Campaña de afiliación Gladys Marín entra a recta final y llaman a redoblar esfuerzos para superar con creces lo exigido por Servel

Tras meses de iniciada las jornadas de Afiliación al Partido Comunista con la Campaña Gladys Marín, lo que en un comienzo era una exigencia para legalizar a la colectividad de acuerdo a la nueva ley de partidos políticos, se ha transformado en un espacio e instancia de diálogo con la comunidad a través de la salida a plazas, ferias y el histórico Casa a Casa.

Como forma de apoyo a las comunas en que ha estado más lenta la obtención de firmas de adhesión al partido comunista, la dirección de la colectividad ha encomendado a distintos militantes la tarea de reforzar el trabajo de campaña en comunas y regiones más retrasadas, según expresa el dirigente Juan Andrés Lagos.

Al respecto, René Amigo  es uno de los militantes que está apoyando el trabajo en la región de Aysén y en la ciudad de Coyhaique, donde se espera cumplir la cantidad de firmas exigidas mucho antes del plazo del 14 de abril.

En ese sentido, una de los desafíos que viven en la región, es llegar hasta los sectores rurales más apartados para permitir que históricos militantes puedan firmar su adhesión al partido comunista.

Por su parte y en la Región del Bío Bío, Eleazar Bascuñán ha estado realizando apoyo en el Gran Concepción con sus comunas cercanas, donde también este espacio de contacto y diálogo con la gente ha dado sus frutos en comunas históricas como Lota y Coronel.

Así mismo, en otra región histórica como el norte de Chile, la dirigente Dolores Cautivo valora como una gran oportunidad el poder contactarse con la gente y familias de pampinos de la Comuna de Arica que han adheridos a la campaña de afiliación y han pedido su ingreso como militantes.

Finalmente, los dirigentes llaman a redoblar esfuerzos pues el cumplimiento de las firmas exigidas por la Ley de Partidos Políticos dependerá del Servicio Electoral, ya que Servel debe validad y aprobar cada ficha de fichaje y refichaje que se le entregue.