Actores políticos y gubernamentales se refieren a propuesta presidencial de mejoramiento de pensiones

Tras el anuncio de la Presidenta Michelle Bachelet, que dio a conocer el Sistema de Ahorro Colectivo donde se confirmó un 5% de cotización adicional que no será administrado por las AFPs y se dividirá en  dos partes, permitiendo un aumento promedio de 50% en aquellas de los actuales cotizantes, autoridades ministeriales, políticas y sindicales, se refirieron a este cambio en el sistema previsional, el más grande luego de la imposición de la dictadura.

En este contexto, Jeanette Jara, subsecretaria de Previsión Social, detalló los cambios que busca lograr este proyecto de ley, donde destaca que el 5% de cotización adicional será administrado por un ente público y autónomo, para así lograr maximizar las pensiones.

 

Por su parte, Lautaro Carmona, parlamentario PC integrante de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, valoró la propuesta de la Mandataria, mencionando que esta iniciativa recoge las demandas de la sociedad frente a la crisis de las AFPs.

 

Asimismo, Jorge Pizarro, senador DC, integrante de la Comisión de Hacienda, recalcó que ahora hay que analizar los pormenores del ente que administrará el 5% adicional, pero que si las AFPs no los manejarán, es porque existe un rechazo categórico frente a estas, por no cumplir con lo prometido a los afiliados.

 

En  otro ámbito, la Ministra del SernamEG, Claudia Pascual, indicó que primero se debe avanzar en corresponsabilidad y equidad de trabajo, para que esto repercuta en las pensiones de las mujeres.

 

A su vez, sobre las críticas de la derecha ante estas reformas, Jaime Gajardo, primer vicepresidente de Colegio de Profesores, manifestó que si los grandes empresarios se hacen cargo de la dirección del país,  se profundizará la crisis en el sistema de pensiones.

 

Finalmente, recordemos que la Mandataria anunció que los afiliados tendrán participación en políticas de inversión y en aquellas de solución de conflictos de interés y que las AFP dejarán de tener exclusividad para nombrar directores en empresas en las que invierten los fondos, porque tendrán un rol también los afiliados a través de su Comisión de Usuarios. Además, se crearán incentivos para que el cobro de comisiones esté relacionado con los beneficios reportados a los afiliados, es decir, el afiliado no será el único que asuma el costo cuando haya rentabilidades negativas.