recursos. Toda una historia inventada para mostrar que un pequeño se une a las protestas contra el gobierno de Maduro.