El gobierno con su actitud en aborto 3 causales y otros avances alcanzados lleva la agenda política a un punto límite de polarización sostiene J. A. Lagos

El dirigente del Partido Comunista, Juan Andrés Lagos, señaló que la cobarde agresión en la vía pública contra la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, debe entenderse en el contexto de su convocatoria a la más amplia unidad social y política de los trabajadores, en la multitudinaria marcha del 1 de mayo, donde ella fue la principal oradora.

Por tanto, aseguró, es un ataque de violencia política en contra de la dirigenta. Al mismo tiempo, Lagos responsabilizó al gobierno de Piñera de llevar las situaciones a un punto límite de polarización.

 

Juan Andrés Lagos dijo que es importante que se esclarezca e investigue el ataque a la presidenta de la CUT, surgido posteriormente a su discurso en el Día de los Trabajadores, donde además exigió al gobierno no violentar a las mujeres, al negarles el derecho a salud por aborto en tres causales, demandas que respaldo Bárbara Figueroa el 1 de mayo.

 

El dirigente comunista denunció que es inconstitucional el boicot político del gobierno contra la ley que despenaliza el aborto en tres causales, por lo que el ministro de salud, Emilio Santelices, debería dar un paso al costado.

 

Por otro lado, Juan Andrés Lagos criticó que Sebastián Piñera atribuya a la oposición la responsabilidad del ambiente político que vive el país. Al respecto, el dirigente comunista aclaró que el mundo progresista no puede guardar silencio frente al viaje privado a Harvard del ministro de Hacienda, Felipe Larraín, financiado con recursos del Estado, o la ilegalidad de las modificaciones al protocolo de objeción de conciencia, introducidas por el gobierno.

 

Juan Andrés Lagos concluyó que es el gobierno el que está llevando las situaciones a un punto límite, generando una situación de polarización bastante alta desde el mandato presidencial de Michelle Bachelet.

image_pdfimage_print