El llamado “Bus del odio” generó amplio y transversal rechazo: Piden legislar sobre la materia

El vocero del Movimiento de Liberación Homosexual, Rolando Jiménez afirmó que en un Estado democrático que tuviera una ley contra la incitación al odio, no debería circular el llamado “Bus de la Libertad”, que este lunes comenzó a rodar en Chile, con mensajes contra la igualdad de derechos para los transgénero, de la mano de CitizenGO Chile, Padres Objetores de Chile y Observatorio Legislativo Cristiano.

Rolando Jiménez condenó cualquier forma de violencia de parte de estos grupos, muchos de ellos fanáticos religiosos que semanalmente amenazan de muerte a su organización.

 

El vocero del Movilh informó que responderán al Bus del Odio, homofobia y discriminación, con el ‘Bus de la Diversidad”, en vista de que el Estado no se hace cargo de esta manifestación de violencia, que se ha extendido a Colombia, México y Madrid, para generar violencia.

 

Rolando Jiménez recordó que el Bus de la Libertad ha estado en otros países, cuando se han discutido temas como matrimonio igualitario, o ley de identidad de género, asegurando que estos grupos intolerantes, son los mismos que se oponen a las tres causales del aborto terapéutico y asesoran a parlamentarios de extrema derecha.

 

Jiménez explicó que la marcha de la máquina chilena arrancará desde la sede del Movilh, se dirigirá a La Moneda, sede del Ejecutivo, para luego dar un “seguimiento informativo y de contrapeso al “Bus del Odio”, como ellos le han llamado.