Fernando Carmona ante debate sobre vacaciones legales: «La CPC, Sutil, entienden el trabajo como mercancía y no como derecho»

Un amplio rechazo ha surgido frente a las declaraciones del presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio, Juan Sutil, quién se mostró abiertamente en contra de debatir la ampliación de los actuales 15 días de vacaciones legales, como una forma de mitigar el estrés causado por la pandemia.

Para el economista de la Fundación Instituto de Estudios Laborales, Fernando Carmona, el timonel de la CPC entiende el trabajo como una mercancía y no como un derecho que implica mejorar las condiciones laborales, beneficiando con ello nuestra economía.

 

Fernando Carmona recordó nuestro país es uno de los que cuenta con mayores jornadas de trabajo y menos días de vacaciones tanto de la OCDE como de Latinoamérica, lo que implica altas tasas de trastornos físicos y mentales.

 

Según la mirada de los expertos, el estrés que ha traído este año a los trabajadores se incrementó en muchos casos por las labores a distancia y la crisis sanitaria, por lo que  una extensión de vacaciones entre 3 o 4 días, es una medida que puede  compensar el gran esfuerzo que ha significado  un 2020, y probablemente un 2021, marcados por la pandemia.

*******************

Apuntes de Carmona sobre desempleo del INE:

Periodo septiembre a noviembre 2020, que podríamos considerar el periodo de recuperación de la economía.

Los datos nos dicen que hemos llegado a un desempleo de 10,8%, el cual está fuertemente incidido por los efectos de recuperación que han tenido ambos retiros del 10% de los fondos pensiones, pero además por el ciclo de aumento de empleo en tiempos estivales.

La participación en el mercado laboral a subido un 1,2% con respecto al trimestre móvil anterior y la ocupación en el mercado laboral a subido 1,6%, lo que explica la disminución de la desocupación en -0,8%

La tasa de subutilización 3 que mide el verdadero desempleo en estas condiciones, está en 22,8%. Reflejando el impacto de la crisis en la clase trabajadora.

Si vemos la calidad del empleo que se ha creado, vemos que 186.010 empleos de los 249.000 creados son informales, un alarmante 74% de todos los nuevos empleos. Esto se suma a los empleos creados en los meses anteriores donde la composición de informalidad llegaba al 68%. Estamos saliendo de la crisis con empleos de baja calidad, sin seguridad social y de fácil destrucción.

Esto indica además que no se están creando empleos productivos, por lo que el efecto del empleo sobre el crecimiento económico se tiende a diluir, pero además es esperable que en una segunda ola con medidas de confinamiento se pierdan rápidamente, sería un espejismo de empleo.

Además, son empleo de bajos salarios impactando en una baja intensidad en la demanda agregada del país, por lo que es esperable que no se detenga la oleada de pérdida de empresas en los próximos meses.

Las políticas de creación de empleo vía subsidios que propone el gobierno no lograrán revertir esta tendencia, necesitamos un plan de reactivación con fuerte inversión pública el 2021 si queremos efectivamente crear empleos de calidad, el problema es que la ejecución de inversión pública el 2020 fue de tan solo 68%, demostrando que este gobierno no tiene las capacidades para afrontar la crisis.

Finalmente, un aumento del periodo de vacaciones y una disminución de las horas de trabajo semanales podrían resultar en la creación efectiva de empleo de calidad.